El mejor pienso para gatos: cómo escogerlo según sus necesidades

Gato relamiéndose

Una de las preocupaciones principales para aquellas personas que vivan con michines es encontrar el mejor pienso para gatos. Un buen pienso no solo le gustará a tu mascota, sino que incluso puede evitarte sustos y visitas al veterinario.

Por eso, en este artículo sobre los mejores piensos para gatos no vamos a hablar de marcas, sino de otros temas relacionados con la alimentación gatuna, por ejemplo, si la comida húmeda es mejor que la seca o qué tener en cuenta a la hora de escoger el pienso. Y, si te interesan los temas relacionados con la salud de los gatos, te recomendamos este otro artículo sobre la caspa en gatos.

Cómo escoger el mejor pienso para tu gato

Gato comiendo del suelo

Aunque parece que escoger un pienso u otro vaya a depender de la composición del producto, lo cierto es que esto es solo una de las muchas cosas que tenemos que tener en cuenta para encontrar la comida que más se adecue al gusto de tu gato, de su salud y, si es posible, de tu bolsillo. Así, entre las razones más comunes para escoger una marca u otra de pienso se encuentran:

Las necesidades de tu gato

Aunque los gatos sanos pueden comer prácticamente cualquier pienso, los gatos con alguna enfermedad o problema pueden necesitar un tipo de pienso especial. Un ejemplo muy claro es el que regula el peso de los gatetes, ya que los pobres tienden a engordar después de que los esterilicen. Existen muchos otros que ayudan a tu gato a sobrellevar una enfermedad y que te recomendará el veterinario si es el caso.

Su edad

Los humanos no comemos lo mismo cuando tenemos de dos años que cuando tenemos cincuenta, y con los gatos pasa un poco lo mismo. Por eso es adecuado comprar un pienso acorde a su edad. Normalmente ya viene indicado en la bolsa (por ejemplo, para cachorros, gatos esterilizados… e incluso hace un tiempo en algunas marcas se establecía una división por sexos que terminó por desaparecer).

Sus gustos

Evidentemente, los gustos de tu gato también tienen mucho que decir. Tanto, que si no le gusta un pienso no dudará a dejar el bol lleno y no comer a no ser que no tenga más remedio. Aunque ya están pensados para que les encante el sabor, un truco es, si vas a cambiar el pienso, ponerle los primeros días una mezcla del pienso de siempre con el nuevo para que se vaya acostumbrando. ¡Los gatetes odian los cambios!

Qué contiene un buen pienso

Gatos compartiendo un bol de comida

Si te encuentras un poco perdido o estás contento con tu pienso pero no sabes si es tan saludable como dice el envase, lo mejor que puedes hacer es echarle un vistazo a la etiqueta.

  • Lo primero de lo que hay que ser consciente es de que los gatos son animales carnívoros. No entienden de medias tintas: para que un gato se alimente de manera correcta no hay que darle una ensalada, sino que mientras más carne (o pescado), mejor.
  • Por eso, en las etiquetas del pienso, es buena señal cuando te dicen el porcentaje de carne que lleva, y todavía mejor si te dicen de qué animal se trata. Desconfía de los que pone simplemente carne, ya que en la mayoría de los casos se trata de productos cárnicos que no son aptos para el consumo humano y que se dan a los animales (como huesos, piel…).
  • Finalmente, a veces en las etiquetas se informa de una composición que no incorpora carne, sino otros subproductos relacionados, como grasa animal o aceite de pescado, y un montón de verduras como patatas o guisantes, usados normalmente como relleno. Un caso similar es el de los cereales, de los que hablaremos a continuación, que se utilizan en multitud de piensos como “relleno” para tener más cantidad de comida por menos precio. El mayor peligro de este tipo de pienso es que no aportará a tu gato los nutrientes que necesita, y que solo se encuentran en la carne.

El espinoso asunto de los cereales

Gato comiendo mirando para arriba

Últimamente se ha puesto de moda considerar que el mejor pienso para gatos es el que no lleva cereales. Como todo, tienen parte de razón: los cereales nunca han formado parte de la dieta gatuna, al menos hasta ahora, con lo que es mejor alimentar a nuestros gatetes sin ellos.

Sin embargo, no hay que descartarlos del todo. A veces los cereales se incluyen en algunos piensos porque son necesarios para, por ejemplo, controlar el peso o ayudar al animal con algún problema gastrointestinal.

Dicho esto, hay cereales mejores que otros para la dieta de los gatos. El arroz, por ejemplo, es el más nutritivo. En cambio, otras opciones como la cebada o el trigo no son nada recomendables, ya que incluso pueden sentarle mal a tu gato si se da el caso de que es alérgico.

¿Que es mejor, el pienso o la comida húmeda?

Gato acechando comida humana

Una de las preguntas más comunes a la hora de alimentar a los gatetes es decidir qué tipo de comida les vamos a dar. Los más comunes son el pienso y la comida húmeda, que normalmente viene en forma de lata o de sobres. Los dos tienen sus pros y contras:

Pienso

Los pros del pienso tienen relación especialmente con su durabilidad. Por ejemplo, puedes dejar el bol lleno de pienso y que tu gato vaya comiendo cuando le apetezca a lo largo del día. A los gatos les encanta, más que comérselo todo de golpe, ir picando a lo largo del día. Además, puedes combinarlo con juguetes estimulantes para que tu gato haga ejercicio mental.

En cambio, uno de los contras principales del pienso es que, como es comida seca, no contiene agua, con lo que es vital que le dejes un bol lleno para que el gatete se vaya hidratando o que lo combines con la ingesta de comida húmeda. Finalmente, contiene más calorías concentradas que la comida húmeda, con lo que el control de peso puede volverse más difícil en casa con más de un gato.

Comida húmeda

Uno de los pros principales de la comida húmeda es que normalmente a los gatos les encanta, ya que es lo más parecido a la comida “real”: tiene trozos de carne o pescado, normalmente aderezado con deliciosas salsas para darles sabor y suavidad al paladar. Además, contiene más agua, lo que da a tu gato un plus de hidratación.

Sin embargo, también tiene algunos contras, como que una vez abierta se echa a perder enseguida, con lo que tienes que estar atendo de darle a tu gato las comidas que le toquen (y que se las coma al momento) o pasará hambre. También es bastante más cara que el pienso.

Comiendo pienso del suelo

En resumen, como todo, en la variedad está el gusto. La opción más habitual es optar por una base de pienso y de vez en cuando dar una lata de comida húmeda, como premio, pero también para que tu gato no se pase la vida comiendo siempre lo mismo.

Esperamos haberte ayudado a distinguir cuál es el mejor pienso para gatos con estos consejos. Dinos, ¿con qué alimentas a tu mascota? ¿Qué opinas de los cereales? ¿Conoces algún pienso que sea el mejor? ¡Recuerda que puedes contarnos todo lo que quieras en los comentarios!

Fuentes: Cuidadosparamascotas, Welnesspetfood


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*