Razas de gatos grandes

razas de gatos grandes

Los gatos, como ocurre con otros animales, no tienen un tamaño exacto. Hay quienes pueden ser más grandes, altos, gorditos, largos… Y da igual la raza que sean. Realmente no puedes saber si tu gato va a ser considerado de raza grande o no. Salvo que escojas razas de gatos grandes que sabes que, por naturaleza, van a serlo.

Pero, ¿qué son las razas de gatos grandes? ¿Qué caracteriza a estas? ¿Y cuáles son? Si ya te hemos picado la curiosidad, ahora es cuando nosotros vamos a contarte todo acerca de este tipo de gatos.

Las características de las razas de gatos grandes

Si tienes un gato en casa, es posible que por su corpulencia, tamaño, altura… lo consideres grande. Pero no sea de ninguna raza de las que está clasificada como XXL. Esos son gatos «excepciones», es decir, gatos que, debido a los genes, crecen más allá de lo que se espera de su raza. Pero no son realmente considerados de razas de gatos grandes.

Según los expertos, las razas de gatos grandes, o gigantes, se caracterizan por:

  • Pesar en torno a 10 kilos o superar este peso. Aquí hay que tener cuidado y distinguir muy bien entre el peso adecuado del felino y el sobrepeso o la obesidad.
  • Medir en torno al metro de longitud. Esta medida debe tomarse desde la punta de la nariz hasta la cola. Hay algunos que, aun siendo pequeños, sí son más altos de la media, aunque no es normal en estos animales.
  • Carácter exigente. En otras palabras, son un poquito caprichosos y mandones. Esto es debido a que la línea sanguínea que tienen está muy relacionada con los felinos salvajes y eso provoca que sean más difíciles de manejar.

Qué debes saber sobre las razas de gatos grandes

Si quieres adoptar un gato que sea grande, o bien ya tienes uno, has de saber algunos aspectos importantes para que la convivencia sea tranquila y para que esté bien cuidado.

Y es que este tipo de gatos tienen una belleza peculiar, pero también requieren de unos cuidados más exigentes, no solo con el cepillado, sino también con la alimentación, salud, etc. Deberás llevarlo al veterinario para chequeos a fin de que su salud no se resienta por su tamaño.

Artículo relacionado:
Rascadores para gatos

Además, y debido a ese tamaño XXL que tienen, van a requerir más espacio que un felino doméstico de tamaño normal. Por ejemplo, en cuanto a su cama, que podría requerir hasta una perruna; o el arenero, que deberás hacerte con uno bastante grande para que pueda utilizarlo (y en la mayoría de los casos descubiertos para que sean cómodos de utilizar).

Otro aspecto a tener cuidado es la alimentación. Hay que establecer una cantidad diaria de alimento y no pasarse con él para evitar el sobrepeso ya que las razas de gatos grandes tienen fácilmente a sufrir esos kilos de más, y los perjudican.

Las razas de gatos grandes que existen

Centrándonos en la parte práctica, a continuación te comentamos cuáles son las razas de gatos grandes que puedes considerar abrir las puertas de tu hogar (y de tu corazón).

Gato de Bengala

razas de gatos grandes

¿Te imaginas tener un gato de bengala en tu casa? Pues no es tan descabellado como crees. Este felino, también llamado gato leopardo, es originario de Estados Unidos y el pelaje es aleopardado, es decir, que bien puede parecerte un leopardo. Si bien lo normal es que pesen 5-6 kilos, lo cierto es que la raza puede alcanzar fácilmente los 9-10 kilos, razón por la que se incluye dentro de las XXL.

En cuanto a su tamaño, es de los más grandes, superando fácilmente los 70-80 centímetros.

Y antes de que te lo preguntes, son sociables y conviven bien con personas, otros gatos, perros y sí, también roedores. Son muy nobles y cariñosos.

Maine Coon

razas de gatos grandes: maine coon

Quizá no lo sepas, pero este gato se dice que es un híbrido entre un gato y un mapache, de ahí que su nombre haga referencia a un racoon, que significa mapache. Es una de las razas de gatos grandes que vas a encontrarte, no tanto por su tamaño (longitud) que puede estar entre los 70-80 centímetros, sino más por el peso, que fácilmente alcanzarán los 11 kilos.

A pesar de ser un gato muy robusto, es muy juguetón y activo, además de tierno.

Ragdoll

razas de gatos grandes: ragdoll

Este «muñeco de trapo», que es lo que significa el nombre de la raza del felino, es en realidad un cruce de varias razas: persa, birmana y siamesa. Tiene un carácter muy pasivo, le encanta estar todo el tiempo durmiendo. Además, tardará en crecer ya que es una raza que, hasta los 3 años, no alcanza la etapa adulta, así que crecerá hasta esa edad.

Y hablando de crecer, puede hacerlo hasta los 90-100 centímetros y pesar en torno a los 9 kilos.

Razas de gatos grandes: Brasileño de pelo corto

El brasileño de pelo corto es originario de Brasil y acaba de ser reconocida hace poco (comparada con otros). Es un gato que fácilmente puede alcanzar los 10 kilos de peso y, al contrario de otras, no sufre tantos problemas de sobrepeso.

Es bastante corpulento, pero bastante activo.

Bosque de Noruega

razas de gatos grandes: Bosque de Noruega

Este felino, originario de los países escandinavos, sobre todo de Noruega, puede llegar a pesar 9 kilos o más, pero no son tan altos como otros gatos (sí bastante largos). Su pelaje es abundante, sobre todo en la parte baja de la cara y en la cola.

Chausie

Si antes te decíamos de tener en casa a un gato de bengala, en este caso lo que podrás tener es un puma. Y es que, por su apariencia, el gato Chausie bien pareciera eso, un puma en miniatura.

Puede llegar a pesar los 9 kilos y tener un tamaño que roce los 80-90 centímetros. Eso sí, necesita ejercitarte bastante además de estimularlo mentalmente. Si se le deja, puede volverse más «salvaje».

Británico de pelo largo

Británico de pelo largo

Este gato es uno de los más robustos y pesados que vas a encontrar. Puede llegar a los 9 kilos, aunque lo normal es que lo sobrepase con creces. En cuanto a su tamaño, es bastante corpulento y fuerte, por lo que impresionará en su etapa adulta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*