Cocodrilo marino

alimentación del cocodrilo marino

El reptil vivo de mayor tamaño en todo el mundo es el cocodrilo marino. Su nombre científico es Crocodylus porosus, y pertenece a la clase Sauropsida. La evolución de estos animales ha sido muy lenta y es considerado como uno de los animales más peligrosos y tenidos por sus feroces ataques.

En este artículo te vamos a contar todas las características, hábitat, alimentación y reproducción del cocodrilo marino.

Características del cocodrilo marino

Características del cocodrilo marino

Esta cocodrilo tiene algunas características que lo hacen ser una especie única. El macho adulto alcanza unos 5 metros de longitud. Es considerado como el reptil más grande del mundo y pesa entre 600 y 1.000 kilos. Se ha mencionado la existencia de ejemplares que han llegado a los 6 metros de longitud y a pesar 1.360 kilos. Normalmente la hembra tiene un menor tamaño y peso.

Estos reptiles poseen grandes mandíbulas y unos colmillos muy afilados. La cabeza difiere con el resto de otras especies de cocodrilo por tener un gran volumen y tamaño. Las prominencias óseas ubicadas entre los ojos son una característica diferencial de esta especie. Su hocico tiene mucha fuerza y es capaz de atacar a sus presas con gran velocidad. Su piel está recubierta de escamas que varían su color entre verde oscuro y gris. En la parte ventral tienen tonos más claros como lo es el color crema, marfil o blanco. Posee algunas rayas o sombras con un color más oscuro en la parte del lomo y en la cola.

Tiene gran capacidad para poder nadar altas velocidades, por lo que se puede desplazar con bastante facilidad. Se ha llegado a ver a cocodrilos marinos alcanzar velocidades de nado de 43 km/h. Estos animales pueden ver si ningún tipo de impedimento bajo el agua. Esto les permite tener gran capacidad para poder vigilar los movimientos de su presa antes de atacar. Es así como aumentan las probabilidades de éxito en la caza.

Al igual que otros reptiles no es capaz de regular la temperatura de su cuerpo por sí solo. Son animales de sangre fría que necesitan salir del agua y exponerse al sol. Es así como consigue en regular su temperatura ante las bajas temperaturas del agua marina.

¿Cuál es su comportamiento?

Cocodrilo marino

Estos reptiles se desplazan gracias a sus apéndices que sirven para poder impulsarse. Se vuelven lentamente con todo el vientre y su desplazamiento requieren gran cantidad de energía. Esto hace que prefieran mantenerse debajo del agua donde nadan a mayor velocidad. Para poder impulsarse utilizan todo su vientre y sus apéndices. Sólo se les puede encontrar en tierra por la necesidad de el calor solar.

Tal y como ocurre con otros reptiles no tiene ningún sistema que le permite regular la temperatura por sí solo. Por ello, requiere de exposiciones del sol durante bastante tiempo. Es considerado uno de los animales bastante inteligentes y tiene capacidad para poder solventar diversas situaciones en las que se puede enfrentar a diario. Por ejemplo, puede enfrentarse con facilidad a cambios que ocurren en su alrededor. Gracias al adaptación a los cambios ambientales de su ecosistema y las especies adyacentes ha podido sobrevivir durante miles de millones de años. Otra de las cualidades por las que destaca el cocodrilo marino es la efectividad con la que ataca a sus presas.

Tal y como hemos mencionado antes, este reptil no tiene ningún tipo de límite para poder ver debajo del agua. Dado que tienen una visión bastante buena en el ambiente marino pueden observar a sus presas de forma cuidadosa. Es un animal que se torna violento a la hora de resguardar el territorio donde vive. Incluso para los animales de su misma especie los cocodrilos marinos más jóvenes son los que buscan sus propias áreas para vivir. Esto nos convierte en animales muy territoriales. Intentan evitar los enfrentamientos con los individuos más fuertes y que ya están establecidos en un espacio en concreto.

Para poder comunicarse entre ellos emiten gruñidos y sonidos siguiendo ciertos patrones melódicos. Se piensa quiere es la forma en la que tienen de comunicarse entre sí. Ya sea para avisar de una posible amenaza, en época de cortejo o cuando tiene lugar la eclosión de los huevos. Existen algunos estudios científicos que intentan verificar estos sonidos y el estudio de sus patrones para averiguar cómo se comunican entre ellos.

Alimentación del cocodrilo marino

el reptil más grande del mundo

Este animal se alimenta principalmente de varios alimentos de origen animal. Su dieta y es carnívora. No es exigente a la hora de alimentarse y es capaz de aguantar varios días sin comer. Tal y como hemos visto en su comportamiento, es un animal bastante pasivo con gran paciencia para atrapar a sus presas. Y es que requiere de un ahorro de energía para no malgastar dicha energía en capturar a las presas.

Cuando el animal es aún pequeño prefiere alimentarse de pequeños peces, insectos y otros reptiles de menor tamaño. Conforme crecen y alcanzan su madurez aumenta su apetito voraz. Es así como requiere una mayor cantidad de comida y capturan a la monos, caballos y ganado vacuno. También se puede llegar a nutrir de tiburones y hasta personas si a encontrar la ocasión.

Muchas de las presas llegan hasta las zonas con agua y son atrapados y ahogados por los cocodrilos marinos. Estos animales son capaces de aguantar dos horas sumergidos dentro del agua si la necesidad de salir para respirar.

Cómo se reproducen

La reproducción de los cocodrilos marinos comienzan con el macho. La edad de apareamiento comienza a los 16 años. Las hembras pueden comenzar a aparearse entre los 10 y 11 años de edad. El cortejo es característico por la agresividad entre los machos. A pesar de que nos enfrentan en una pelea física, dedican bastantes horas a evitar que ninguno de los otros se acerque a las hembras. De esta forma consigue mantener el territorio y mantenerse activo hasta que uno de ellos se cansa o se retira.

El periodo de gestación de la cría es de aproximadamente 13 semanas. En cada puesta se pueden tener entre 40 y 90 huevos. Esto hace que la hembra tenga que dedicar unas cuantas semanas a construir un gran nido en la tierra. El lugar que escoge para ello es un sitio que este retirado del agua para evitar que los huevos se inunden.

A los tres meses las crías comienzan a romper los huevos y es salir. La Madre se encarga de ayudar a romper el huevo y rompen las cascadas. Luego los traslada en su boca al agua. La mayoría de las crías mueren, por lo que sólo sobrevive el 1%.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el cocodrilo marino.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*