Carnotaurus

El nombre de Carnotaurus significa toro carnívoro

El Carnotaurus fue un dinosaurio terópodo carnívoro que vivió en el período Cretácico hace entre 72 y 69’9 millones de años. Su nombre proviene del latín y significa «Toro Carnívoro», y su nombre le fue dado por ser un carnívoro con aspecto que recuerda a la de un toro por sus dos cuernos. De él sólo se conoce una única especie en su género, el Carnotaurus Sastrei. Su localización geográfica se situaría entre el Campaniense y el Maastrichtiense, lo que hoy es Sudamérica.

Artículo relacionado:
Allosaurus

Fue un dinosaurio muy fuerte y temido, y al igual que el Tiranosaurio tenía unos brazos pequeños, incluso más que el Rex. Este hecho indica que anteriormente pudieron haberse usado para agarrar alguna presa quizás, pero el poco uso fue resolviéndose en brazos cada vez más pequeños. Un fenómeno de la evolución natural, dónde si algo no se usa, simplemente se preserva o poco a poco va desapareciendo, similar a al apéndice en las personas. En este artículo además, vamos a hablar de la anatomía del Carnotaurus, su modo de caza, sobre su característico cráneo, así cómo las curiosidades entorno a este potente carnívoro.

Anatomía del Carnotaurus

El carnotaurus medía entre 8 y 9 metros de longitud

El Carnotaurus perteneció a la familia de los Abelisauridae, unos dinosaurios terópodos ceratosaurianos. Medía unos 3’5 metros de altura, una longitud de entre 8 y 9 metros, y se estima que habría tenido un peso de entre 1’35 y 2’1 toneladas. Algo que se previó de él inicialmente, es que debió de ser un depredador temible, pero estudios de la última década han revelado que fue más mortífero de lo que ya se intuía. Investigadores de la Universidad de Alberta descubrieron que su musculatura posterior era descomunal y muy fuerte.

Un gran músculo caudofemoral tenía un gran tendón que lo unía a los huesos superiores de sus patas. Esto le convertía en uno de los mayores corredores de entre los dinosaurios que se han encontrado. Por contra, esa potencia de velocidad, según las simulaciones por ordenador, se observa que sólo pudo darse mientras corría en línea recta, ya que la rigidez en la que se hubiera encontrado su cola le hubiera dificultado el giro.

Artículo relacionado:
Compsognathus

Impresiones de la piel encontradas del lado derecho del Carnotaurus revelan osteodermos de hasta 5 centímetros en paralelo a su eje central del cuerpo. Algo semejante a los cocodrilos, y se cree también que su piel habría sido áspera y gruesa. Además, ha sido el primero dinosaurio con restos de piel fosilizada, y a diferenciada de otros terópodos, el Carnotaurus no presentaba evidencias de plumas ni ninguna estructura filamentosa.

Cabeza

La cabeza del carnotaurus medía 60 centímetros de largo

Por la gran magnitud de su tamaño, tenía una cabeza muy pequeña si se compara con la de otros dinosaurios depredadores. Tan sólo medía 60 centímetros de largo, y era además muy estrecha. Su hocico por contra era muy grande, lo que se deduce que habría presentado un sentido desarrollado del olfato. Sus ojos, bien protegidos por las cuencas oculares miraban hacia el frente, proporcionándole una óptima visión binocular y tal vez de profundidad, algo inusual en los dinosaurios. Su mandíbula, curvada hacia arriba, estaba dentada por 15 dientes en cada lado, 60 en total, de hasta 4 centímetros de longitud.

Sus cuernos, característica más distintiva, llegaron a medir 15 centímetros de longitud, y aunque a priori da la sensación de que habría embestido por sus cuernos, la realidad es que no. Investigaciones sobre su cráneo revelaron que aunque era poderoso, duro, y que hasta sus dientes habrían absorbido y resistido fuertes impactos, el cráneo no era tan poderoso aunque diera esa sensación. Una embestida frontal no habría tenido probablemente un buen final.

Artículo relacionado:
Parasaurolophus

La función de los cuernos sigue en debate y «sobre la mesa». Desde a que sirviera para empujar, a eventuales embestidas hasta velocidades máxima de 5’7 metros por segundo, o para disipar impactos. Sin embargo, lo que resulta controversial, es que la morfología fuerte del cuello, tal cómo se observa en sus huesos, y se espera tuviera muscularmente, da la sensación que estuviera perfectamente preparado para recibir e incluso propinar impactos.

Alimentación

Se sabe que su alimentación era carnívora, pero no exactamente de que debía alimentarse. Algo que se cree, es que tal vez habría embestido a sus presas haciéndolas perder el equilibrio. Al quedar desprovistas en el suelo, habrían sido un blanco fácil para atacarlas. El análisis de la mandíbula realizado por Mazzetta et al., sugiere que la mordida habría sido rápida, pero no muy fuerte. Estos movimientos rápidos serían idóneos para cazar presas pequeñas, algo semejante a los cocodrilos de hoy en día. Por otro lado su cráneo estaba conformado de manera tal que tenía una gran flexibilidad, como la de las serpientes. Esto junto con la mecánica de su mandíbula le habría permitido tragar por entero presas que fueran pequeñas.

Robert Bakker sin embargo señaló que las presas podrían haber sido grandes, incluso saurópodos. Las razones de esta teoría son en relación a su cráneo y corto hocico. Los dientes pequeños y la fuerte estructura de atrás del cráneo, junto con la fuerza que resistía los impactos por el cuello, habrían permitido el ataque de enormes herbívoros. A base de pequeños, pero muy continuados mordiscos, habrían terminado por desangrar su presa, hasta que finalmente habría fallecido.

Curiosidades del Carnotaurus

El Carnotaurus pertenecio al periodo Cretácico superior

  • El Carnotaurus podemos encontrarlo en «El Reino Caído» de Jurassik World. En una de las escenas iniciales hace aparición, y por el final en la lucha contra el Tiranosaurio. Cuando finalmente es vencido por el Rex.
  • En la novela «El mundo perdido», también aparece como dinosaurio que tiene la cualidad de cambiar y adaptar su color como un camaleón. Aunque son más bien ficciones, los paleontólogos no han encontrado nada que sugiera pensar esta habilidad.
  • En la película «Dinosaurio» de Disney aparecen una pareja de Carnotaurus persiguiendo una manada de herbívoros.
  • La masa muscular calculada para su músculo caudofemolaris es de entre 111 y 137 kilogramos por cada pierna.
  • El único ejemplar conocido es el Carnotaurus Sastrei. Fue descubierto en 1985 por el paleontólogo argentino José Fernando Bonaparte.
  • Inicialmente fue datada su existencia por error a hace 100 millones de años. Este fallo fue debido a que las técnicas estratigráficas de dónde se halló no eran muy precisas. En el 2002 se hizo la datación definitiva que lo clasificaban en el Cretácico superior y no en el inferior.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*