Mamut

El mamut más conocido es el mamut lanudo

El Mammuthus, o comúnmente conocido como mamut, es un mamífero proboscídeo extinto perteneciente a la familia Elephantidae. Vivió hace unos 4,8 millones de años hasta su extinción hace 3700 años, durante el Plioceno, Pleistoceno y Holoceno. Se han encontrado fósiles de este mamífero en Eurasia, África y Norteamérica. Dentro del género Mammuthus se encuentran varias especies, siendo el mamut lanudo el más conocido de todos. Es muy parecido al Mammut, también conocido como Mastodonte, pero no deben confundirse. El Mastodonte tenía las piernas más cortas y el torso más alargado que el Mammuthus, y pertenecía la familia Mammutidae.

La palabra «mamut» proviene del ruso antiguo (mammont), y esta proviene de la expresión en lengua mansi «mang ont», que significa «cuerno de la tierra». Los mansis son un pueblo indígena de Rusia. Pensaban que los mamuts eran animales todavía existentes, que habitaban túneles subterráneos y que morían si les tocaba la luz solar. Así razonaban por qué nunca se llegaron a ver mamuts vivos. Por esta teoría, se referían a estos enormes mamíferos como «excavadores» o «topos de tierra».

Anatomía del mamut

El pariente vivo más cercano del mamut es el elefante asiático

El Mammuthus tenía un tamaño similar e incluso en algunas ocasiones mayor a los elefantes modernos, siendo la especie más grande el mamut del río Songhua, que podía alcanzar una altura de 5.3 metros en la cruz, y la más pequeña el mamut lanudo, que oscilaba entre 1 y 2 metros de altura en la cruz. Su peso estaba probablemente entre 6 y 8 toneladas, pudiendo llegar en algunos casos excepcionales incluso a 12 toneladas.

Una de las características más destacables de los mamuts eran sus colmillos largos y curvados. El más grande que se ha hallado pertenecía a un mamut lanudo y mide 5 metros. Por lo general, pesaban alrededor de 50 kilos y empezaban a salir al año y medio de edad, sin parar de crecer hasta la muerte del animal.  Sus orejas eran bastante pequeñas, igual que en los actuales elefantes asiático, pero a diferencia de éstos, la trompa de los mamuts tenía dos lóbulos en sus extremos y poseían 5 dedos en las patas delanteras y 4 en las patas traseras. Gracias a las pinturas rupestres se pudo deducir que la espalda del Mammuthus era arqueada, a pesar de verse plana en los esqueletos. Esto se debe seguramente a pelo, músculo o una joroba de grasa que tendrían en la espalda.

Las especies norteñas tenían mucho pelo para poder hacer frente a los fríos glaciares. Además, el tamaño de sus orejas era mucho menor que las orejas de los elefantes asiáticos, para poder conservar mejor la temperatura al tener menos superficie expuesta al ambiente.

Los dientes eran muy similares a los dientes de los elefantes modernos: Los molares tenían crestas pequeñas de esmalte para facilitar la masticación de la hierba. Mediante investigaciones a cerca de los dientes y comparaciones con los elefantes actuales, los científicos llegaron a la conclusión de que el crecimiento de estos animales era muy lento. Alcanzaban la madurez sexual a los 20 años y podían vivir hasta los 60-70 años.

Los colmillos del mamut pesaban alrededor de 50 kilos

Comportamiento

Se especula que la estructura social del mamut era igual o al menos muy parecida a la de los elefantes asiáticos. Las manadas estarían compuestas por hembras y lideradas por una matriarca. Los machos en cambio irían en solitario o en grupos pequeños hasta alcanzar su madurez sexual y buscar el apareamiento.

La trompa del Mammuthus representa un dimorfismo sexual, ya que eran más grandes en los machos que en las hembras. Esto se debe a las peleas que pudo haber entre los machos, probablemente por quedarse con las hembras. Al igual que los elefantes modernos, los mamuts utilizaban su trompa para alimentarse, bañarse, mojarse y cubrirse de barro (técnica de protección frente a mosquitos y otro insectos). Los adultos podían llegar a ingerir 180 kilos de alimento cada día. Su alimentación estaba basada en vegetales, comían casi cualquier tipo de planta, siendo la hierba su favorita.

Extinción del mamut

Los mamuts pesaban entre 6 y 8 toneladas

Los mamuts empezaron a desaparecer a finales de la glaciación. No se sabe exactamente qué provocó la extinción masiva no sólo del Mammuthus, si no de muchas otras especies que vivían en aquella época. Lo más probable es que se deba a una combinación de varias causas que comentaremos a continuación.

