Cobaya peruviana

Cómo es la cobaya peruviana

El mundo de las cobayas es bastante amplio. Hoy día, a pesar de que en las tiendas de animales o en los criadores no vemos muchas especies diferentes, lo cierto es que hay muchos tipos de cobayas. Una de ellas, es la cobaya peruviana.

Si quieres saber cómo es la cobaya peruviana, el carácter que tiene y sus cuidados para tenerla como mascota, no dudes de leer esto. Seguro que te harás una idea de lo que necesita este animal y podrás decidir si adoptar uno o no.

Características de la cobaya peruviana

La cobaya peruviana, también conocida como cobaya peruana, tiene como nombre científico Cavia porcellus. Tiene un tamaño medio, llegando a los 23-27 centímetros de longitud y a estar entre los 700 y los 1200 gramos. Pero lo más característico de este cuy es, sin duda, el pelaje especial que tiene. No solo tiene un pelo largo, sino que este tiene una división en la parte de la cabeza y baja por todo el lomo. De hecho, puede llegar a crecer hasta los 50 centímetros. Otra características, también de su pelo, es que pueden aparecerle dos remolinos.

A pesar de que parece bastante grande, lo cierto es que no lo es, solo lo aparenta por el pelo, pero en realidad tiene una cabeza pequeña y un tamaño muy similar al de otros cuy.

Puede tomar distintas tonalidades de color, siendo los más habituales los de tonos marrones, aunque muchas veces son bicolores (con blanco y negro) o incluso tricolores. Casi siempre su patrón es con esos tres colores.

En cuanto a su esperanza de vida, esta se estima que es de entre 5 y 8 años aproximadamente.

El carácter de la cobaya peruana

El carácter de la cobaya peruana

Al igual que ocurre con otras cobayas, también esta se caracteriza por ser cariñosa y dócil. Pero también es bastante curiosa. Le gusta pasar tiempo contigo y, aunque al principio es bastante miedosa, sobre todo con desconocidos, o incluso contigo mismo al principio, con el paso del tiempo es fácil que te coja confianza e incluso quiera que la acaricies y la mimes durante un buen rato.

Algo que no le gusta es la soledad. Por eso, si eres de los que no puede pasar mucho tiempo en casa, es preferible que, en esos casos, procures que no esté sola. Por eso, se recomienda tener al menos una pareja para que se hagan compañía mutuamente.

Hábitat de la cobaya peruana

Muchas de las cobayas que puedes encontrar en las tiendas de animales son producto de una investigación científica. En otras palabras, son el resultado de haber experimentado genéticamente con los animales. Por tanto, puede que estés pensando que la cobaya peruviana tiene el mismo origen que muchas de su especie. Sin embargo, esta no es así. De hecho, es una de las pocas especies que surgió de manera natural.

Artículo relacionado:
Cobaya teddy

La cobaya peruviana es originaria de los países latinoamericanos. Tal y como su nombre indica, es de Perú, pero también se puede encontrar en Argentina o en Bolivia. El problema es que este animal, en esa zona, es también un animal al que dan caza debido a su carne (más concretamente al sabor que esta tiene) razón por la que no quedan muchas.

Cuidados de la cobaya peruviana

Cuidados de la cobaya peruviana

Tener como mascota una cobaya peruviana no es fácil, ya que no es una especie que suelan traer en las tiendas de animales o que críen muchos criadores. Pero tampoco es imposible. Ahora bien, para proporcionarle un buen hogar es recomendable conocer cuáles son las necesidades que deberás cubrirles.

La jaula de la cobaya peruana

Teniendo en cuenta que la cobaya peruviana no se recomienda que viva «sola», es importante que la jaula que se le proporcione sea lo bastante grande para albergar a, al menos, dos ejemplares de este animal. Así, la dimensión

Has de colocarla en un lugar tranquilo, pero que al mismo tiempo forme parte de tu día a día. No es adecuado que la pongas en el suelo, sino más ne zonas donde pueda verte ya que así le intimidarás menos.

Por eso, intenta encontrar una jaula de, al menos, 70 centímetros de longitud para que tenga el espacio adecuado. Debes saber, además, que necesita que lo saques a menudo para poder ejercitarse y también que juegue, sobre todo si en su jaula no hay suficiente espacio para ello. Muchos lo que hacen es comprar un parque de hámsteres o similar para impedir que curiosee por la casa y se pueda perder, sobre todo al principio ya que tenderá a huir de ti porque es muy miedoso.

Artículo relacionado:
Cobayas de pelo largo

La alimentación de la cobaya peruviana

Uno de los alimentos principales para la cobaya peruviana es, sin duda, el heno. Es lo principal de su dieta, pero no lo único que debes darle. De hecho, necesita también que le proporciones frutas y verduras ya que le complementarán a la perfección con sus vitaminas, minerales, etc. y ayudarán a que tenga una buena alimentación.

Ahora bien, hay que tener cuidado con ellas ya que estas cobayas son muy golosas, y pueden fácilmente caer en el sobrepeso si te descuidas. Eso sí, si ves que no se lo comen, lo mejor es retirárselo para evitar que se pudra o pueda provocarles algunos problemas de salud.

Enfermedades que puede sufrir la cobaya peruana

Y hablando de enfermedades, aquí te vamos a hablar de algunos de los problemas más habituales que pueden tener las cobayas peruanas, que no son pocos:

Para empezar, la deficiencia de vitamina C, provocada por una mala alimentación, puede desencadenar que sufra de escorbuto. Así mismo, debido a que no se controle la temperatura de la zona donde vive, podría generar problemas respiratorios, como gripes, resfriados, neumonías y otras infecciones que afecten a su capacidad pulmonar.

Artículo relacionado:
Cobaya skinny

Los problemas cardíacos son otros de los temas a tratar, así como los problemas digestivos, que se desarrollan en diarreas o estreñimiento, dolores de estómago, etc.

Las infectaciones parasitarias, tanto internas como externas o los problemas de piel son otras de las enfermedades comunes de la cobaya peruviana.

La reproducción de la cobaya peruviana

La reproducción de la cobaya peruviana

La reproducción de la cobaya peruviana no se diferencia de la de otras cobayas. Sin embargo, los más expertos sí recomiendan que, en esta época, se les proporcione una alimentación más adecuada para la época de gestación y cría debido a que la hembra puede perder muchos nutrientes y hacer que tenga un parto más difícil o que incluso pueda enfermar en el mismo.

Lo habitual es que ambos estén en celo, ya que llevan a cabo una especie de «cortejo» a través de las hormonas. De hecho, los machos tienden a ronronear para que las hembras les presten atención. Cuando lo hacen, estos empiezan a mover el trasero de un lado a otro, así como a dar vueltas sobre sí mismo, induciendo así una especie de «baile» para incentivar a la hembra y que haya una respuesta ante él.

En el momento en que tiene lugar el apareamiento, la hembra entrará en una gestación de entre 59 y 70 días de duración, aunque lo habitual es que no pase de 63 días. Es importante que recibe un aporte extra de vitamina C, así como de calcio y otras vitaminas ya que las va a necesitas. Transcurrido el tiempo, la hembra dará a luz a las crías. Si es primeriza, lo normal es que solo tenga 1-2 crías, mientras que en los partos posteriores podría tener 3 crías.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*