Razas de conejos

Cada raza de conejo tiene su propio carácter

Como no suelen haber muchas razas de conejos domésticos distintas en las tiendas de animales, muchas personas desconocen el gran número que existe de ellas. Sin embargo, conocer las características de las más populares puede ser algo muy conveniente para las expectativas que puedan tener los futuros dueños.

Al igual que pasa con otras razas de animales, como de perros o de gatos, también los conejos pueden tener un carácter más o menos cariñoso y amigable, según el tipo que sean. También puede variar el tipo de cuidado que requieren, sobre todo en lo que implica el pelaje y la piel del animal. Para ayudaros un poco a aclararos, vamos a hablar un poco sobre las razas de conejos domésticos más conocidas y cómo elegir bien una mascota de esta especie.

¿Cuáles son las razas de conejo más conocidas?

Los cuidados que requieren los conejos varían según la raza

Cuando solemos pensar en estas mascotas, tendemos a creer erróneamente que todas tienen un carácter similar: cariñoso y sociable. Otro error común que cometemos es pensar que, al no tratarse de perros, no requieren tantos cuidados en cuanto a la higiene. Pues bien, las diferentes razas de conejos no se distinguen sólo por su físico, si no también por el carácter que pueden tener y por los cuidados específicos que requieren. Por eso es importante conocerlas antes de adquirir una. A continuación hablaremos de las razas de conejos más conocidas.

Lop inglés

¿Alguna vez os habéis preguntado cuál es el conejo con las orejas más largas? Pues esta es la respuesta: el lop inglés. Como sus grandes orejas son caídas, rozan el suelo en todo momento. Es una raza de conejo doméstico de tamaño mediano y con patas grandes. En cuanto a su carácter, es muy calmado, amistoso y juguetón. Además, es considerado un conejo fácil de entrenar debido a su inteligencia.

Conejo belier

El conejo belier es la raza de conejo más conocida

Probablemente el conejo belier sea el más conocido de todos, no por su nombre, pero sí por su aspecto. Se caracteriza especialmente por sus orejas caídas que le dan un aspecto muy tierno. La verdad es que ese físico tan adorable que tiene se complementa muy bien con su carácter, pues es muy cariñoso y tranquilo. Además, resulta ser una mascota muy juguetona y sobre todo inteligente. Tanto, que incluso puede llegar a aprender órdenes básicas y algunos trucos. A pesar de su carácter tan bueno, algunos individuos rechazan ser cogidos en brazos. Podemos encontrar esta raza de conejo de tamaño normal y en miniatura, que en el caso de los conejos se les denomina «enano».

Conejo cabeza de león

¿Adivináis a qué viene el nombre? El conejo cabeza de león se llama así por su característica principal. Y es que tiene una diversidad de pelaje muy notoria que resulta especialmente frondoso y largo alrededor de la cabeza, como es el caso en los machos de los leones. Se trata de una mascota muy bonita, pero no es la más recomendable para niños. Este tipo de conejo tiene un carácter bastante más introvertido y tímido que las demás razas. Incluso puede llegar a ser agresivo cuando se siente inseguro y trata de defenderse.

Conejo gigante flamenco

Otra de las razas de conejos más conocidas es la del gigante flamenco. Como cabe esperar, su rasgo principal es su tamaño que resulta especialmente grande, similar a una liebre. Aunque pueda parecer muy guay, la realidad es que tiene una esperanza de vida menor en comparación con las demás razas, por su morfología. Este tipo de conejo doméstico vive de media unos cuatros años. Tiene un carácter tranquilo y es afable con los humanos, puede llegar a acostumbrarse a ellos pero sin un afecto constante.

Conejo de angora

El pelaje del conejo de angora requiere muchos cuidados

También el conejo de angora destaca por su carácter especialmente sociable y su receptividad en cuanto a los seres humanos. No obstante, esta raza presente una pequeña dificultad: Tiene un pelaje fino y largo. Como tiende a enredarse, esta raza requiere más tiempo para su cepillado e higiene. Además, al igual que pasa con los gatos, el conejo de angora se lame mucho para limpiarse, provocando que vomite bolas de pelo con cierta frecuencia. A pesar de ello, es una mascota estupenda.

Conejo arlequín japonés

El arlequín japonés también es una de las razas de conejos más conocidas. Se puede reconocer fácilmente gracias a un patrón de su pelaje: Tiene dos o tres colores que están distribuidos a modo de franjas que atraviesan su cuerpo. A parte de ser un animal guapísimo, también destaca por ser uno de los conejos domésticos más juguetones e inteligente. Es capaz de aprender órdenes básicas con bastante facilidad.

