Avispa asiática

Cómo es la avispa asiática

Uno de los animales más “modernos” y también que más asusta, no solo por su tamaño sino también por el daño que produce a otros animales es la avispa asiática. Conocida mundialmente, junto con los efectos que produce, en España también se ha podido ver este ejemplar.

Por eso, si quieres conocer cómo es la avispa asiática, en qué diferencia de la más conocida, qué come, de dónde viene o más datos sobre ella, no dudes en echarle un vistazo a lo que te hemos preparado.

Cómo es la avispa asiática

La avispa asiática, también conocida como Vespa velutina, es un insecto de un tamaño considerable, comparado con otros insectos. La avispa reina puede medir los 3,5 centímetros de largo mientras que, las obreras, tienen un tamaño aproximado de 2,5-3 centímetros. Es, por tanto, más grande y más gorda que una avispa común, si bien hay otra especie que la supera en tamaño (la Vespa crabro).

Tiene un cuerpo donde predomina el color negro y algunas franjas en amarillo claro.

Artículo relacionado:
Avispa africana

Es un insecto con hábitos diurnos por lo que es común verla durante el verano mientras haya sea de día, y por la noche se refugia en su nido.

Tipos de avispa asiática

Tipos de avispa asiática

La avispa asiática, como en otros muchos insectos familia de estos (avispas, abejas, etc.) tienen varias clases o distinciones, cada una de ellas con una función principal a lo largo de su vida. Así, tienes:

  • La avispa reina. Solo hay una por cada colmena y esta se dedica a poner huevos y a ocuparse de las larvas (mínimamente, ya que hay otros que también lo hacen). Al principio de su vida sí se ocupa una primera vez de las larvas, pero cuando las primeras son adultas delega toda función a estas para dedicarse solo a la puesta.
  • Las avispas obreras. Son «los soldados» de la avispa reina, que se encargan de mantener la colmena, agrandarla, llevar comida… Es decir, lo hacen todo para que la colonia siga aumentando y no falte de nada.
  • Las avispas macho. Tanto las avispas macho, como las que veremos a continuación, las hembra, nacen a partir de septiembre, momento en que empieza a perder potencia y vidas la propia colmena. Estos están destinados a la reproducción y nacen unos 15 días antes que las hembras.
  • Las avispas hembra (futuras reinas). Son el futuro de la descendencia de la avispa reina, ya que ellas pueden quedar fecundadas y son las que sobrevivirán cuando la reina muera, ya que toda la colonia desaparece con su muerte.

Las diferencias entre la avispa asiática y la avispa común

Las diferencias entre la avispa asiática y la avispa común

La diferencia entre la Vespa velutina y la avispa común, la que conocemos, o llamada también Vespa vulgaris, reside en su físico. Mientras que la asiática tiene unos colores más oscuros y un patrón negro frente a otros colores, la segunda es más amarilla que negra y su tamaño no supera el centímetro y medio o dos centímetros como mucho.

Además, el nido de ambas es completamente diferente. Mientras que el de la asiática es bastante grande con apertura lateral, pudiendo alcanzar (y superar) el tamaño de una pelota de baloncesto, en el caso de la avispa habitual, este es pequeño y con una apertura en la parte de abajo).

El origen de la avispa asiática

La avispa asiática es originaria de la zona de Asia, de ahí su nombre. Concretamente, hablamos de China, el norte de la India y las montañas de Indonesia. Le gusta vivir en un clima subtropical templado, por eso es que, desde que se descubriera, su área se ha ampliado a Europa.

De hecho, se sabe que entró en Francia en 2004 debido a un barco que transportaba mercancía de Asia (y de polizonte la avispa). Después de colonizar el territorio francés, llegó a España, detectándose por primera vez en agosto de 2010, y siendo actualmente una de las plagas más peligrosas para la supervivencia de otras especies, sobre todo en el norte de la Península.

Su alimentación

La avispa asiática se alimenta de néctar de flores, frutas maduras… Pero también cazan a otros insectos, como son hormigas, mariposas, pulgones… De hecho, también atentan contra otras avispas más pequeñas, o incluso abejas de la miel, mermando en demasía su población. Sin embargo, hay expertos que aclaran que los ejemplares adultos de la avispa asiática en realidad no se alimentan de insectos.

Lo que hacen es atraparlos y llevarlos a las colmenas donde, allí sí, las larvas se los comen.

La reproducción de la avispa de Asia

La reproducción de la avispa de Asia

La reproducción de la avispa asiática comienza en el mes de marzo, cuando inician el proceso para construir un nuevo nido (su tamaño es el de una naranja). Esto lo lleva a cabo la «reina fundadora», y lo hace en colmenas vacías, o incluso en cornisas. Una vez termina de crear su nido, pone los huevos que tardarán entre 30 y 45 días en eclosionar.

A partir de ese momento, la hembra se ocupa de ellas hasta que son adultas (normalmente, por tiempo, para mayo), y es entonces cuando estas pasarán a tomar el control de la colonia, ocupándose de aumentar el nido y de mantener todo. Por su parte, la reina se dedicará a poner huevos y a reproducirse.

La avispa asiática no vive mucho, apenas un año, y cuando la hembra muere, también lo hace toda la colonia, y solo las futuras reinas serán las que continuarán construyendo nuevos nidos y nuevas avispas asiáticas machos y hembras.

De hecho, esto se produce por el otoño, que es cuando empiezan a nacer machos y hembras reproductoras. Y ellos son los que empiezan a aparearse, debido a que las hembras segregan feromonas que atraen a los machos fértiles. Solo aquel al que permita la hembra podrá aparearse con ella.

Si tiene éxito, la hembra quedará fecundada y se convertirá en una nueva reina de una colmena.

La picadura de la avispa asiática

La picadura de una avispa asiática no llega a ser diferente de una picadura de avispa. El problema es que, al ser más grande, la carga de veneno que inyecta en la persona es bastante mayor. Por eso, si se sufre alguna alergia (bien a estos insectos o similares), o se tienen problemas de salud, sí que supondría un peligro para esa persona y llegaría a necesitar asistencia médica.

Artículo relacionado:
Picadura de avispa

En general, la picadura presenta los mismos síntomas que la de una avispa, es decir, una hinchazón grande y enrojecimiento de la piel en la zona, que puede durar 24 horas. Además, el dolor es bastante más intenso que cuando pica una avispa habitual.

En cuanto al tratamiento, este es similar al de una picadura de avispa, es decir, amoniaco, limón, y hielo para frenar el dolor, y dependiendo de la sensibilidad que se tenga al veneno, será necesaria la toma de pastillas o aplicación de alguna inyección de “antídoto” del veneno.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*