Un gran problema que a día de hoy aún nos da mucho dolor de cabeza es el cambio climático. En la era de los mamuts hacía generalmente mucho frío, por lo que la vegetación estaba compuesta principalmente por plantas bajitas como arbustos y hierbas. Cuando la temperatura comenzó a elevarse, empezaron a crecer árboles altos, que a su vez necesitaban más recursos y espacio, provocando así una disminución importante de pequeños arbustos y matorrales. Los mamuts no supieron adaptarse a este cambio y se quedaron finalmente con escasas opciones para alimentarse. Además, algunos mamuts, como el mamut lanudo, al tener tanto pelaje evitaba la expulsión del calor, provocando una hipertermia y como consecuencia su muerte. Sin embargo, se ha demostrado mediante experimentos que estos animales habían sobrevivido a otros cambios climáticos similares, por lo que no puede ser la única explicación válida para su extinción.

La extinción del mamut se debió a varios factores.

Al cambio climático se sumó la caza del ser humano. Se ha demostrado que el Homus Erectus se alimentaba de carne de mamut hacía ya 1,8 millones de años. Observando a los elefantes modernos, se ha averiguado que los animales maduran antes cuando existen presión por parte de un depredador, lo que coincide con los mamuts al aparecer los primeros humanos. También hay que tener en cuenta que durante toda la historia, tras aparecer una especie humana en cualquier lugar del mundo, se empezaron a extinguir varios animales. No obstante existen algunos argumentos en contra de esta hipótesis. En África, por ejemplo, existieron seres humanos mucho antes de que los mamuts comenzaran a desaparecer. Además, los métodos primitivos de caza de los humanos probablemente no tendrían un impacto tan fuerte en la población de una especie.

Artículo relacionado:
Anquilosaurio

Finalmente, se especula que hubo una enfermedad que afectó a muchísimos animales del Pleistoceno, introducida por los seres humanos y sus animales, que en aquel entonces eran nómadas. Las especias más grandes, como los mamuts, son más vulnerables a epidemias que las especies pequeñas porque tienen un tiempo de gestación más largo y poblaciones menos numerosas. Sin embargo, es muy difícil creer que una enfermedad tenga un espectro tan amplio como para afectar ciertas especies de distintas clases (mamíferos, aves, reptiles) y que, a la vez, sea selectiva a la hora de no afectar a especies emparentadas genéticamente, teniendo en cuenta únicamente el tamaño. Además, tendría que ser extremadamente virulenta para poder acabar con una especie entera.

Clonación

Se pueden extraer muestras de ADN del mamut

En el año 2007 se encontró una cría de mamut en Siberia que tenía intactos la trompa, los ojos y una parte del pelaje. Las temperaturas glaciales de aquella época han hecho que se conservaran bastante bien algunos restos de estos mamíferos como para poder extraer ADN.

A raíz de este descubrimiento, se propuso intentar clonar un mamut. Para ello se tiene que extraer una muestra de ADN del pelaje y fusionarla con el óvulo del pariente más cercano que existe actualmente: el elefante asiático. Después, se tendría que insertar este óvulo en el útero de una hembra de dicha especie y si todo fuese bien, nacería un mamut al cabo de unos 22 meses. Sin embargo, este proceso es más complicado de lo que parece. Para poder clonar un animal no basta con un poco de ADN, hay que encontrar una cadena de ADN intacta. Esto resulta tan difícil que algunos genetistas dicen que es imposible.

A pesar de que, en el año 2008, se consiguió clonar un ratón que había estado congelado durante 16 años a -20ºC, seguía existiendo el problema de la viabilidad de un núcleo de mamut en una célula de elefante. Además, podrían surgir otros contratiempos en la gestación. Sería posible que la madre no pueda cubrir las necesidades de un feto tan grande y con un metabolismo probablemente diferente. El tiempo de gestación también podría ser diferente entre elefantes y mamuts. Otra posibilidad sería que la madre rechazara a la cría o que el mamut no tolerase la leche de elefante.

Existen opiniones muy diversas acerca de la clonación del mamut. Científicos, paleontólogos y genetistas debaten si es una posibilidad real, algunos creen que sí, teniendo en cuenta todos los avances que hemos conseguido a nivel genético en estos últimos años. Otros piensan que es imposible, y algunos incluso ponen en duda estos experimentos a nivel ético.

Curiosidades

Se encontró una cría de mamut que había muerto congelada.

Esta foto la tomé en el museo de ciencias naturales de Stuttgart, en Alemania. Aquí se ve a una cría de mamut muy bien conservada a la que llamaron Dima. Hace unos 40.000 años, Dima quedó atrapada en un agujero de barro que acabó congelándose, conservando a la cría. Fue una tragedia para Dima, pero un golpe de suerte para la ciencia, ya que un fósil que conserva piel y pelo brinda mucha información que los huesos y los dientes no pueden dar.

Otro dato curioso es que se conoce un caso en el que dos machos de mamut luchaban entre sí. La pelea fue tan igualada que acabaron con sus colmillos encastrados y, al no conseguir separarse, murieron finalmente de hambre.

Finalmente, a lo largo de los años se fueron escuchando rumores de personas que habían visto elefantes grandes y peludos en Alaska. Esto apunta a que todavía podrían existir pequeñas manadas de mamuts. Sin embargo, no hay evidencias científica que corroboren estos rumores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*