Cría de canarios

cría de canarios

La cría de canarios puede ser una experiencia muy bonita. Pero a menudo, tener dos canarios, macho y hembra, no garantiza que vayan a tener descendencia debido a que, aunque en cautividad es fácil que críen, sí necesitan cumplir con una serie de condiciones importantes para que esto se lleve a cabo.

Por eso, en esta ocasión queremos hablarte de cómo es la cría de canarios desde el primer momento, es decir, cuando tienes a una pareja, hasta que estos nacen y abandonan, semanas después, el nido.

De la pareja al primer encuentro

cría de canarios

Lo primero que debes saber cuando tienes una pareja de canarios es si son macho y hembra. Eso no es sencillo, porque tanto un canario hembra como uno macho son muy parecidos entre sí. Lo único que los diferencia es el canto. Los expertos dicen que si un canario canta es porque es un macho; mientras que si no canta o solo gorgetea es porque es una hembra. Obviamente, también se puede saber mirando la parte inferior del pájaro, pero esto no es tan fácil de descubrir cuando no tienes mucha idea.

Sin embargo, una vez sepas que son macho y hembra, debes darlos a conocer. Y es que los canarios, al contrario de lo que creas, no son animales muy sociables, y prefieren vivir solos en una jaula a compartirla con otros canarios. El motivo es que son muy territoriales y si les pones con otros, son capaces de atacarse.

De hecho, si pones una pareja y la hembra rechaza al macho, este es capaz de atacarla por lo que ha hecho, llegando incluso a matarla. Por eso, a la hora de tener éxito para la cría de canarios, es importante que puedan conocerse poco a poco. Lo mejor en estos casos es que coloques las jaulas de cada canario cerca, para que se vean pero que haya separación entre ellos. Es necesario que se acostumbren al otro canario y eso implica dejar que pase el tiempo para que se vuelva algo «normal» el ver a otro pájaro a su lado. No fuerces las cosas, ya que lo que necesitas es que haya un primer encuentro agradable.

¿Y cómo sabes que es agradable? Pues porque el pájaro no se altera, o se pone nervioso. O peor aún, lo ve y muestra una actitud de ataque, por ejemplo con un sonido característico. Si pasa eso, salvo que cambie, va a querer decir que te vas a quedar sin cría de canarios.

La preparación de la jaula y el nido

cría de canarios

Una vez se toleran mutuamente, es hora de juntarlos un poquito más, pero no del todo. Aún.

Para ello, se suele disponer de una jaula amplia, y con separación. En cada hueco metemos un pájaro y así dejamos que, por los barrotes que unen las jaulas ellos se vean y se acostumbren a la presencia del otro.

No es bueno que vayas demasiado rápido, y solo cuando veas que suelen estar pegados uno al otro, que se dan «piquitos», o incluso que se alimentan mutuamente podrás pensar en abrir la jaula para que estén los dos en el mismo espacio. Eso sí, sigue vigilando por lo que pueda pasar. Si ves que se atacan, o que el macho intenta hacer algo más y la hembra lo rechaza, ten cuidado por si hay represalias, es decir, si el macho ataca a la hembra (puede pasar) porque tendrás que separarlos de inmediato (puedes volver a poner la separación y probar suerte una vez más o bien dar por concluida la cría de canarios con esa pareja.

Pero si todo va bien, ahora tienes la jaula ya unida, y ambos campan por sus anchas por el espacio, como una pareja bien avenida. Es entonces cuando debes empezar a proporcionarle lo necesario para la cría de canarios. Es decir: un nido y materiales para construirlo.

El nido suele venir con la jaula que te comentamos, por lo que no será problema. Y en cuanto a los materiales, el más habitual es el pelo de cabra que se compra en las tiendas de animales. Además, es recomendable que cambies un poco la alimentación de los canarios, proporcionándoles alimentos con un extra de calcio y vitaminas (por ejemplo, un preparado especial que venden en las tiendas de animales o una mezcla de huevo cocido con almendra molida que puedes preparar en casa).El objetivo es que se afanen en construir el nido porque, una vez hecho, tendrá lugar el apareamiento y, posteriormente, la puesta de 3-5 huevos que incubará normalmente la hembra, aunque el macho a menudo suele ayudar.

La gestación para la cría de canarios

Una vez los huevos han sido puestos, es recomendable que no se moleste demasiado a los pájaros para que se sientan seguros y los incuben bien. Algunos opinan que, para que salgan todos los huevos a la vez, se deben reemplazar al principio por huevos de plástico. Y, cuando termina de ponerlos todos, cambiarlos por los de verdad. Pero lo cierto es que eso puede provocar que los rechace porque, aun sin quererlo, los impregnas de tu olor, y al final no vas a tener crías de canarios.

Por eso, nuestra recomendación es que dejes a la naturaleza seguir su curso. Durante unos 10-15 días se llevará a cabo la gestación. Así, si pasa más tiempo y ves que ningún huevo nace, puede ser debido a que son huevos vacíos o que ha pasado algo que ha hecho que no nazcan.

La cría de canarios: cómo es

La cría de canarios: cómo es

Si has llegado hasta aquí es porque transcurridos esos días de gestación, las crías de canario han empezado a nacer. Pero debes saber que las crías son muy pequeñas, ciegas y además necesitan ayuda de sus padres prácticamente para todo. Estarán muy débiles, apenas si podrán levantarse a sí mismas, ni siquiera para el alimento, razón por la que los padres tienen que estar más pendientes.

Para empezar, deben darles calor porque no tendrán plumas, alimento, porque han de comer para desarrollarse rápidamente, y otros cuidados para que sobrevivan.

En cuanto al alimento, en las tiendas de animales venden productos especiales para la cría de canarios, como son papillas, pastas de cría o polvos que se echan sobre la comida de los adultos para darle un plus de vitaminas, no solo para las crías, sino también para ellos mismos.

En unas tres semanas las crías de canario pasarán de estar indefensas a desarrollarse casi por completo para salir del nido y empezar a convivir con los padres fuera de este. Ahora bien, se recomienda que los cambies de jaula para darles su espacio. Sobre todo si quieres que pongan una nueva nidada (los canarios son capaces de poner tres nidadas por año).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*