Nido de agapornis

nido de agapornis

Tener agapornis es toda una experiencia. No solo porque puedes establecer un vínculo con un animal, sino también porque puedes ser testigo de la reproducción de una pareja, de cómo preparan el nido los agapornis, de cómo crían a sus hijos, y cómo estos se desarrollan.

Pero, muchas veces, en cautividad, los agapornis no se animan a dar el paso debido a que no se les ofrecen las condiciones idóneas. ¿Qué tipo de nido para agapornis necesitan? ¿Y la ubicación? De todo esto, y mucho más, es lo que a continuación vamos a comentar contigo.

Cómo es la reproducción de los agapornis

Los agapornis son también conocidos como los inseparables, o los pájaros del amor. Se les llama así porque son animales que, cuando encuentran a su pareja, no la dejan nunca, llegando incluso a morir de pena si uno de ellos fallece.

Por eso, a la hora de reproducirse, lo harán siempre con la misma pareja. Esta reproducción tiene lugar en los meses más fríos, de noviembre a febrero aproximadamente, pudiendo adelantarse o atrasarse según el tiempo que haga. Además, se produce solo una vez al año, donde tendrán entre 3 y 6 crías.

Sacar adelante a todas no es fácil para ellas, y hay que tener en cuenta la rivalidad entre los hermanos. Así como la ley de los más fuertes. Por eso, que no te extrañe que del nido de agapornis acaben echando a algunas crías, las más débiles. En esa situación puedes hacerte cargo del animal e intentar salvarle la vida, o bien dejarlo como ley de vida.

Qué tipo de nido de agapornis necesitan

Qué tipo de nido de agapornis necesitan

Si estás pensando que los agapornis tienen un nido especial, ya te puedes olvidar de ello. En realidad el nido de agapornis no va a diferir del de otras aves. Sin embargo, sí que puede ser diferente de otros pájaros como los canarios, por ejemplo.

Y esto es porque a los agapornis, así como a otras aves de la familia, se les ofrece un nido completamente cerrado para que puedan mantener mejor el calor y, al mismo tiempo, los dos miembros estén dentro sin estar incómodos. Hablamos de unos nidos cajas. Se trata de una caja hecha de madera.

Eso sí, además del nido de agapornis, necesitarán pelo de cabra, o algo similar, como hojas de palmera, que son habituales en los agapornis, para poder crear una base en la caja y manipularla, con su pico y sus patas, para crear lo que realmente conocemos como nido. ¿Por qué lo hacen? Es una forma de depositar los huevos en una superficie suave y que impida que estos se muevan a lo largo de la caja del nido. Además, cuando nacen las crías es más fácil que estas entiendan dónde deben quedarse para estar calentitas y protegidas.

¿Cualquier caja de nido sirve? En principio, sí. Pero te recomendamos que escojas una mediana o grande para que tengan espacio suficiente. Si pones una muy pequeña, solo podría estar la hembra y, posiblemente, el macho, pero conforme crecieran más las crías se volvería demasiado incómodo y podría haber problemas para cuidarlas como deben.

Para que te hagas una idea, las medidas mínimas que debe tener el nido de agapornis es de 23 cm de ancho, 15 cm de alto y al menos otros 15 de profundidad.

La ubicación ideal del nido de agapornis

La ubicación ideal del nido de agapornis

La siguiente duda que te puedes hacer es con respecto a la ubicación del nido de agapornis. ¿Se pone arriba? ¿Abajo? ¿Por dentro? ¿Fuera? Son dudas normales, pero intentamos explicarte.

En la medida de lo posible, lo mejor es que el nido esté por fuera porque es la forma en que puedes actuar más rápidamente si pasa algo en lugar de tener que introducir la mano (pudiendo alterar a los animales con esa intromisión).

Por eso, se recomienda que la caja se sitúe tapando una puerta de la jaula. Como la mayoría de ellas disponen de dos puertas, con tapar una es suficiente, ya que la otra estará operativa para que puedas echarle comida o limpiarlos fácilmente.

Ahora bien, una recomendación que te damos es que fijes bien la caja. No sería la primera vez que los agapornis empiezan a mover la caja y esta cae al suelo, o se mueve lo suficiente para que los pájaros se escapen, dejando el nido sin protección ni calor. Usa un poco de alambre o cuerda para que no se mueva.

Artículo relacionado:
Cría de agapornis

En caso de que no puedas ponerlo por fuera, tendrás que colgarlo por dentro, aunque te recomendamos que lo pongas en un lugar donde te sea fácil abrir la puerta superior, aunque sea a través de los barrotes, para vigilar el estado del nido de agapornis y estar pendiente de su evolución.

La limpieza del nido

La limpieza del nido

Para finalizar, queremos hablarte sobre la limpieza del nido de agapornis. O más concretamente sobre la NO limpieza. Y es que, desde el momento en que los agapornis se disponen a comenzar con la creación del nido, es importante no molestarlos.

Podemos seguir cómo va todo levantando la tapa del nido y mirando. Pero no te recomendamos que metas las manos o toques demasiado por dentro para evitar que tu olor se quede en el lugar. Si pasa eso, te arriesgas a que el ave acabe rechazando su propio nido o a las crías de agapornis, y debas ocuparte tú de ellas o bien las pierdas por el camino.

El nido de agapornis dejará de cumplir la función aproximadamente a los 2-3 meses. Ese será el momento en que podrás quitárselo y, ahora sí, limpiarlo. Además, podrías guardarlo para el año siguiente, ya que, salvo que se haya deteriorado, suelen aguantar bien varias puestas sin que se rompan (al ser madera es más difícil que debas cambiarlos a menudo).

¿Qué puede hacerte cambiar de nido? Si notas que hay muchos arañazos, algunos profundos, o notas que la propia estructura está despegada, deberías plantearte tirarlo. Lo mismo si notas que hay huecos en el nido, así como astillas u otros problemas que podrían poner en peligro a los animales al moverse estos. Algunos agapornis suelen arañar y picar la madera, con lo que revisarlo antes de colocarlo o de guardarlo no está de más.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*