Ictiosaurio

ictiosaurio alimentacion

Viajamos hasta el pasado para hablar de una especie de dinosaurio marinos. Se trata del Ictiosaurio. Es uno de los animales marinos que vivió hace aproximadamente unos 245 millones de años en el hábitat marino. Se desarrolló entre el periodo Triásico y se extinguió en el Cretácico superior. Ocupó una extensa parte de los mares y océanos de la India, América del norte, Europa y Australia, entre otros.

En este artículo vamos a contarte todas las características, morfología y modo de vida del Ictiosaurio.

Características principales

morfologia del lagarto pez

Son conocidos como lagartos peces que es el significado de Ictiosaurio. La mayoría de los fósiles que se han encontrado de esta especie han llegado a medir 18 metros de longitud. Se han hallado en los mares de los Estados Unidos. El primer fósil que se encontró de Ictiosaurio fue en el año 1811. Dichos restos no se revelaron una serie de características del Ictiosaurio cómo es que fue un animal de gran tamaño. El tamaño medio de este pez era de aproximadamente unos 10 metros de longitud.

Estos animales engloban dentro de los reptiles en las un clase de los euriápsidos. Su hábitat natural era el fondo marino y disponían de una gran cabeza y unas extremidades compuestas por aletas. Las aletas eran diferentes a las actuales puesto que también contenían dedos. Algunos ejemplares presentaban entre 5-12 dedos. Para poder moverse a gran velocidad en el fondo marino utilizaban una cola muy larga y un cuerpo fusiforme. La forma aerodinámica la componían un hocico alargado. En la cavidad bucal disponía de numerosos dientes de tipo carnívoro, por lo que se nos revela el tipo de alimentación que tenía.

Se puede decir que el Ictiosaurio tenía un cuerpo parecido al de un pescado, pero con una cabeza y una cola muy parecidas a las de un lagarto. En cuanto sus patas, eran similares a las que tienen los cetáceos. Todo el conjunto de las características de este animal les hace ser bastante sorprendentes y curiosos de conocer. Disponía de una gran técnica de caza para poder alimentarse. Cabe destacar que gracias a su mandíbula repleta de hilera de dientes podía agarrar bien a su presa y alimentarse fácilmente.

Otra característica por la que destaca el Ictiosaurio es por sus enormes ojos. Gracias a estos ojos grandes podían divisar objetos a largas distancias y en condiciones complicadas para la visión dentro del mar. Debido a sus ojos podía salir a cazar durante la noche para aumentar la probabilidad de éxito. Atacaba a sus presas cuando la mayoría de ellas estaban durmiendo y descansando. La respiración de este animal es aérea, por lo que debía salir a la superficie para poder respirar. Esto hacía que no se pudieran alejar demasiado de las riberas y las orillas. Con estas características podemos decir que tiene semejanza con nuestros delfines actuales.

Modo de vida de Ictiosaurio

ictiosaurio

Los científicos piensan que estos animales desaparecieron de forma inmediata a causa de las diferentes erupciones volcánicas que tuvieron lugar en el planeta Tierra. El hecho de que los científicos piensen esta causa de la desaparición nos lleva a investigar a sus fósiles. Y es que la mayoría de los fósiles presentan restos de ceniza volcánica. Sin embargo, también hay otra teoría científica que revela que fueron exterminados por un depredador más grande.

Vamos a centrarnos ahora a explicar el hábitat y el modo de vida del Ictiosaurio. Son animales que tenían la capacidad de bucear hasta grandes profundidades. También podían nadar a gran velocidad para poder alcanzar a sus presas de forma rápida. Podían llegar a nadar a una velocidad de 40 kilómetros por hora. Además, gracias a la forma de su cuerpo aerodinámica podía desplazarse a mayor velocidad sin necesidad de levantar sospechas en su movimiento.

Tenía el sentido del oído el de la vista muy desarrollados. En cuanto al modo de reproducción, es complejo de averiguar. Y éste se han encontrado algunos fósiles que tenían que días en su interior a pesar de ser clasificado como un reptil. Esto hace que se piense el hecho de que fuera un reptil quedaba a luz a crías vivas y no se reproducían mediante huevos.

Alimentación de Ictiosaurio

fosiles de dinosaurio

Vamos hablar ahora del alimentación del Ictiosaurio. Como hemos mencionado antes, se trata de un animal como una dieta carnívora. Al contar con una gran cantidad de dientes dispuestos en hileras y una gran capacidad para poder moverse a velocidades muy rápidas, era todo un depredador. Su dieta está basada en un tipo de molusco que se conoce con el nombre de amonite. Podía haber sido el principal alimento de estos animales ya que se han encontrado  registros fósiles con restos del amonite en sus costillas.

No solamente es alimenta del amonite, sino que también lo hacía de otras especies de peces y de reptiles de un tamaño menor.

Hábitat y área de distribución

Eran animales que vivían repartidos por todo el planeta, aunque principalmente se han encontrado fósiles en los mares de India, de Europa, del Caribe y de América del Norte. Gracias a todos los fósiles encontrados se han podido rescatar gran parte de la información de estos animales. Aunque comenzaron a extenderse durante el periodo triásico, su presencia llegó a su máximo esplendor durante el período jurásico. Fue el periodo de tiempo geológico con mayor presencia de este pez lagarto.

Acabaron desapareciendo a finales del cretácico por motivos que aún no se sabe había de hoy. Las teorías que hemos mencionado antes, no dejan de ser teorías dado que no se puede saber con certeza cuál era el motivo de la desaparición de estos animales. Sin embargo, la vida en la Tierra del ictiosaurio fue bastante larga y llegó a estar presente en nuestros océanos un total de 160 millones de años.

Como pueden ver, el Ictiosaurio es un animal que ha podido sobrevivir durante mucho tiempo y ha destacado por adaptarse muy bien a los ambientes y tener una buena técnica de caza. Sin embargo, las condiciones ambientales han provocado su desaparición como muchísimas especies de este periodo.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el Ictiosaurio y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*