El comportamiento de los gatos, ¡5 misterios desvelados!

Comportamiento de los Gatos

El comportamiento de los gatos es casi siempre un misterio absoluto. Da igual que sean razas de gatos grandes, de pelo largo o corto, su comportamiento a veces incluso parece de lo más ilógico. ¿Cómo podría explicarse, sino, comportamientos tan bizarros como su manía adorable de mirarte fijamente en medio de la noche o traerte una rata muerta para desayunar?

De hecho, el comportamiento de los gatos, aunque muy peculiar (hasta el punto que puede variar de un gato a otro) tiene más lógica de lo que parece, como descubriremos a continuación, así que ¡sigue leyendo!

Aprendices de panadero

Comportamiento de los Gatos Amasar

Todos nuestros gatos (y tenemos unos cuantos) adoran la misma manta: una gruesa y peluda, que imita el pelaje de un lince (evidentemente de pelo sintético). A la hora de echarse una siesta, todos hacen lo mismo. Se suben a la manta y dan vueltas arriba y abajo, como si quisieran ablandarla, y luego la amasan abriendo los dedos de las patitas y, a veces, incluso la chupan y ronronean.

Comportamiento de los Gatos Barriga

Esta es una de las muestras de comportamiento de los gatos más adorable, no solo por el ronroneo y la felicidad que transmiten, sino por su lógica oculta. La manta les recuerda a cuando eran unas diminutas bolas de pelo y hacían lo mismo con su madre para que la leche saliera mejor.

Tu gato te quiere y te lo demuestra

Comportamiento de los Gatos Ojos

Para los novatos, el amor que transmiten los gatos puede quedar algo oculto, aunque una vez sepas diferenciarlo no dejarás de verlo por todas partes. Entre las maneras más comunes con las que tu gato te muestra cariño se encuentran traerte premios a casa (aunque para ellos la idea de premio sea un pobre bicho muerto), mirarte fijamente y parpadear lentamente (no, no está planeando la mejor manera de matarte) o escoger tu falda como lugar para echarse una siestecilla (los lugares que escogen para dormir son los que consideran totalmente seguros).

Comportamiento de los Gatos Árbol

¿El premio gordo? No hay mayor cumplido que cuando un gato choca la cabeza contra la tuya (o contra tu cara). ¡Te están marcando para que huelas igual que ellos!

Un circuito de carreras en casa

Comportamiento de los Gatos Señorial

A veces tener un gato es la felicidad. Se duermen en tu falda mientras estás mirando una película o leyendo un libro ronroneando de placer. Te maúllan con cariño al llegar a casa. Se acurrucan contigo para ir a dormir…

…y entonces empieza la pesadilla. Son las dos de la noche, al día siguiente tienes que levantarte temprano y, de repente, tu casa parece un maldito circuito de carreras. El gato parece poseído: salta, corre arriba i abajo, maúlla sin parar y salta en tu cama para que no te atrevas a dormirte, que por las noches manda él.

Comportamiento de los Gatos Suelo

Aunque te saque de quicio, lo cierto es que es un comportamiento muy normal, especialmente en gatos jóvenes. Al ser animales nocturnos, los gatos tienden a estar más despiertos por la noche, además, si no han jugado durante el día tienen que quemar esa energía sobrante como sea. Por eso es muy recomendable pasar un rato cada día jugando con ellos, o, si no es posible, buscarles otro gato para que jueguen entre ellos y les haga compañía. Otro truco que va bastante bien es ponerles la cena justo antes de que te vayas a dormir. Así seguirán el ciclo natural de estos animales: comer, acicalarse y dormir.

Esa suave zona prohibida

Comportamiento de los Gatos Arriba

Ah, la tripa de los gatos. Ese paraíso suave y calentito, ese lugar casi mítico que solo aparece en las leyendas. Se dice que los días en que los planetas se alinean tu gato te enseña la tripa y tú, deslumbrado, acercas la mano y te atreves a rozar con la punta de los dedos ese pelaje tan suave y de repente… ¿una trampa para osos? No, el gato te ha aprisionado la mano con las zarpas y seguramente te araña y te muerde como si no hubiera un mañana.

Comportamiento de los Gatos Tripa

La razón es mucho más lógica de lo que parece a primera vista. La tripa es el lugar más vulnerable de estos animales, por eso tienden a protegerla tanto. Por eso, siéntete afortunado si tu gato te enseña la barriga, ya que solo lo hacen con alguien de plena confianza, para mostrarle, precisamente, que confían en él. Ahora bien, intenta traicionar esa confianza y no dudarán a dejarte la mano como un cromo.

Comportamiento de los Gatos Orejilla

¿Qué comportamiento tenemos que seguir si nuestro gato nos enseña la tripa? En la mayoría de los casos se trata simplemente de un “se mira pero no se toca” (excepto a nuestro Cruasán, a quien por alguna razón misteriosa le encanta que le rasques la tripa). Sabemos que resistir la tentación es una tarea sobrehumana. ¡Ánimo!

Dormir en todas partes… menos en su cama

Comportamiento de los Gatos Cuenco

Una situación de lo más típica en el comportamiento de los gatos tiene como protagonista a una camita que no usa el felino el felino en cuestión… y el resto de la casa. Da igual su cama cueste más que la tuya y que le hayas comprado la mejor marca del mercado, parece que estos animales prefieren dormir en todas partes menos donde les corresponde.

Comportamiento de los Gatos Maleta

De nuevo, este comportamiento es más lógico de lo que parece. Por ejemplo, la razón de su preferencia por los sitios altos corresponde a sus días más salvajes: desde un sitio elevado pueden controlar lo que pasa a su alrededor, lo que los lleva a sentirse más seguros.

Comportamiento de los Gatos Dormir

Pasa exactamente lo mismo cuando tu gato opta por meterse en sitios pequeños y estrechos como cajas, el armario de la ropa blanca… son lugares en los que se sienten seguros, porque les dan una protección extra y no los dejan en campo abierto, donde serían más susceptibles a los depredadores.

Comportamiento de los Gatos Lamer

El comportamiento de los gatos es interesante y no tan misterioso cuando aprendemos la lógica que hay detrás, ¿verdad? Dinos, ¿tu gato se comporta de forma rara o especial? ¿Conocías las razones ocultas detrás de sus comportamientos? ¡Cuéntanos en los comentarios!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*