Guacamayo rojo

Características del guacamayo rojo

Dentro de los guacamayos, uno que llama mucho la atención es el guacamayo rojo, un ave caracterizado por un plumaje rojo escarlata que capta la atención de todo aquel que lo ve. Con otras plumas en colores que contrastan con su color habitual, es de los más apreciados.

Si quieres conocer más características del guacamayo rojo, su hábitat, alimentación y reproducción, no dudes en echarle un vistazo a este recopilatorio que te hemos preparado.

Características del guacamayo rojo

El guacamayo rojo, también conocido por su nombre científico, Ara Chloroptera, es un animal de múltiples nombres. Y es que, además de los habituales, en muchos países recibe otros nombres como por ejemplo guacamayo rojo de alas verdes o guacamayo rojo y verde; o aracanga.

Se trata de un ave que llega a medir unos 73-76 centímetros de longitud, con un peso no superior a los 1700 gramos. Al igual que ocurre con otros Ara, es muy complicado distinguir a un macho de una hembra y, a ciencia cierta, solo un análisis de sangre es capaz de hacerlo. Aunque los expertos dicen que las hembras tienen un menor tamaño y peso, así como el pico más curvado, pequeño y ancho.

Su cuerpo está recubierto de un plumaje en rojo, pero también tiene otros colores. Por ejemplo, en la parte de las alas, estas serán verdes, mientras que la cola seguirá siendo de base marrón y azul al final como en muchos otros guacamayos.

Artículo relacionado:
Guacamayo jacinto

En la parte de la cara tiene unas pequeñas plumas dispuestas como si fueran líneas en la parte de los ojos. Estos tienen un anillo externo dorado y el iris es de color marfil. En cuanto al pico, este es muy fuerte. Su mandíbula superior es blanca y tiene un triángulo negro en el borde conectado con la mandíbula inferior (en negra). Es característico de este ave que tenga una mancha marfil en la parte superior de su pico.

Por su parte, las patas son de color gris y bastante fuertes. Las utilizan para sujetarse en las ramas de los árboles pero también pueden usarlas para agarrar objetos y ayudarse de ellas para conseguir manipularlo con su pico.

Su esperanza de vida es bastante alta ya que se estima que puede ser mayor de 100 años.

El comportamiento del guacamayo rojo

El comportamiento del guacamayo rojo

El guacamayo rojo es un animal que, al igual que otros de su especie, es bastante gritona. De hecho, es característico que, en la vida salvaje, chille de forma estridente cuando vuela.

Es muy inteligente e inquisitiva, pero no le gusta la soledad. Se recomienda siempre que esté con otra ave, aunque no sea de su misma especie. Además, es muy nervioso, sobre todo si vive en una jaula que no le permite moverse libremente.

Es un ave que le gusta que le presten atención y que puede aprender trucos si te armas de paciencia y repites durante un cierto tiempo.

Hábitat

El guacamayo rojo es originario de la selva amazónica, el entorno en el que vive. Concretamente, se le puede encontrar en zonas de Panamá, Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay…

Le gusta vivir en bosques húmedos y en lugares entre los 500 y 1500 metros sobre el nivel del mar. Hay algunos ejemplares que también puedes establecerse en zonas montañosas, pero estas deben estar provistas de selvas.

La alimentación del guacamayo rojo

La alimentación del guacamayo rojo

La alimentación principal del guacamayo rojo consiste en semillas, pipas de girasol, algunos frutos secos como nueves, avellanas… así como trigo, maíz, avena, frutas y verduras. Dependiendo de dónde viva, tendrá mayor facilidad para adquirir los alimentos, pero su dieta no suele salirse mucho de estos alimentos.

En cautividad también debe comer estos mismos, si bien, en ocasiones, se le puede dar un suplemento para compaginar la toma completa de sus necesidades.

La reproducción del guacamayo rojo

La reproducción del guacamayo rojo

El guacamayo rojo es un animal que, a la hora de reproducirse, lo hace por temporadas, y también en un mismo territorio. Así, cuando llega el momento, los pájaros vuelan hacia ese territorio para aparearse, tener las crías y, una vez estas son grandes, volar hacia otro lugar hasta el año siguiente que vuelven para reproducirse de nuevo.

Los nidos del guacamayo rojo se colocan en los huecos de los árboles, pero también pueden estar en las grietas de las rocas, en arcilla, etc.

Tras el apareamiento, la hembra pone unos 2-3 huevos de color blanco y tamaño pequeño. Estos estarán incubándose una media de 26 días. Sin embargo, será la hembra quien los incube ya que el macho no lo hará nunca. Sí le proporcionará alimento y cariño, ya que entrará al nido, pero no se ocupará de las crías hasta el momento en que rompan en cascarón.

Una vez lo hagan, tanto el macho como la hembra se encargarán de llevarles alimento y de cuidarles.

¿Se puede tener como mascota?

El guacamayo rojo sí se puede tener como mascota. Ahora bien, es complicado de encontrar ya que, en algunos países, como Argentina, se dice que quedan muy pocos, o incluso que está extinto. Esto hace que muchos protejan la especie y, de hecho, está en peligro de extinción.

Como mascota, requiere de una serie de cuidados importantes como elegir una jaula bastante amplia para albergar al menos a dos aves, proporcionarle una comida donde obtenga todos los nutrientes necesarios así como ejercicio y cariño.

Artículo relacionado:
Guacamayo azul

No es una mascota silenciosa ni mucho menos, ya que suele producir ruido durante todo el día, incluso cuando está comiendo. Además, a la hora de reproducirse en cautividad, es bastante más difícil de conseguirlo que con otras especies.

A pesar de esto, en cautividad suele estar tranquilo y tiene buen carácter, aunque puede llegar a ser destructivo porque con su pico podrá partir cualquier cosa que él quiera.

Dónde comprar un guacamayo rojo

A pesar de esto, se puede conseguir como mascota un guacamayo rojo gracias a los criadores. Y es que, si tienen crías, estos a menudo las ponen a la venta para aquellos que deseen un ejemplar como este. El precio es bastante elevado, ya que puede ir de los 700 a los 3.000 euros por ejemplar. Esto provoca que no muchos se aventuren a tenerlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*