Celacanto

celacanto

El celacanto es uno de los animales más antiguos que existe en la Tierra. De hecho, se pasaba que estaba extinto desde el Cretácico. Sin embargo, a lo largo de los años se han ido encontrando ejemplares, como ya ocurriera en 1938 en Sudáfrica o en 1998 en Indonesia.

Pero, ¿qué es el celacanto? ¿Qué características tiene? ¿Por qué sigue vivo? Todo eso, y mucho más, es lo que te vamos a contar a continuación.

Qué es el celacanto

El celacanto es uno de los animales más desconocidos que existen en la Tierra. Se trata de un pez que, a priori, se creía que ya se había extinguido hacía 65 millones de años. Pero no es así, ya que hay evidencias de ejemplares vivos que aún pueblan los mares.

De nombre científico Coelacanthiformes, o celacantos, son peces que se pensaba desaparecieron en el periodo cretácico. Físicamente es muy diferente a los peces que conocemos, y pertenece a una especie que apareció en la Tierra hace 360 millones de años. Puede tener un tamaño de hasta 2 metros de longitud, y pesar hasta 90 kilos.

Todo su cuerpo está cubierto de unas escamas muy duras y su esperanza de vida es de unos 70 años o más.

Artículo relacionado:
Dinosaurios en España

Según los estudios, existen dos tipos de celacanto, ambos igual de extraños. Por un lado, el celacanto del Océano Índico Occidental, de color azul. Este vive en la costa de África; por otro lado, estaría el celacanto de Indonesia, que vive sobre todo en las costas de Sulawesi, y es de color marrón.

A pesar de haber transcurrido miles de años, su aspecto no ha diferido demasiado de sus ancestros. Lo más característico del celacanto son sus pares de aletas lobuladas que tiene en el cuerpo hacia fuera, y que bien podrían asemejarse a unas patas. También dispone de un «notocordio», un «accesorio» repleto de un líquido aceitoso que hace las funciones de la médula ósea.

En cuanto a su mandíbula, el celacanto tiene una boca grande, con una especie de bisagra con la que la abre totalmente para atrapar a otros peces más pequeños, o bien para comer presas de gran tamaño. No tiene un cerebro muy grande, a pesar de su tamaño; según los expertos, este solo ocupará el 1,5% de su cráneo, mientras que el resto estará formado de grasa.

Actualmente no se sabe cuántos peces existen pero sí está considerada una especie en peligro de extinción debido a lo antigua que es.

Hábitat

Hábitat del celacanto

El hábitat del celacanto se limita a las costas de África y a Indonesia, las dos zonas donde se encuentran las dos especies. ¿Por qué aquí y no en otro sitio? Al parecer es debido a los cambios a lo largo de los milenios ya que esas zonas apenas si los han sufrido lo que ha permitido que se adapten fácilmente para poder vivir.

Viven junto a otros peces y no son animales demasiado agresivos. Les gusta vivir a unos 150-300 metros (aunque pueden llegar a los 700) y permanecen en cuevas de zonas recónditas. Solo por la noche suben a la superficie para alimentarse.

La alimentación del celacanto

La alimentación del celacanto

El celacanto es un animal de hábitos nocturnos. Es por la noche cuando sale de la cueva donde vive y sube a la superficie para alimentarse de peces en los arrecifes. Sin embargo, también en su dieta hay otros animales más grandes, como las crías de tiburones, calamares, anguilas, etc.

Una características propia de este pez es que puede ralentizar su metabolismo, de ahí que, cuando come, puede no precisar volver a probar bocado hasta bastantes días, semanas o meses después. Esto lo hace cuando la comida escasea o bien cuando está en un territorio desconocido, ya que es una forma de mantenerse a salvo. En ese momento, el celacanto entra en una especie de letargo, como si hibernara, y esta puede ser la razón por la que la especie ha subsistido durante miles de años.

La reproducción del celacanto

A ciencia cierta no podemos saber exactamente cómo es la reproducción del celacanto, primero porque este pez no es fácil de encontrar y segundo porque en sus orígenes no se sabe cómo se comportaba, y si ha cambiado algo o no.

Pero, de lo que sí podemos extraer según los expertos que han analizado a este pez fósil, es que su madurez sexual no llega hasta los 20 años. A partir de ese momento, es sexualmente activo, y se reproduce mediante una fecundación interna y de manera ovovípara, es decir, con huevos. Estos pueden pesar hasta 300 gramos y tener un tamaño de 10 centímetros de largo. Durante 13 meses la hembra los llevará en su interior, para dar a luz entre 5 y 25 crías ya desarrolladas, y capaces de sobrevivir por sí mismas. De hecho, no es habitual que los padres se encarguen de ellas.

Curiosidades sobre el pez fósil

Curiosidades sobre el celacanto

A pesar de que el celacanto es un pez desconocido, lo cierto es que hay muchas curiosidades que llaman la atención de este. Por ejemplo, el hecho de que se cree que son los antepasados de los tetrápodos, es decir, de los animales terrestres de cuatro patas. No hay una afirmación (ya que según otros estudios y análisis del genoma del celacanto parece que no fueron estos y sí los peces con pulmones). Pero debido a su forma física generan la duda de si realmente pudieron tener algún linaje de vertebrados que no fueran los considerados tetrápodos.

Su forma de moverse es también curiosa. Y es que lo hace moviendo las cuatro aletas de manera alterna, lo que recuerda al movimiento mismo de los tetrápodos.

Otra de las curiosidades, que además beneficia a su existencia, es que no tiene un buen sabor, lo cual no es un pez que la gente quiera pescar para comerlo porque, por sus aceites, esteres y otros compuestos, todo su cuerpo tiene tanto un mal sabor como olor, y puede incluso provocar enfermedades. Lo cierto es que se dice que el animal exuda aceites por todos los poros, además de mocos. Sin embargo, eso no quiere decir que no se encuentre algún ejemplar en los mercados, bien por su forma tan curiosa y diferente a otros peces, bien por el hecho de «comer» algo que tiene miles de años.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*