Arañas venenosas en España

arañas venenosas españa

España es un país muy rico en animales, y en el reino arácnido no iba a quedarse atrás. Se estima que existen más de 1.500 especies de arañas en España diferentes y, aunque todas ellas tienen veneno, muy pocas son venenosas o afectan de manera negativa al ser humano.

Sin embargo, dentro de las miles que hay, algunas de ellas sí pueden calificarse con el adjetivo de arañas venenosas en España. Si quieres saber quiénes son y las características de cada una de ellas, no dejes de echar un vistazo a la recopilación que hemos preparado.

Tipos de arañas venenosas en España

A pesar de que existen más de 1.500 especies de arañas en España (según los expertos muchas más que aún no se han conocido), lo cierto es que de todas ellas hay muy pocas venenosas en la Península Ibérica.

De hecho, solo hemos podido encontrar cinco especies que se consideren venenosas (y de ellas algunas no son mortales para el ser humano). Si quieres saber cuáles son, aquí te hablamos de ellas.

Viuda Negra europea

Viuda Negra europea

La viuda negra europea, Latrodectus tredecimguttatus, es muy parecida en aspecto físico a la viuda negra americana, pero con un patrón diferente. Es oriunda de toda la cuenca mediterránea, pudiendo encontrarla por Portugal, la zona de costa española y Asia central. Le gusta vivir en la corteza de los árboles pero también debajo de las piedras.

Su tamaño puede llegar a los 15 mm y es de color negro con manchas rojas. Y recibe ese nombre tan curioso debido a que, una vez tiene lugar el apareamiento, la hembra se come al macho (un ritual que siempre hacen).

La picadura de una viuda negra europea no es mortal si se coge a tiempo, pero en el caso de los ancianos o los niños, sí que puede llegar a serlo.

Arañas venenosas en España: Araña de saco amarillo

Esta araña de tan solo 10 mm de longitud, es una de las más peligrosas de España. De color amarillo, el veneno que inocula no es mortal, pero sí puede producir un gran dolor a sus víctimas y hacer que, en el caso de personas con alergias, ancianos o niños, la reacción que experimenten sea aún más grave de lo habitual.

Artículo relacionado:
Arañas venenosas

De nombre científico Cheiracanthium punctorium, entre los síntomas que puede provocar están las náuseas, vómitos, mareos, dificultad para respirar o tragar, etc.

Araña violín

Araña violín

La araña violín, Loxosceles rufescens, más conocida como araña violinista o araña del rincón, se encuentra en todo el mundo, con más de 100 especies diferentes que se conozcan. Por eso, no es descabellado que puedas encontrarte con ella en algún momento de tu vida.

Se trata de una araña bastante venenosa y de alta peligrosidad para el ser humano ya que puede producir síntomas graves como gangrena, loxoscelismo (edema, dolor localizado, y la aparición de una «placa» en la zona de la herida de bordes irregulares y dolorosa que puede transformarse en una necrosis).

La gusta vivir en los lugares más oscuros y húmedos, como esquinas, sótanos, piedras, árboles… Y sí, en este caso puede vivir en las casas.

Artículo relacionado:
Tipos de arañas

A pesar de que el veneno no es tan peligroso como otros de los arácnidos, es lo bastante potente como para ser considerada la picadura más peligrosa de la Península Ibérica. De hecho, su picadura, que puede sentirse como una picadura de avispa, en realidad es bastante peligrosa, sobre todo para niños, ancianos o personas alérgicas.

Arañas venenosas en España: Tarántulas o arañas lobo

Tarántulas o arañas lobo

La araña lobo, de nombre científico Lycosidae, es bastante común en Europa y, cómo no, también en España, donde se la conoce con el nombre de tarántulas. Se trata de animales que suelen estar en el suelo, escondidas en pequeñas galerías para atacar a las víctimas que se cruzan a su paso.

Al igual que otras arañas, el macho es más pequeño que la hembra, hablamos de que, mientras que el macho mide entre 19 y 25 mm, la hembra fácilmente puede alcanzar los 27 a 30 mm. Otra diferencia de los sexos es el color del animal. El macho es blanco mientras que la hembra es más parda con manchas oscuras y líneas en la zona de las patas.

Si te pica una araña lobo prepárate para que se te inflame la zona, además de sentir una gran quemazón, picazón y mucha sensibilidad. En ocasiones, para las personas más sensibles o alérgicas, puede oscurecerse la zona del mordisco, produciéndose una necrosis. En casos más graves, podría haber náuseas, vómitos, mareo o pulso acelerado.

Es bastante agresiva y, cuando muerde, lo hace con fuerza, por lo que el veneno que inocula es suficiente para ponerte en alerta. En caso de una picadura de este animal lo más normal y lógico es acudir a urgencias, sobre todo si se dan alguno de los síntomas anteriores.

Artículo relacionado:
Arañas gigantes

Tegenaria campestre o araña vagabunda

Terminamos las arañas más venenosas de España con la Tegenaria camprestre o araña vagabunda. Su nombre científico es la Tegenaria agrestis y es un arácnido que difiere en su tamaño entre macho y hembra. Mientras que el macho puede llegar a mediar los 8-11 mm, en el caso de las hembras son bastante más grandes, de 11 a 15 mm. En cuanto a su color, son en tonalidades marrones o tostadas, pero claras, no suelen ser oscuras.

Perteneciente a la familia de las agelénidas, esta araña sobresale de las demás en sus patas, ya que no están provistas de pelo como es lo habitual, sino que son casi casi lisas.

Su picadura es bastante dolorosa e incluso se ha llegado a decir que provocan lesiones necróticas, pero lo cierto es que, según los estudios, esto no es así.

A pesar de que es originaria de Eurasia, el noroeste de Estados Unidos y el sudoeste de Canadá, lo cierto es que se ha asentado mucho en España, pero no dentro de las casas (no le gusta) sino que la encontrarás más fácilmente en los jardines y los campos.

Finalmente, hemos de decir de esta araña que, si bien tiene un veneno, este no es mortal ni tampoco está considerada como «peligrosa» por lo que, si te muerde, será solo como una picadura de un insecto (algo más molesta quizá).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*