Cobaya teddy

Cómo es la cobaya Teddy

Dentro de los roedores, las cobayas son uno de los animales que más llama la atención a los más pequeños. Pero, de ellos, algunas razas captan más la atención que otras. Es lo que sucede con la cobaya Teddy.

Si quieres saber qué es una cobaya Teddy, su personalidad, cuál es su origen y los cuidados que precisa como mascota, a continuación tendrás toda la información que te acercará más a este animal.

Características de la cobaya teddy

La cobaya Teddy, de nombre científico Cavia Porcellus, es un pequeño mamífero de la familia de los roedores que se caracteriza por tener el pelo peludo, encrespado y que le hace parecer un peluche (Teddy se relaciona con un osito de peluche). Este es cortito y muy suave, con lo que dan ganas de acariciarlo continuamente. Su tamaño oscila entre los 23 y 25 centímetros de longitud, mientras que tiene un peso de entre 700 y 1200 gramos.

En general, podríamos decirte que la cobaya Teddy es similar a la cobaya americana, solo que más pequeña de tamaño. Además, tiene una pequeña naricilla que tira hacia arriba (se denomina nariz romana), siendo curvado y ancho.

El pelaje de la cobaya Teddy puede adquirir diferentes colores: blanco, naranja, rojo, negro, marrón… Y puede ser unicolor o bien combinando dos colores, con manchas, rayas, etc.

En cuanto a su esperanza de vida, esta es de entre 5 y 8 años.

El comportamiento de la cobaya Teddy

La cobaya Teddy es un mamífero muy sociable, y también cariñoso. De hecho, le encantará jugar y, si se acostumbra al ser humano, estará siempre al lado de la persona que le cuide. Y es que una de las características de este animal es que se vuelve «dependiente», en el sentido en que necesita que se le preste mucha atención para vivir feliz.

Son también muy territoriales, por lo que, si no se acostumbra desde pequeño a vivir con otras mascotas, incluso de su misma especie, cuando se quiera introducir alguna puede ser muy complicado de lograrlo.

Requiere de atenciones constantes, pero también de mantenerla activa para que haga ejercicio. De hecho, cuando una cobaya Teddy se nota apática, sin ganas de jugar, puede indicar que hay incipiente una enfermedad.

Hábitat

Realmente no podemos decir que la cobaya Teddy sea un animal «natural». Y es que este animal proviene de una mutación genética, igual que otras muchas razas de cobayas. Hay que tener en cuenta que todas las cobayas provienen de América del sur, donde tienen su hábitat natural. Sin embargo, muchas han acabado formando parte de experimentos o, como le ocurre al cuyo Teddy, naciendo de la experimentación con el ADN de varias especies que dieron como resultado su especie.

De hecho, el origen no se sabe a ciencia cierta, más allá de que fueron el resultado de un experimento científico.

Cuidados para tener como mascota una cobaya Teddy

Cuidados para tener como mascota una cobaya Teddy

Si estás pensando en adquirir una cobaya Teddy como mascota, necesitarás satisfacer todas las necesidades que tiene este animal. Para ello, te echamos una mano con lo más importante a tener en cuenta, así que presta atención porque te servirá de guía para cuidarla.

Su jaula

Una cobaya necesita una jaula adecuada. Normalmente esta ha de ser de 120x60x45, y que sea más ancha que alta, ya que no necesita varios pisos, sino espacio suficiente para poder tener distintos espacios: de juego, de «baño», de descanso, etc.

Es importante que la jaula se sitúe siempre en el interior del hogar, donde no haya corrientes de aire y se mantenga una temperatura constante. Conviene que le dé la luz del sol, pero que esta no sea directa, y que se coloque en una zona tranquila, pero donde pueda verte y acostumbrarte a tu presencia.

Artículo relacionado:
Cobaya skinny

Esta jaula tendrás que limpiarla una vez a la semana como mínimo, y desinfectarla mensualmente. Para ello, tendrás que retirar el lecho para cobayas que tengas y fregar todos los barrotes de la jaula para eliminar cualquier ácaro.

Sé consciente que va a necesitar juguetes para no aburrirse, pero al ser un animal de hábitos nocturnos, hay que ponerle algo con lo que no haya demasiado ruido. Además, necesitará un bebedero (normalmente de los que se le ponen a un conejo), madera para roer y que pueda limarse los dientes, un comedero y dispensador de heno, y una cama para cobayas.

La alimentación de la cobaya Teddy

La alimentación de la cobaya Teddy

El alimento principal de la dieta de una cobaya Teddy es el heno. Es el que le proporciona una gran parte de los nutrientes que necesita en su alimentación. Sin embargo, y debido a que no pueden producir vitamina C, necesitan adquirirla a través de la fruta y verdura. La que más le gusta es el calabacín, las fresas, la manzana, la naranja e incluso la guayaba.

En ocasiones, también se le puede dar de comer pellets, siempre que estos estén hechos para cobayas (y si llevan vitamina C mucho mejor). Ahora bien, has de tener en cuenta que, conforme pasan los días, esta va perdiendo propiedades.

Las enfermedades comunes de la cobaya Teddy

Como cualquier otro animal, la cobaya Teddy también puede sufrir ciertas enfermedades que debes tener en cuenta. Estas pueden llegar a ser peligrosas, razón por la que la observación y estar pendiente de su salud, además de proporcionarle una buena alimentación, le ayudará a que su sistema inmunológico esté alto. Para ello, ten en cuenta lo siguiente:

  • Una falta de nutrientes o de vitaminas puede provocar que padezca escorbuto. Esto es una enfermedad causa sobre todo por una escasez de vitamina C.
  • No controlar la temperatura en la jaula de la cobaya puede hacer que se resfríe. De hecho, las enfermedades respiratorias atacan muy rápido a las cobayas y un simple resfriado puede acabar siendo una neumonía que ponga en riesgo la vida de tu mascota.
  • Si no se mantiene una buena higiene, no solo del animal, sino también de la jaula, este se puede infectar de ácaros. Tu cobaya empezará a rascarse muy a menudo y necesitará una desparasitación para librarse de ellos, además de aumentar la limpieza de la zona en la que vive.

Otras necesidades a cubrir

Por último, no debes olvidarte de otras necesidades que hay que cubrir, como por ejemplo el cepillado. Es muy importante que le cepilles el pelo ya que, aunque es corto, al ser más denso, si no se mantiene un buen cepillado puede acabar por perder su brillo y su suavidad.

Artículo relacionado:
Cobayas de pelo largo

Además, has de bañarlo. Esto lo puedes hacer con un champú en seco o bien con baños de arena, que además le gustarán a tu mascota. También lo puedes bañar con agua pero debes tener cuidado de que no se resfríe (has de procurar que la temperatura tanto del agua como del ambiente sean la adecuada) y tampoco hacerlo muy a menudo porque su piel es muy seca y puede no venirle bien.

Tanto las orejas como las uñas has de controlarlas. Las primeras, porque crea mucha cera y hay que limpiárselas a menudo para evitar que esta se le acumule. Y en las segundas, las uñas le crecen mucho así que tendrás que cortárselas de vez en cuando, pero siempre evitando la zona rosada de la uña (ya que puedes desangrarlo).

Cómo se reproduce

Cómo se reproduce Cavia Porcellus

La reproducción de la cobaya Teddy es igual que la de otras cobayas. Una vez acepta a la pareja, y tiene lugar el apareamiento, la hembra pasará por un periodo de gestación de entre 50 y 70 días. Así, dará a luz entre 3 y 5 crías, que se alimentarán de la leche de la madre por 3-4 semanas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*