La era de los dinosaurios

La era de los dinosaurios se llama Mesozoico

Hace millones de años, grandes reptiles llamados dinosaurios habitaban la tierra. La era de su reinado se conoce como Mesozoico, era secundaria o era mesozoica. A nivel zoológico, también se le ha denominado era de los dinosaurios. Botánicamente hablando, tiene el nombre de era de las cícadas. Pertenece al eón Fanerozoico que se divide en en tres escalas temporales geológicas con este orden de antigüedad: Paleozoico, Mesozoico y Cenozoico. De ahí el nombre «Mesozoico», que proviene del griego y significa «vida intermedia». El comienzo de esta era fue hace 251 millones de años y llego a su fin hace 66 millones de años.

Durante ese tiempo, los dinosaurios no fueron los únicos habitantes de la tierra. También algunos peces, cocodrilos y otros reptiles, como por ejemplo las tortugas, prosperaron durante estos 185 millones de años. Además, empezaron a surgir mamíferos, aves, angiospermas y plantas con flores. Respecto a los invertebrados, los más destacados fueron los amonites, los belemnites y los cefalópodos. A nivel geográfico, durante la era de los dinosaurios el supercontinente Pangea se iba fragmentando gradualmente y los continentes resultantes de esta división se iban desplazando hasta ocupar su posición actual.

Subdivisiones de la era de los dinosaurios

Se especula que la era de los dinosaurios terminó debido a un meteorito

El Mesozoico se divide en tres períodos, que a su vez están compuestos por diferentes épocas con distintas edades. Los períodos son el Triásico, el Jurásico y el Cretácico. En el límite inferior del Mesozoico tuvo lugar una extinción masiva del Pérmico-Triásico. Durante ese tiempo desaparecieron el 70% de vertebrados terrestres y entre el 90% y el 96% de todas las especies marinas. Puesto que se considera que es la extinción masiva más grande que ha existido, también se la conoce como «The Great Dying» o «Gran Mortandad». En cuanto al límite superior del Mesozoico, este está fijado en la extinción masiva del Cretácico-Terciario. Los expertos especulan que tuvo lugar por el impacto de un asteroide en la tierra, que fue el causante del cráter de Chicxulub en Yucatán. Esta vez desapareció el 50% de todos los géneros de aquel entonces. Este porcentaje incluye a todos los dinosaurios no avianos.

Período del Triásico

El primero de los tres períodos de la era de los dinosaurios es el Triásico. Este se inició hace 252 millones de años y terminó hace 201 millones de años aproximadamente. Está dividido en tres épocas con diferentes edades:

  1. El Triásico Inferior/Temprano
    Edades: Induense y Olenekiense.
  2. El Triásico Medio
    Edades: Anisiense y Ladiniense.
  3. El Triásico Superior/Tardío
    Edades: Carniense, Noriense y Rhaetiense.
Artículo relacionado:
Ictiosaurio

Durante este período tuvieron mucha importancia los arcosaurios. Dominaron el cielo como pterosaurios, los océanos como notosaurios e ictiosaurios y la tierra como dinosaurios. Otros animales como los cinodontos evolucionaron encogiéndose y su aspecto se iba pareciendo cada vez más al de un mamífero, hasta que finalmente se convirtieron en ello. También aparecen el orden crocodilia, los peces óseos, los corales actuales y muchos clados de insectos modernos. Además, los anfibios grandes acuáticos y las plantas pertenecientes al género Dicroidium eran muy comunes en aquel entonces.

Período del Jurásico

El Mesozoico fue la era de los dinosaurios

El Jurásico comenzó hace 201 millones y acabó hace 152 millones de años. Al igual que su predecesor, está dividido en tres épocas con sus respectivas edades:

  1. El Jurásico Inferior/Temprano
    Edades: Hettangiense, Sinemuriense, Pliensbachiense y Toarciense.
  2. El Jurásico Medio
    Edades: Aaleniense, Bajociense, Bathoniense y Calloviense.
  3. El Jurásico Superior/Tardío
    Edades: Oxfordiense, Kimmeridgiense y Titoniense.

A nivel botánico son muy comunes las gimnospermas y los helechos. En cuanto a los dinosaurios, los más característicos de este período son los saurópodos, los estegosaurios y los carnosaurios. Los mamíferos de aquel entonces son bastante habituales pero pequeños. Además, aparecen los primeras lagartos y aves. Respecto a la vida acuática, los plesiosaurios y los ictiosaurios se diversifican y hay abundancia de ammonites, belemnites y bivalvos. Otros seres del agua comunes son las estrellas de mar, los crinoides, las esponjas, los rinconélidos y los braquiópodos terebratúlidos. Durante el Jurásico tuvo lugar un acontecimiento importante: El supercontinente Pangea se partió en dos, formando Gondwana y Laurasia.

Período del Cretácico

Finalmente empezó el último período de la era de los dinosaurios hace aproximadamente 152 millones de años y finalizó hace 72 millones de años. El Cretácico está divido en dos épocas que a su vez están compuestas por diferentes edades:

  1. El Cretácico Inferior/Temprano
    Edades: Berriasiense, Valanginiense, Hauteriviense, Barremiense, Aptiense y Albiense.
  2. El Cretácico Superior/Tardío
    Edades: Cenomaniense, Turoniense, Coniaciense, Santoniense, Campaniaense y Maastrichtiense.
Artículo relacionado:
Dinosaurios marinos

El último período del Mesozoico está marcado por la ruptura de Gondwana. Durante el Cretácico aparecieron nuevos tipos de insectos y proliferaron las plantas con flor. También tuvo lugar la aparición de peces teleósteos más actuales. En este período eran muy comunes los belemnites, los ammonites, los equinoides, las esponjas y los bivalvos rudistas. Además, evolucionaron cocodrilos modernos y dinosaurios terrestres: Tiranosáuridos, hadrosáuridos, titanosáuridos, carcarodontosáuridos, ceratópsidos, dromeosáuridos, espinosáuridos, abelisáuridos, anquilosáuridos y estegosáuridos. En el mar aparecieron los pliosaurios, los mosasaurios y los tiburones modernos. Las condiciones del Cretácico también dieron lugar a marsupiales, monotremas y mamíferos placentarios. Queda por destacar que los pterosaurios iban siendo reemplazados gradualmente por las aves primitivas.

