Dinosaurios con plumas

Los dinosaurios con plumas son los predecesores de las aves modernas

Muchos conocen hoy en día la teoría de que los dinosaurios evolucionaron a aves. Se hace referencia a ello en la saga de «Parque Jurásico», en documentales y en museos. Muchos científicos y paleontólogos han intentado averiguar la evolución de estos gigantescos reptiles extintos. Sin embargo, actualmente todo parece señalar que esta teoría es cierta gracias a los dinosaurios con plumas.

Los dinosaurios con plumas son una forma de transición entre los dinosaurios y las aves modernas. La teoría de que las aves descienden de los dinosaurios terópodos existe desde hace ya muchísimos años. Las aves primitivas, como el Archaeopteryx, tienen mucho en común con los reptiles, como por ejemplo sus garras, dedos y dientes. A finales de los años 90, se descubrieron varios dinosaurios con plumas en China. Estos fueron la prueba concluyente para la relación entre dinosaurios y aves. Sin embargo, los detalles genealógicos siguen estando en un estado de resolución.

 Historia de los dinosaurios con plumas

Los dinosaurios con plumas eran sobre todo terópodos

A día de hoy existen muchas evidencias científicas que corroboran la relación entre aves y dinosaurios. Su similitud a nivel morfológico es muy notable. Las patas, las extremidades superiores, el cráneo y la cadera son muy parecidos. Las aves modernas son monofiléticas, es decir: Todas las especies pertenecientes a este grupo tienen un grupo ancestral común. Los primeros animales pertenecientes a los ancestros de los pájaros son del período del Jurásico.

En el año 2017, los paleontólogos Norman, Barrett y Baron publicaron que las plumas o estructuras similares han podido originarse en el ancestro común de los Ornithoscelida. Se trata de un grupo de dinosaurios que incluye a terópodos y ornitisquios. Son los únicos dos clados con presencia de plumas. Incluso es posible que las plumas se hayan desarrollado en grupos anteriores. Esta especulación se debe a las picnofibras descubiertas en los pterosaurios. Además, los crocodilianos también tienen una beta-queratina parecida a la de las aves actuales.

Similitudes entre dinosaurios con plumas y aves modernas

Entre los dinosaurios con plumas destacan el Velociraptor y el Microraptor Son varias las características similares que poseen los dinosaurios con plumas y los pájaros de hoy en día. Entre ellas se encuentran los pulmones. Los expertos especulan que los grandes carnívoros extintos poseían un sistema de sacos de aire, muy parecido al de las aves actuales. Es probable que los pulmones de los terópodos empujaban el aire hacia sacos vacíos que se encontraban en su esqueleto.

Además, la postura durante el sueño y el corazón también se parecen mucho. En el año 2000 se realizaron análisis de cavidades pectorales de algunos dinosaurios. Mediante tomografías se ha podido observar que los corazones tenían cuatro cavidades, muy similar a los mamíferos y a las aves. Recientemente se descubrió un fósil de Troodon que dormía en una postura parecida a la de los pájaros. Tenía la cabeza escondida debajo de sus brazos para mantener el calor craneal.

Artículo relacionado:
Microraptor

Otra similitud hallada entre los dinosaurios con plumas y las aves es la ingestión de piedras. Es un método digestivo que ayuda a triturar las fibras al entrar en el estómago. Estas piedras halladas en fósiles se denominan gastrolitos. Gracias a estas piedras ingeridas por los dinosaurios, los paleontólogos han sido capaces de establecer las rutas de migración de estos animales. Para ello se han tenido que llevar a cabo estudios de formaciones geológicas.

Plumas

El Archaeopteryx fue el primer dinosaurio con plumas hallado

En el año 1861 se encontró al primer dinosaurio con plumas: El Archaeopteryx. Esta ave primitiva es un claro ejemplo de forma transicional entre dinosaurios y aves y posee características pertenecientes a reptiles y a pájaros. Su descubrimiento tuvo lugar después de que Charles Darwin publicara «El origen de las especies» y respalda fuertemente su teoría de evolución. El Archaeopteryx se parece físicamente mucho a un dinosaurio común. Tanto, que los individuos sin improntas fósiles fueron confundidos con especímenes de Compsognathus.

Desde los años 90 se han ido encontrado numerosos dinosaurios con plumas. No obstante, muchos fósiles descubiertos presentan plumas que no se parecen a las de las aves, si no que parecen una mezcla entre pelo y pluma. De todas formas se especula que eran muy útiles para cubrirse del frío. A este tipo de pluma se la ha denominado como «protopluma». Es considerara la precursora de las plumas de las aves modernas.

Artículo relacionado:
Arqueópterix

Sobre todo en los dromeosáuridos parece que la cubierta de plumaje era muy habitual. Sus plumas tenían una complejidad notable. Además, dentro de esta familia se encuentra el Microraptor. Muchos expertos piensan que este dinosaurio pudo haber sido capaz de planear.

Reproducción

Los dinosaurios con plumas tienen muchos rasgos en común con reptiles y aves

Recientemente se descubrió un esqueleto de Tyrannosaurus rex que permitió a los científicos establecer por primera vez el sexo de un dinosaurio. Tras depositar sus huevos, las hembras de las aves modernas obtienen un tejido óseo especial en sus extremidades. Este hueso es conocido como «hueso medular». Siendo rico en calcio, sirve para crear la cáscara del huevo. Este tipo de tejido óseo fue hallado en el tuétano del Tyrannosaurus Rex, pudiendo establecer así que era hembra. Además, es un claro ejemplo de que los dinosaurios utilizaban estrategias de reproducción muy similares a los pájaros.

Esqueleto

Se han podido deducir las plumas en los dinosaurios gracias a improntas fósiles

A día de hoy se han identificado más de cien rasgos anatómicos similares en los esqueletos de los terópodos maniraptores y los de las aves actuales. Por ello son aceptados como sus parientes más cercanos y predecesores. Entre estas características comunes se encuentran pubis, cuello, omóplato, muñecas, extremidades superiores, huesos pectorales y cerco. Sin embargo, el rasgo más destacable es la fúrcula. Se trata de un hueso obtenido por la fusión de ambas clavículas. Es único en aves y terópodos.

Todas estas características comunes afirman que los dinosaurios fueron los antepasados de los pájaros. Para ello pasaron por un largo proceso de adaptaciones fisiológicas y anatómicas. No obstante, el proceso de la evolución de su vuelo sigue siendo un tema complejo. Los expertos siguen debatiendo si se produjo por corredores rápidos que hacían uso del vuelo en los cambios de terreno o por los dinosaurios arborícolas mediante planeos.

Artículo relacionado:
Terópodo

En conclusión se puede decir que la creencia generalizada entre los paleontólogos es que las aves proceden de los dinosaurios. Sin embargo, algunos expertos, como el científico Gregory S. Paul, han propuesta otra hipótesis de algún grupo en concreto. Un ejemplo serían los dromaeosáuridos. Paul piensa que estos dinosaurios pudieron haber pasado por una evolución inversa, es decir: a partir de las aves. Según él, es posible que perdieran la habilidad de volar pero que, no obstante, mantenían sus plumas, al igual que las avestruces.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*