Conejos como mascotas

Los conejos como mascotas son ideales para niños

Cuando se trata de escoger un animal doméstico para hacernos compañía, debemos intentar ser lo menos egoístas posible y pensar en la mascota. ¿Tenemos tiempo para cuidarla? ¿Podemos asumir los costes económicos? Los conejos como mascotas son ideales para muchas familias, ya que no requieren tantos cuidados como otras especies. Pero ojo, que también dan trabajo, también necesitan atención y horas de juego, y también hay que llevarlos al veterinario de vez en cuando.

En este artículo vamos a explicar qué se necesita para tener conejos como mascotas, cuáles son sus cuidados básicos y qué inconvenientes pueden presentar estos adorables animalitos.

¿Qué se necesita para tener un conejo como mascota?

Los conejos como mascotas requieren una serie de cuidados básicos

Tanto si quieres tener conejos como mascotas como cualquier otro animal doméstico, hay una serie de cosas que siempre debes tener: Amor por los animales, paciencia, tiempo y dinero. Cualquier mascota puede provocar destrozos en casa o ponerse enferma. De ahí que sea tan importante tener paciencia y también dinero, pues los veterinarios no suelen salir muy baratos. Además, hay que tener en cuenta que los animales no sólo requieren tiempo de juego y mimos, si no también para su higiene. Sobre todo cuando se trata de mascotas que suelen estar en jaulas. Al igual que nosotros limpiamos nuestro hogar con cierta frecuencia, también ellas necesitan un espacio limpio.

Una vez tengas claros estos aspectos, vamos a comentar algunos objetos que no deben faltar si lo que quieres es adquirir conejos como mascotas:

  • Una jaula grande.
  • Heno para conejos, que es el alimento principal de su dieta, y más comida para ellos, como por ejemplo pienso.
  • Palitos de papel ecológico para cubrir el suelo de la jaula.
  • Una esquinera donde puedan hacer sus necesidades.
  • Un bebedero tipo vaso o un bebedero tipo biberón, dependiendo de la costumbre del conejos. Esto es muy importante, pues no sabrá beber del bebedero si no está acostumbrado.
  • Un espacio amplio para que el conejo pueda corretear un poco fuera de su jaula. Puede ser una habitación, el piso o la casa, o un recinto en el jardín, terraza o balcón. Es importante nunca dejar a los conejos en el exterior sin estar alguien presente, pues se nos podría colar algún depredador.
  • Un cepillo.

Conejos como mascotas: Cuidados básicos

Claro está que no sólo basta con proporcionarle al animal todo lo necesario, si no que también hay que brindarle los cuidados básicos que requiere. En el caso de los conejos como mascotas, es importante saber que son generalmente unos animales muy sensibles a la temperatura y a varios factores más. Por ello también es necesario saber qué necesita nuestra mascota.

En el caso de los conejos, necesitan una jaula amplia y limpia. Lo ideal es que sea tan alta que el animal quepa estando de pie. Es de suma importancia que siempre haya heno disponible, ya que es la base de su alimentación. Además, existe pienso específico para estos mamíferos de orejas largas. Podemos completar su alimentación con vegetales, pero para ello debemos saber qué verduras pueden comer los conejos. A parte de la comida, es imprescindible que los conejos tengan acceso en todo momento a agua fresca. Hay que cambiarla cada día, como máximo cada dos.

Artículo relacionado:
Qué comen los conejos

Para asegurarnos de que está correctamente a nivel intestinal, debemos fijarnos en los deshechos de los conejos. Las heces deben ser pequeñas, redondas y compactas. Cualquier cambio debe ser notificado al veterinario lo antes posible. También hay que destacar que los conejos hacen muchas cacas a diario, al igual que pis. Este debe ser denso y de color amarillento.

Otra tarea necesaria es el cepillado. Cada tres meses, más o menos, estos animales cambian el pelo, provocando una caída extrema del mismo. Durante este período deberíamos cepillarlos con mucha frecuencia, en algunos casos hasta una vez al día. Al contrario que los gatos, los conejos no son capaces de vomitar el pelo que ingieren al lamerse, pudiendo provocarles una parada gastrointestinal bastante grave.

Conejos como mascotas: Veterinario

Como ya hemos mencionado anteriormente, es vital tener algo de dinero por si surge alguna emergencia veterinaria. Los conejos también pueden sufrir una serie de enfermedades a lo largo de su vida, a parte de los controles habituales que se deben hacer. Para que estas mascotas estén bien atendidas, debemos buscar un veterinario especializado en animales exóticos, que incluye también a los conejos.

Artículo relacionado:
Enfermedades de los conejos

Antes de adquirir conejos como mascotas, debemos ser conscientes de que conllevarán unos gastos veterinarios anuales, pues es necesario vacunarlos dos veces cada año. También es altamente recomendable esterilizarlos con el fin de prevenir el cáncer, que suele aparecer con bastante frecuencia en esta especie, especialmente el de útero en el caso de las hembras. No obstante, lo mejor es consultar a un veterinario.

¿Qué es lo malo de tener un conejo?

Los conejos como mascotas suelen ser muy dóciles

Generalmente, los conejos son unas mascotas geniales, especialmente si no disponemos de mucho espacio. También son perfectas para niños pequeños, pues no requieren tantos cuidados como los perros, por ejemplo. Entre sus principales ventajas se encuentran su inteligencia y su fácil manutención. También hay que destacar que no requieren tantos cuidados veterinarios como otros animales y que son unas mascotas muy dóciles si se les acostumbra bien al ser humano.

Sin embargo, hay algunos inconvenientes que se deberían tener en cuenta antes de adquirir conejos como mascotas:

  • Las jaulas pueden llegar a oler bastante mal si no se limpian con cierta frecuencia.
  • Al igual que todos los roedores, son animales nocturnos, por lo que pueden llegar a molestar por la noche.
  • La esperanza de vida de los conejos es bastante corta en comparación con otros animales domésticos.
  • Pueden volverse asustadizos si no se les manipula de forma seguida. En tal caso pueden llegar a morder y a hacer daño con sus patas traseras con el fin de defenderse.
  • Son muy escapistas.

Con toda esta información ya sabemos lo mínimo necesario para poder decidir si adquirir conejos como mascotas o no. Claro está que son unos animales monísimos, pero, al igual que todas las demás mascotas, requieren ciertos cuidados básicos, tiempo y costes económicos que debemos asumir.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*