Plesiosaurio

El Plesiosaurio era un dinosaurio acuático de cuello largo

No cabe duda de que el Plesiosaurio es uno de los dinosaurios acuáticos más conocidos actualmente. Todos asociamos a este nombre un reptil con cuerpo de tortuga sin caparazón con un cuello muy largo. Su fama es tal, que incluso ha llegado a aparecer en algunas películas como «La tierra que el tiempo olvidó» (1975) y «Carnosaurio» (1984). También tiene cierto protagonismo en la novela de Julio Verne «Viaje al centro de la tierra» y en algunos videojuegos como «Minecraft», «Zoo Tycoon» y «Turok».

El Plesiosaurio es un género extinto de la superorden Sauropterygia que vivió a principios del Jurásico. La primera aparición de esqueletos fósiles casi completos fue en Inglaterra, en una población llamada Lias. Este reptil marino dio nombre a la orden Plesiosauria, de la cual forman parte otros géneros como Hydrorion, Seeleyosaurus y Occitanosaurus. Su nombre proviene del griego y su traducción sería «cercano al lagarto».

Anatomía del Plesiosaurio

El Plesiosaurio utilizaba sus aletas para propulsarse en el agua

La longitud que podía alcanzar este dinosaurio acuático era de 3-5 metros. Se especula que este animal tan largo tenía aproximadamente entre 90 y 100 vértebras: 40 vértebras cervicales, 21 vértebras dorsales, 3 vértebras sacrales, 28 vértebras caudales y unas pocas más al final de la cola. Para que os podáis hacer una idea de la cantidad inmensa que es, considerad que el ser humano tiene en total 24 vértebras. El cuello largo del plesiosaurio desempeñaba seguramente la función de timón a la hora de nadar.

En comparación con otros géneros de la orden Plesiosauria, el Plesiosaurio tiene un cráneo relativamente pequeño. La mandíbula tiene forma de «V», con ángulo de casi 45º. Este reptil marino tenía dientes afilados y delgados con estrías finas longitudinales. Además, son un poco curvados y circulares desde un punto de vista transversal. Se especula que pudieron ser una especie de trampa para sus presas, entre las cuales se encontraban peces y belemnites.

Artículo relacionado:
Teorías sobre la extinción de los dinosaurios

El Plesiosaurio poseía cuatro aletas alargadas que tenían forma de remo. Seguramente las utilizaba para propulsarse en el agua, ya que la cola era demasiado pequeña como para servir de órgano locomotor. Cada una de las aletas tenía cinco dígitos compuestos por varias falanges. En los especímenes adultos se ve claramente que las aletas traseras son más pequeñas que delanteras. Tras hallar impresiones de piel, se supone que la piel de este enorme reptil era lisa, y no escamada. 

Descubrimiento del plesiosaurio

El plesiosaurio tenía entre 90 y 100 vértebras

El descubrimiento del Plesiosaurio generó muchísimo interés en Inglaterra durante la época victoriana. William Conybeare y Henry De la Beche lo bautizaron como «Plesiosaurio», ya que «plesios» significa «cercano» y «saurus» significa «lagarto» en griego. Así daban a entender que este animal se parecía más a un reptil común que otros dinosaurios hallados en la misma zona, como podía ser por ejemplo el Ichthyosaurus.

En el año 1824, Willian Conybeare realizó la primera descripción del Plesiosauiro, específicamente de la especie Plesiosaurus dolichodeirus. Este espécimen, cuyo esqueleto completo fue hallado por Mary Anning, ha sido reconocido como el genoholotipo. Esto quiere decir que, a nivel taxonómico, es el tipo nomenclatural. Tras este suceso, no hubo muchos intentos de aclarar la anatomía, el estatus del género ni el tipo de especie. Por lo tanto hay poco conocimiento acerca de las variaciones y características generales entre diferentes Plesiosaurios, convirtiéndolo así en un taxón cajón sastre. Esto significa que se utilizó para clasificar especies que no encajaban en ningún otro género. Ninguno de los plesiosaurios del período del Jurásico y del Cretácico fueron asignados de forma correcta. Así pues, algunas especies tuvieron que ser reclasificadas en otros géneros:

Artículo relacionado:
Ichthyosaurus
  • El Plesiosaurus brachypterygius pasó a formar parte del género Hydriorion.
  • La especie Plesiosaurus guilielmiiperatoris pasó a formar parte del género Seeleyosaurus.
  • Finalmente, el Plesiosaurus tournemirensis pasó a formar parte del género Occitanosaurus.

Curiosidades

Se han hallado pelsiosaurios en España

Hace125 millones de años, en el período del Cretácico, la península ibérica era muy distinta. En aquel entonces, lo que es actualmente la localidad de Morella en Castellón, era un delta que se había formado al lado de la costa, por ejemplo. En él habitaban varios dinosaurios acuáticos, entres ellos diferentes tipos de Plesiosaurus, además de otros reptiles y pterosaurios.

Hace pocos años, un grupo de paleontólogos de la UNED hallaron muchos restos fósiles de plesiosaurios y otros dinosaurios acuáticos en Morella, Castellón. Este descubrimiento supuso todo un éxito para el registro de la fauna ibérica del Cretácico. El hallazgo más destacable de este descubrimiento fue una vértebra del Leptocléidido. Se trata de un plesiosaurio que nunca antes había sido descubierto en la península ibérica. Era más pequeño que el Plesiosaurio, pudiendo llegar hasta 3 metros de longitud, y tenía un cuello más corto. Se especula que vivía en aguas poco profundas.

Artículo relacionado:
Pterosaurio

También en Algora, Guadalajara, se hizo recientemente un hallazgo. Ahí se encontró una pelvis parcial de Elasmosaurio. Este era un Plesiosaurio con un cuello muy largo. Cuando se descubrió por primera vez a este animal, en Estados Unidos, se pensó inicialmente que su cuello, al ser tan largo, era la cola.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*