Guacamayo de Spix

Cómo es el guacamayo de Spix

Uno de los pájaros más llamativos del reino animal, es el guacamayo de Spix. Considerado en peligro crítico, se pensaba que estaba extinta en su hábitat natural, aunque lo cierto es que no se puede asegurar ya que podría haber ejemplares en zonas desconocidas (dentro de las de su propio hábitat).

Si quieres saber las características del guacamayo de Spix, cuál es su hábitat natural, la alimentación y la reproducción de este ave, entonces en este artículo daremos respuesta a todo ello.

Cómo es el guacamayo de Spix

El guacamayo de Spix, de nombre científico Cyanopsitta spixii, pertenece a la familia de los loros. Se trata de un animal que alcanza fácilmente los 55-60 centímetros de longitud y un peso que difiere si es macho (320 gramos) o hembra (290gr).

Lo que más caracteriza a esta especie es, sin duda, su colorido. Y es que es muy parecido al guacamayo azul (de hecho al principio se pensaba que era uno de ellos). Tiene una coloración uniforme de azul por todo el cuerpo, siendo la parte de la cabeza de un tono más pálido, casi gris, mientras que las alas y la cola son de un azul mucho más profundo. La parte de los ojos está desprovista de plumas, y tiene una especie de antifaz que ayuda a determinar si el animal es joven o adulto (porque este es blanco cuando es joven y conforme cumple años se va oscureciendo). Además, los ojos de joven son completamente negros, pero en el caso de un adulto, estos son de color ámbar claro.

Artículo relacionado:
Guacamayo azul y amarillo

Tiene un pico completamente negro salvo una franja blanca, que lo recorre en los ejemplares más jóvenes. Sin embargo, al cabo de los dos años de vida, lo pierde. Algo parecido le pasa en las patas; en los ejemplares jóvenes tienen un color gris claro, en contraposición con los adultos, que son negras.

Su esperanza de vida se estima en unos 20-30 años aproximadamente.

Algo que quizá desconozcas, porque realmente fueron descritos erróneamente, es que las películas Río y Río 2, donde aparecen dos guacamayos «azules», Blu y Perla, son en realidad guacamayos de Spix. Sin embargo, en ningún momento se les denominaba como tales.

Artículo relacionado:
Guacamayo rojo

Hábitat

El hábitat natural del guacamayo de Spix lo ubica en Brasil, donde fue descubierto en 1638 por el naturalista alemán Georg Marcgraf. Sin embargo, no toma su nombre hasta 1819, cuando el alemán Johann Baptist von Spix adquirió un ejemplar de este animal. Concretamente, podemos ubicar a este animal en la zona llamada Caatinga. Esta se caracteriza por ser una zona llena de bosques con una vegetación bastante frondosa y compuesta por caraiba, unas plantas endémicas del lugar.

Le gusta vivir en zonas de bosques tropicales, a poder ser cerca de arroyos, pero también en zonas de matorrales secos. No tolera bien el frío, sino que prefiere las zonas cálidas.

Artículo relacionado:
Guacamayo azul

Este animal está considerado extinto en libertad, pero sí que hay algunos ejemplares en cautividad. De hecho, estos pueden ser la clave para conseguir que la especie no se pierda. Hoy día, y tras un trabajo bastante complicado para salvar la especie, se sabe que en marzo de 2020 nació una cría, por lo que es probable que pueda recuperarse. Sin embargo, aún queda mucho por hacer para que el guacamayo de Spix deje de ser considerada una especie en peligro de extinción crítico.

La alimentación del guacamayo de Spix

La alimentación del guacamayo de Spix

El guacamayo de Spix es un ave que se alimenta en un 90% de semillas. De hecho, son dos especies de plantas Euphorbiaceae sus favoritas, y se encuentran en la zona donde viven. Sin embargo, en cautividad tienen otro tipo de alimentación, también de semillas.

La reproducción del guacamayo de Spix

La reproducción del guacamayo de Spix

El guacamayo de Spix es un animal del que no se sabe mucho acerca de su reproducción. Estos animales son monógamos, es decir, que tienen una sola pareja durante toda su vida, y cuando la encuentran no se separan de ella.

Cuando llega la época de reproducción, entre los meses de noviembre y marzo, escogen nidos hechos en los huecos de los árboles, de tal manera que se protegen de otros depredadores y al mismo tiempo mantienen una temperatura más constante mientras los huevos se desarrollan. La puesta habitual del guacamayo de Spix es de 3 huevos, aunque en cautividad se sabe que pueden llegar a poner hasta siete huevos). Estos no los ponen todos a la vez, sino que normalmente hay una puesta diaria hasta que finaliza para después pasar a incubarlos, en este caso la hembra, mientras que el macho se dedica a alimentarla y a protegerla de cualquier depredador.

Una vez rompen el cascarón las crías, transcurridos unos 25-28 días, estas salen sin plumas y de un tamaño muy pequeño, pero al cabo de una semana lo duplican. Las plumas comienzan a salirle a los 70 días aproximadamente y es cuando se vuelven más activos, aunque el nido no lo abandonarán hasta mucho más tarde. De hecho, permanecerán con sus padre un tiempo hasta que encuentren a una pareja y entonces se desliguen de ellos.

¿Se puede tener un guacamayo de esta especie como mascota?

¿Se puede tener un guacamayo de esta especie como mascota?

Como te hemos comentado antes, el guacamayo de Spix es un animal que prácticamente se considera extinto en libertad. Sin embargo, sí que hay ejemplares en cautividad. Estos son los que han permitido que la especie no se pierda porque han llevado a cabo actividades en pro de devolver la especie a la naturaleza.

Sin embargo, eso no quiere decir que puedas tener un guacamayo de esta especie como mascota. Primero, porque hablamos de un animal del que quedan muy pocos ejemplares; y segundo porque no es fácil de conseguir. Fomentar la caza de estas aves, cuando todavía no se sabe si van a sobrevivir en libertad y a aumentar su número, sería un grave error para preservarlos.

De hecho, no solo la caza de este ave es lo que ha supuesto la extinción de la especie, sino que también la tala de los árboles de los que se alimenta y donde viven ha puesto en peligro su hábitat, y con ello se han perdido más ejemplares.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*