Mini Rex

De todas las razas de conejos, el Mini Rex se caracteriza por su pelaje aterciopelado

A pesar del nombre que tiene, el Mini Rex es un animal muy tranquilo, silencioso y dulce. Generalmente, es un conejo amigable con los niños, pero hay que tener cuidado a la hora de cogerlo o sujetarlo. Si es la primera vez que tenéis a un conejo como mascota, esta raza es de las mejores opciones. El pelaje de este animal es aterciopelado y corto y sobresale un poco del cuerpo. Como la capa externa del Mini Rex es más corta en comparación con la mayoría de razas de conejos, su capa interna resulta ser especialmente aterciopelada y suave.

Conejo holandés

Contrariamente a lo que pueda sugerir el nombre del conejo holandés, este no se originó en Holanda, si no en Inglaterra. Se trata de una raza de conejo doméstico muy popular por su patrón de colores del pelaje, que es blanco y negro. A pesar de ser considerada una raza de conejo pequeño, es más grande que los denominados conejos enanos, que son especialmente pequeños. Sin embargo, existe una variante enana del conejo holandés.

Son animales muy tolerantes y tranquilos, convirtiéndolos es unas mascotas excelentes. Al contrario que otras razas, estos conejos sí soportan ser cogidos y acariciados con frecuencia. Por ello son una de las mejores razas para hogares con niños. Pero hay que destacar que requieren una buena socialización, si no pueden llegar a deprimirse por pasar demasiado tiempo en su jaula, sin poder correr ni jugar.

¿Cómo elegir un conejo como mascota?

Conocer las características de las razas de conejos puede ayudarnos a escoger uno

Una vez que hayamos escogido entre tantas razas de conejos domésticos, fijándonos sobre todo en su carácter, debemos plantearnos si el tamaño de este animal es el adecuado. Esto dependerá sobre todo de nuestro espacio disponible y del tamaño de la jaula. En el caso de que queramos tener a nuestra mascota en una terraza, en un balcón o incluso en el jardín, deberíamos optar por una raza grande, ya que estos son más robustos.

Otro tema al que le dan muchas vueltas las personas es si coger a un macho o a una hembra. Pues bien, puede resultar bastante difícil distinguir los dos géneros cuando los conejos son jóvenes. Sin embargo, a medida que van creciendo, las diferencias entre ambos se vuelven más evidentes.

En este aspecto, lo único que realmente debería preocuparnos es la salud del animal. Las hembras de los conejos suelen ser más propensas a desarrollar un comportamiento destructivo y a sufrir diferentes enfermedades si no se esteriliza. Asique, a no ser que queramos que tenga crías, la mejor opción es operarla. A pesar de que también es recomendable castrar a los machos, sí que es cierto que tienden menos a desarrollar enfermedades relacionadas con su aparato reproductor. De todas formas hay que destacar que, normalmente, se vuelven más cariñosos y calmados después de la esterilización.

También debemos tener en cuenta la cantidad de tiempo que le podemos dedicar a nuestro conejo. Realmente, esto es algo a valorar siempre que queramos adquirir un animal. Algunas razas de conejos tienen muchísimo pelo. El cuidado que requiere el pelaje de algunas razas es constante, pues hay que cepillarlo regularmente. Si vamos a adquirir una mascota, debemos pensar en el animal y no centrarnos sólo en lo que nosotros queremos tener. Debemos ser realistas a la hora de pensar si podemos cubrir sus necesidades.

Cómo escoger un conejo sano

Finalmente queda por determinar el estado de salud del animal. Es fundamental comprobar que el conejo esté fuerte y sano. Para ello podemos fijarnos en algunos detalles del aspecto físico de los animalitos:

Artículo relacionado:
Enfermedades de los conejos
  • Estado físico: Debemos comprobar que no esté obeso ni demasiado delgado. También es importante revisar que no tengan zonas del cuerpo hinchadas o lesiones en alguna parte.
  • Pelaje: Siempre debe ser uniforme, es decir, sin alopecias (zonas sin pelo) ni manchas de ningún tipo en la piel.
  • Oídos: Las orejas y los oídos no deben presentar lesiones y tener un color rosado.
  • Ojos: Los conejos suelen tener unos ojos brillantes. Si representan legañas, es posible que algo no esté bien.
  • Dientes: En cuanto a los dientes, es importante revisar que estén bien alineados y limpios.

Con esto ya tenéis toda la información necesaria para poder escoger entre las razas de conejos más famosas y además elegir a un buen individuo. Pero recordad: Las mascotas son seres vivos que requieren ciertos cuidados y atención. No sólo debemos dedicarles tiempo, si no también poder asumir diversos costes económicos, tanto del día a día como del veterinario.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*