Comida del agapornis

La comida del agapornis cuando nace

Un agapornis es un ave que, a lo largo de su vida, cambia su alimentación varias veces, adaptándose a su edad y a lo que puede comer más fácilmente según su estilo de vida. Por eso, si te interesa la comida del agapornis, esto te va a gustar.

Daremos un repaso por la distinta comida de un agapornis, desde que hace hasta que es un ejemplar adulto. Además te daremos algunos consejos para que puedas introducir todos los nutrientes que necesita tu animal.

La comida del agapornis cuando nace

Imagina que tienes una pareja de agapornis, que han puesto huevos y que, después de unos 20-23 días, empiezan a nacer las crías.

Si son los padres los que se ocupan de ellos no tienes que preocuparte nada más que de proporcionarles más comida de lo habitual, ya que estos se ocuparán de alimentar con esa comida a sus crías. Pero, ¿cómo lo hacen?

Para ello, la hembra se ocupa de comer su alimento para, después, cuando está con las crías, regurgitar. Es decir, vomitarlo en una especie de pasta para que las crías se la puedan comer mejor. Además, suelen ocuparse de meterles la comida en la boca (bastante profundo). Así que es como si les diera de comer algo ya digerido para que se alimenten y al mismo tiempo no tengan problema para digerirlo.

Pero, ¿y si los padres no se ocupan de ellos?

La comida del agapornis cuando nace

Puede darse el caso de que los padres no se ocupen de las crías, bien porque les ha pasado algo (la hembra puede morir en la puesta de los huevos). Bien porque los han rechazado o porque quieres criarlos a mano (aunque en este caso te recomendamos que los dejes al menos 20 días con los padres).

Sea como sea, la comida del agapornis sí va a cambiar con respecto a la de los padres, porque no puedes comer lo que los pájaros y luego vomitarlo.

En este caso, en las tiendas de animales (o a través de Internet) puedes comprar un preparado especial para agapornis (también sirve para otros pájaros exóticos). Con ello podrás preparar una papilla (agua y un cucharón de ese preparado) para poder darle de comer, ya sea con una cuchara o bien con una jeringuilla.

Esta comida lleva todos los nutrientes que necesita el animal para desarrollarse y crecer. De hecho, no vas a notar diferencia entre un agapornis criado a mano de uno por los padres, porque serán iguales. Pero sí que deberás darle de comer más veces que en el caso de los agapornis, cada 2-3 horas (a veces incluyendo la noche).

La comida del agapornis joven

La comida del agapornis joven

Conforme el agapornis va creciendo, es habitual que la alimentación también vaya a ser distinta. Y es que no puede estar toda la vida alimentándose de sus padres, como tampoco comiendo la papilla que le preparadas varias veces al día.

Por eso, es importante que, llegado el momento, comience con otro tipo de alimentación que se tendrá al mismo tiempo que la papilla o que el alimento de los padres.

Hablamos del panizo. El panizo es muy parecido a la alimentación final de un agapornis, solo que es mucho más blandita y más rica para ellos. Se vende en las tiendas de animales en varas y puedes comprar varias de ellas. Es habitual que un solo agapornis se coma una vara completa cuando está empezando a alimentarse por sí solo.

De hecho, cuando lo haga así sabrás que hay que ir reduciendo la ingesta de papilla. O en el caso de que le den de comer los padres, cuando vean que este empieza a comer panizo empezarán a reducir su alimentación para forzarle a que se alimente de esto.

El panizo es muy barato y muy sencillo de conseguir, además de que a los agapornis les encanta. De hecho, no tiene que ser solo para los ejemplares jóvenes. También se lo puedes dar de vez en cuando a los adultos porque lo devorarán en minutos.

Ahora bien, en esta etapa de su vida también se suele introducir otro tipo de comida al agapornis: las frutas. Es una manera de ir acostumbrándole a los distintos sabores. Y, como a esa edad es más curioso, es el momento ideal para que vaya conociendo las frutas y verduras que formarán parte de su alimentación de adulto. Así, una manzana, pera… pueden ser buenas opciones para que las vaya comiendo.

Es recomendable que, si pasadas unas horas no lo ha tocado, o no come más, se lo retires ya que la fruta se pone mala rápido y podría enfermar si come algo que no está en buen estado.

La comida del agapornis adulto

La comida del agapornis adulto

La comida del agapornis adulto no difiere demasiado de la anterior, pero sí que cambia un poco. Y es que, para empezar, debemos cambiar el panizo, que es más blando y tampoco alimenta tanto por el conocido como mijo blanco. Se trata de una semilla muy similar a la del panizo, pero más dura, que han de abrir con el pico para comérsela.

En las tiendas de animales te lo venden suelto, pero también mezclado con otras semillas y pipas, que es perfecto para ellos porque le da muchos de los nutrientes que van a necesitar y, al ponerles difícil conseguir el alimento, siempre tienen el pico ejercitado.

Además del mijo, es importante que sigas proporcionándole frutas y verduras de vez en cuando para ayudarle a que obtenga todo lo que el pienso no puede darle, como son las vitaminas, minerales, etc. Por eso, es tan importante que se le dé desde jóvenes para que se acostumbren a su sabor y sobre todo a comérselo. Si bien algunos agapornis son más reacios a ello.

Aparte, también debe tener un bebedero con agua ya que estos pájaros son de beber mucho. Procura cambiársela todos los días para que la tenga fresquita.

Por último, ten en cuenta que una piedra de calcio puede ser muy necesaria, ya que estos pájaros necesitan un aporte extra de calcio, sobre todo las hembras. Además, les ayudará a afilar sus patas y sus picos. Lo que servirá para que no le crezca en demasía o pueda suponer un problema para el animal a la hora de comer o de beber.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*