Geología de la era de los dinosaurios

Durante la era de los dinosaurios, el supercontinente Pangea se iba fragmentando gradualmente

El Mesozoico destaca por un acontecimiento que tuvo lugar a nivel tectónico: La fragmentación de Pangea. Este supercontinente se dividió en dos partes durante el período del Jurásico. La parte del norte fue denominada Laurasia y la parte del sur Gondwana, dando pie al océano Atlántico. A finales de la era mesozoica ya habían tenido lugar más rupturas que llegaron a formar los continentes que conocemos a día de hoy, casi con su forma actual. Gondwana se convirtió en América del Sur, Australia, África, Antártida y el subcontinente indio. Este último colisionó durante el período del Cenozoico con la placa asiática. Mientras tanto, Laurasia se dividió en Eurasia y América del Norte.

La cordillera de los Andes empezó a formarse durante el Jurásico y tomó su forma actual durante el período del Cretácico. Este fenómeno se debe a que la placa de Nazca tuvo un movimiento de subducción justo debajo de la placa sudamericana. Además, a finales de este período se inició la orogenia Laramide. Se trata de un proceso de formación de montañas que continuó durante la era cenozoica y que acabó formando las Montañas Rocosas.

Clima de la era de los dinosaurios

Generalmente, el período del Triásico fue seco y estacional, sobre todo en la zona interior del supercontinente Pangea. Debido al elevado calor que hacía, el agua tomó la función de estabilizador de temperatura y de reservorio de calor. Por ello, las tierras cercanas a grandes masas acuáticas experimentaban muy poca variación del clima. Sin embargo, la mayoría de tierra de Pangea se encontraba lejana a los océanos, por lo que las temperaturas variaban mucho. Es bastante probable que la parte interior del supercontinente tuviera grandes zonas desérticas. Durante el Jurásico, el nivel del mar empezó a subir. Los expertos especulan que se debió al creciente número de animales marinos. Además, Pangea comenzó a fragmentarse. Esto llevó a que hubieran más superficies en contacto con el océano. Con la cercanía del agua, también comenzó a aumentar la humedad y los desiertos acabaron por retirarse.

A pesar de todos los estudios e investigaciones llevadas a cabo por los expertos, el clima del período del Cretácico sigue siendo un tema muy discutido. Los expertos especulan que el clima era más o menos igual en todo el planeta debido a los niveles elevados de dióxido de carbono. Calcularon que la temperatura media superaba por unos 10ºC a la temperatura media actual. Incluso es posible que la temperatura del agua fuera tan elevada que algunas zonas terrestres cercanas a ella fueran desérticas.

Biología de la era de los dinosaurios

Durante el Jurásico hubo más diversidad de arcosaurios

Al final de la era paleozoica tuvo lugar una extinción de casi todas las especies de animales. Este acontecimiento permitió la aparición de varias formas de vida que no habían existido antes. Muchos nichos ecológicos quedaron vacíos tras desaparecer los grandes carnívoros y herbívoros paleozoicos. Así pues, durante la era mesozoica, la dominancia de la fauna pertenecía a los grandes arcosaurios que empezaron a surgir después de la extinción masiva del Pérmico-Triásico. Entre ellos se encuentran los pterosaurios, los dinosaurios y los reptiles acuáticos como el mosasaurio, el plesiosaurio y el ictiosaurio.

Debido a los cambios climáticos que tuvieron lugar a finales del Jurásico y durante el período de Cretácico, se crearon unas condiciones que favorecían la radiación adaptiva. Fue durante el período del Jurásico cuando existió la mayor diversidad de arcosaurios. También fue entonces cuando empezaron a surgir las primeras aves y los mamíferos placentarios.

Artículo relacionado:
Dinosaurios herbívoros

En cuanto a los animales acuáticos, los más grandes comenzaron a desaparecer a medida que iba aumentado la temperatura de los mares. No obstante, los más pequeños empezaron a evolucionar. Entre ellos se encuentran las serpientes, los lagartos y quizá incluso el predecesor de los primates. Esta tendencia se vio potenciada tras la extinción masiva del Cretácico-Terciario. Mientras que los arcosaurios grandes desaparecieron, los mamíferos y las aves comenzaron a prosperar, hasta el día de hoy.

Flora e insectos

Durante el Cretácico temprano, las angiospermas iniciaron su diversificación en los trópicos. Debido al gradiente de temperatura, pudieron propagarse hacia los polos en lo que duró el período. Cuando el Cretácico llegó a su fin, las angiospermas eran las dominantes de la flora arbórea en muchos lugares. Sin embargo, existen pruebas que indican que las cicas y los helechos seguían dominando la biomasa.

Algunos expertos opinan que la diversificación de los insectos tuvo lugar gracias a las angiospermas. Argumentan que la anatomía de estos animales diminutos está muy bien adaptada a las plantas que poseen flores, especialmente las partes pertenecientes a la boca. No obstante, los insectos ya tenían la misma anatomía bucal antes de que se propagaran las angiospermas. Además, la diversificación de estos animales se vio reducida tras la aparición de estas plantas. Por ello, la anatomía original de los insectos debe haber estado adaptada para otros fines todavía no aclarados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*