Areneros para gatos: tipos, pros y contras

Arenero automático para gatos

Los areneros para gatos son uno de los “muebles” básicos para aquellos que tengan a estos adorables peludetes en casa, siempre que no quieras que hagan sus cosas en el suelo, en la colada limpia, en el sofá o en la cama. Además, como los gatos son muy exquisitos, hay un montón de areneros para gatos en el mercado que se adaptan a las necesidades y al carácter de cada uno de ellos.

Por eso, en la mayoría de los casos, tendremos que informarnos e incluso hacer un poco de prueba y error antes de decidirnos por uno. Te lo ponemos fácil con esta lista con los distintos tipos de areneros que puedes encontrar. También te recomendamos que leas este artículo sobre cuál es la mejor arena para gatos: aglomerante, sílice o biodegradable.

Tipos de areneros para gatos

Arenero de bandeja

(Fuente).

Hay un montón de tipos de areneros para gatos. Es como si los fabricantes supieran que cada gato es un mundo y que nos va a costar encontrar el arenero perfecto. A continuación te hablamos de los distintos tipos:

De bandeja

Son los areneros más clásicos, incluso algunas marcas de arena los regalan si compras varios de sus productos. Evidentemente, además de ser los más clásicos y los más baratos, también son los más sencillos. Por ejemplo, acostumbran a tener las paredes muy bajitas, con lo que si tienes un gato a quien le guste escarbar, es posible que te deje el suelo más lleno de arena que una playa de Cancún. Eso sí, cumplen lo que prometen: contienen la tierra y tienes que limpiar cada poco tiempo, no tiene más misterio.

Cubiertos

Son ideales para aquellos gatos a quien les guste la privacidad, mientras que, por el contrario, no gustaran a aquellos gatos que quieran tener buenas vistas de su alrededor mientras se pongan al tema. Esto es algo bastante habitual, ya que el momento de hacer las necesidades siempre es un momento de vulnerabilidad, con lo que los gatos tienden a estar atentos a posibles amenazas de su alrededor.

Por otro lado, los areneros cubiertos evitan que caiga mucha tierra y el suelo se quede perdido, aunque, si no los limpias a menudo, el mal olor tiende a acumularse, ya que no deja de ser un espacio cerrado.

Los areneros automáticos son muy prácticos

Automáticos

Son los más caros en cuanto a rango de precios de todos los tipos de los que hablamos hoy. Son un poco complicados de escoger, ya que los hay que son una maravilla, mientras que otros tienen un funcionamiento más regulero o directamente apenas te ahorran tiempo para limpiar las cacas de tus peludetes. Lo mejor es que compruebes críticas y comentarios de los modelos que te interesan para asegurarte que te va a resultar útil, o corres el riesgo de quedarte con un trasto inútil en casa que tus gatos no toquen ni con un palo.

Con entrada superior

Para los que no quieran un solo grano de arena fuera del arenero, existen los areneros con entrada superior. Consisten en una especie de caja con una entrada en la parte de arriba por donde entra el gatete para hacer sus necesidades. El trozo que queda libre se refuerza con agujeros o con hendiduras para que, cuando salga el gato, no se vaya con él ni un poquito de arena.

Sin duda es una buena opción si estás hasta el gorro de barrer o aspirar la arena que se escapa del arenero o si tienes gatos algo guarretes, aunque, como hemos dicho, depende del gato puede agobiarse en un espacio demasiado cerrado. Además, no es recomendable para gatos muy grandes o de más de cinco quilos, ya que pueden tener problemas para entrar o salir.

Arenero cubierto

(Fuente).

Con tamiz

Los areneros con tamiz consisten en dos bandejas superpuestas y una, en medio, con agujeros, que hace como tamiz. Cuando quieres vaciar el arenero tienes que vaciar la bandeja llena en la vacía pasando la arena por el tamiz, como si fueras un buscador de oro (solo que el premio no son pepitas precisamente). Supone dos ventajas importantes: un ahorro importante de tiempo (ya que no tienes que buscar las cacas) y de arena, ya que solo quedan en el tamiz los deshechos, que van directamente a la basura.

Desechable

Y acabamos con los areneros desechables, que aunque no lo parezca no tienden a ser un derroche para el medio ambiente, ya que la mayoría están hechos de materiales biodegradables. Eso sí, solo sirven para sacarte de una emergencia (por ejemplo, si te vas de viaje varios días), ya que si los usas como arenero diario te saldrá por un ojo de la cara.

Eso sí, su funcionamiento es más fácil, imposible: todo va a la basura, la arena, las cacas, los pipíes y, por supuesto, la bandeja.

Cómo escoger el arenero perfecto

Un gato estirado en su arenero de bandeja

(Fuente).

Una vez has visto los distintos tipos de areneros disponibles, es posible que te sientas un poco mareado y que no sepas cuál se adecuará mejor a las manías de tu peludete.

  • Por eso, te recomendamos que empieces por uno de bandeja (aprovecha alguna oferta para que te salga gratis, o consíguelos en el bazar de la esquina por unos cinco euros). A partir de aquí podrás ver las necesidades de tu gato, de manera que te costará menos acertar.
  • Por ejemplo, si a tu gato le gusta escarbar, opta por un arenero con las paredes altas o cubierto, para que la tierra no se salga.
  • Si tienes un señor gato o le cuesta apuntar, opta por un cagadero que sea bien grande. También es una buena opción para las casas con varios gatos.
  • Para aquellos con problemas de espacio, un arenero que haga esquina es una buena opción. Igualmente, un arenero con entrada superior es más discreto y menos propenso a ensuciar el suelo con tierra.
  • Descarta los areneros cubiertos, o con entrada superior, si tienes un gato a quien le guste tener el ambiente despejado mientras hace sus necesidades.
  • Si te vas de viaje normalmente, te puede ser de gran utilidad tener un paquete con unos cuantos areneros desechables.
  • Finalmente, los areneros automáticos son ideales para casas con varios gatos, o si te da pereza recoger las cacas (algo perfectamente comprensible).

Los areneros de gatos son más fascinantes de lo que parece, y esperamos que este artículo te haya ayudado a encontrar tu tipo ideal. Dinos, ¿tus gatos tienen manías con los areneros? ¿Cuáles han probado? ¿Hay alguno que haya funcionado especialmente bien?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*