Cocodrilo de agua salada

Cocodrilo de agua salada

Si tuviéramos que hablarte de un reptil que fuera considerado el más fiero y el más grande del mundo en la actualidad, sin duda sería el cocodrilo de agua salada. De hecho, un ejemplar ostenta el Récord Guinness al medir 8 metros y pesar cerca de 2.000 kilos.

Así que, si quieres saber cómo es el cocodrilo de agua salada, dónde vive, el tipo de alimentación que sigue, o la reproducción, echa un vistazo a esta ficha que te hemos preparado.

Características del cocodrilo de agua salada

El cocodrilo de agua salada, de nombre científico Crocodylys porosus, es también conocido por cocodrilo marino (el nombre más identificado con él), de estuario o cocodrilo poroso. Se trata de un reptil considerado el de mayor tamaño del mundo, lo que hace que tenga un tamaño considerable. Hablamos de que puede alcanzar los 6-7 metros de longitud, y un peso que rondaría los 1000-1500 kilos. En este caso, los machos y las hembras difieren en tamaño y en peso; mientras que los machos tendrían las medidas especificadas, en el caso de las hembras es habitual que no pasen de los 3,5 metros, mientras que su peso se queda en unos 500 kilos.

Destaca la cabeza, que difiere de otras especies de cocodrilos ya que la de este es grande y con bastante volumen, de ahí que sus mandíbulas y hocico, a la hora de morder, sean muy poderosos. Entre los ojos, también tiene un detalle que otras especies no tienen, y es que posee unas protuberancias óseas, llamadas crestas, que son características de este tipo de reptil.

Artículo relacionado:
Cocodrilo del Nilo

Además, dispone de un total de 66 dientes que se encargan de atrapar a la victima y no dejarla escapar (de hecho, ejercen una presión de más de 1700 kilos).

En cuanto a su piel, está recubierta por escamas muy duras y fuertes, de un color verde oscuro o incluso gris, aunque en la parte ventral el color es mucho más claro, llegando incluso a ser blanco o marfil. Sin embargo, no hablamos de un color único y definido, porque este cocodrilo tiene manchas oscuras, o incluso rayas, que recorren todo su cuerpo desde la cabeza hasta la propia cola.

Al igual que le ocurre a otros reptiles, no dispone de termorregulación, es decir, no es capaz de regular su temperatura, por lo que tiende a pasar mucho tiempo en el sol para calentarse, de ahí que sea fácil avistarlo fuera del agua. Eso sí, sus patas, como las de otros cocodrilos, son cortas, a pesar de que, en el agua, es capaz de nadar con bastante rapidez (a unos 43-45 km/h).

El comportamiento

Características del cocodrilo de agua salada

En cuanto su comportamiento, el cocodrilo de agua salada es muy agresivo, por naturaleza. En el caso de los machos, son además territoriales y no toleran a otros miembros de su misma especie, menos aún si son machos adultos. Sin embargo, no tienen problemas con la convivencia de las hembras. En otras palabras, no pueden vivir con machos, pero sí con hembras.

Se sabe que a la hora de comunicarse utilizan varios tipos de vocalizaciones en cuanto a silbidos, gruñidos o bramidos.

Este cocodrilo permanece mucho tiempo sumergido en el agua, pero cuando necesita obtener calor debido a que su cuerpo está frío, pasa tiempo fuera del agua en las rocas, a fin de calentarse. Sus hábitos no tienen por qué ser solo diurnos o nocturnos. De hecho, por el día en ocasiones estará fuera del agua tomando el sol, y por la tarde-noche se sumergirá en el agua.

Artículo relacionado:
Cocodrilo marino

Hábitat del cocodrilo marino

El cocodrilo marino es un animal que está diseminado por una parte del mundo. Hablamos de Malasia, Bangladesh, Sri Lanka, norte de Australia, este de la India, Indonesia, Vietnam… En toda esa zona delimitada se pueden encontrar ejemplares de esta especie.

De hecho, su hábitat ideal son lagos, marismas, aguas salobres, pantanos… siempre que sean de agua salada. Aunque son capaces de adaptarse a vivir en agua dulce, lo que hace que sean aún más peligrosos porque también puede recorrer grandes distancias.

La alimentación del cocodrilo de agua salada

La alimentación del cocodrilo de agua salada

El cocodrilo marino es un carnívoro por naturaleza. Además, debido a su tamaño y su peso, requiere de una gran cantidad de comida a diario. Por lo que su día a día consiste básicamente en tomar el sol y cazar. En cuanto a su dieta, los alimentos que suele comer son todo tipo de animales que se ponen a su alcance, es decir: mamíferos, cocodrilos más pequeños, serpientes, aves, peces, crustáceos… Pueden incluso atacar a animales de gran tamaño, como cerdos, monos, búfalos…

A la hora de cazar, son astutos y oportunistas. Normalmente se meten bajo el agua y se van acercando a su presa poco a poco para atacar de manera sorpresiva y así impedir que haya una reacción por parte de su víctima que la haga escaparse de él. Una vez la atrapa con su boca, tira de ella hacia el agua. Allí, en lugar de matarla, lo que hace es inmovilizarla hasta que esta se ahoga. Es entonces cuando procede a comérsela.

La reproducción del cocodrilo marino

La reproducción del cocodrilo marino

Un cocodrilo de agua salada es sexualmente activo a los 16 años (en los machos) o a los 10-12 años (en las hembras). En ese momento, la mejor época de reproducción para ellos es la época de lluvias. Hablamos de noviembre a marzo. Además, la puesta no se realiza en agua salada, sino en embalses de agua dulce.

En este caso, sobre todo si hay varios machos, estos pelean entre sí para saber quién va a cortejar a la hembra. El vencedor, se acercará a ella y empezará a emitir algunos sonidos característicos del apareamiento. El objetivo es llamar la atención de la hembra y que esta esté receptiva para él. Una vez se lleva a cabo el apareamiento, será la hembra la que se encargue de hacer un nido donde depositará unos 60 huevos. El sexo de los huevos se ve influido por la temperatura. De esta forma, cuando la temperatura es mayor de 31,5 grados, hay más probabilidad de que nazcan más machos que hembras.

Los huevos eclosionan en unos 90 días y será la madre quien, metidas las crías en su boca, los transportará al agua, para enseñarles a nadar y a cazar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*