Crías de hámster

Cómo cuidar crías de hámster bebé

Si tienes un hámster como mascota, sabes que, la gran mayoría de ellos debe vivir en grupo, con lo que es habitual que se tenga una pareja. Y, de esta, puedes tener crías de hámster. Pero, ¿qué ocurre si los padres no cuidan a los bebés? ¿Y qué debes hacer tú?

Si quieres conocer cuáles son los cuidados de las crías de hámster, qué hacer con ellas y conseguir así que se desarrollen y sobrevivan, ya sea con o sin sus padres, presta atención a lo que hemos preparado para ti.

Cuántas crías tiene un hámster

Dependiendo del tipo de hámster que tengas, es posible que este dé a luz a más o menos crías. Y es que te puedes encontrar con un alumbramiento de 3 crías, pero también con uno de 20. Lo normal es que, en el caso de los hámsteres enanos, no tengan más de 6 crías, mientras que, un hámster algo más grande, como el sirio, sí puede llegar a tener entre 7 y 11 crías.

La reproducción del hámster es casi igual para todas las razas que hay en el mundo, es decir, una vez tiene lugar el apareamiento con el macho, conviene separarlo de la hembra para evitar peleas o la posibilidad de que uno de ellos se coma a las crías (a veces el macho, a veces hasta la hembra). También hay que vigilar a la hembra, ya que algunas veces ataca a los machos para matarlos, aun siendo sus crías).

Cuántas crías tiene un hámster

Cuándo debes ocuparte de las crías

Y ahora la gran pregunta: ¿cuándo debes ocuparte de las crías de hámster? De hecho, es algo que quizá te preguntes desde hace tiempo ya que lo normal es que todos los animales se ocupen de sus crías y las cuiden hasta que se pueden defender por sí solas.

El problema es que, en cautividad, el hámster no siempre se comporta de esa manera, además de que puede haber muchas situaciones que te obliguen a encargarte de las crías. ¿Cuáles son? Por ejemplo:

  • Que la madre fallezca al dar a luz. No es habitual, pero puede ocurrir, y eso deja a las crías indefensas y sin nadie que las cuide (porque muy rara vez un macho toma el papel de la madre y, aun haciéndolo, no puede proporcionarles el alimento que necesitan).
  • Que la madre rechace a las crías. Otra de las posibilidades que pueden ocurrir y que dejaría a las crías “ a su suerte”. Esto puede darse para con todas ellas o bien para algunas que seleccione la propia madre. Por eso es importante prestar atención al comportamiento, sobre todo para evitar que ataque a sus hijos, o incluso que los mate.
  • Que cumplan las tres semanas. O como mucho el mes. La razón es que, a las cinco semanas, un hámster ya es sexualmente activo, y si está con más hermanos, puede provocar que haya encuentros que no deben permitirse porque podrían provocar problemas en el embarazo o incluso en las crías que nazcan (deformaciones, problemas hormonales, etc.).

Por eso, a la hora de tener crías de hámster, debes ser consciente que, tarde o temprano, tendrás que ocuparte de ellas, ya sea desde pequeñas, o a partir de las 3 semanas, cuando ya los animales son más grandes y están listos para destetarse.

Qué hago con las crías de hámster

Qué hago con las crías de hámster

Cuidar crías de hámster no es fácil, sobre todo a cierta edad. Y es que, cuando estas nacen, están ciegas, sordas y además no tienen ningún pelaje que las proteja del frío. Pero sí tienen un olfato muy desarrollado y se pueden mover con sus manitas. En ese momento, dependen de la madre ya que se alimentarán de la leche de esta pero, ¿qué pasa si la madre no puede proporcionársela?

En caso de que no pueda ocuparse de las crías, tendrás que hacerlo tú, y para ello en las tiendas de animales podrías encontrar preparados para hacer leche a fin de cuidarlos. Ahora bien, necesitas una pipeta pequeña para poder alimentarlos ya que, al ser pequeños, no pueden con un biberón normal. Básicamente lo único que hacen las crías durante 7-10 días es comer y dormir. Es a partir de ese momento, cuando ya tienen los ojos abiertos, el pelaje completo y sedoso y escuchan lo que hay a su alrededor, además de empezar a corretear por toda la jaula.

Si la hembra puede con las crías, lo mejor es dejarla que ella se ocupe, ya que sabrá cómo actuar en todo caso. Pero, a las 2-3 semanas, sí conviene que actúes, para destetarlas, pero también para separar a los machos de las hembras ya que puede haber problemas de territorialidad, o incluso el hecho de que la madre, viéndolos un peligro para las hembras, los acabe matando.

Por tanto, podemos decir que es a partir de las 3 semanas cuando debes empezar a cuidar a las crías pero, ¿cómo?

Cómo cuidar una cría de hámster

De manera práctica, aquí te dejamos los cuidados principales que debes darle a las crías de hámster. Ten en cuenta que no es una sola (normalmente), sino que cuidarás de varios.

Cómo cuidar una cría bebé

Una madre, como hemos visto antes, puede rechazar a las crías, matarlas, o incluso olvidarse de ellas por muchos motivos. Uno de los más habituales es por nuestra culpa, ya que tendremos a tocar la jaula, o incluso las crías, y la hembra se estresa ante esa intrusión (además de que dejas el olor en las crías y eso para ella es un peligro). Otro motivo es cuando la hembra sale de la jaula (por ejemplo porque esté acostumbrada a salir todos los días); al llegar puede no reconocer a la camada y, por ende, no ocuparse de ella (o peor aún, atacar).

Por eso, cuando se tienen crías de hámster, lo más recomendable es, durante tres semanas, tocar lo mínimo posible la jaula, solo limpiarla y ponerle alimento, pero nada más. Ni siquiera tocar a las crías o intentar verlas. Ya habrá tiempo a las tres semanas para hacerlo.

Artículo relacionado:
Cuidados de un hámster

El problema es que, por mucho cuidado que pongas, a veces se dará el caso de que la hembra no se ocupe de su camada, y ahí sí debes intervenir tú. De hecho, esto es lo que debes hacer:

  • Intenta proporcionarles calor. Algo que funciona muy bien es una simple caja (de zapatos, de alguna compra online, etc.) y un calcetín de lana o algo similar. Ya está. Ni piedras, ni calefacción… nada.
  • Dales alimento. Puedes usar una pipeta o incluso una jeringuilla pequeña para darle la leche o una papilla especial. Si no sabes qué darle, en la tienda de animales, o incluso en una consulta con un veterinario, te pueden orientar para saber qué debes hacer. Ten en cuenta que comen cada pocas horas.

Durante unas 2-3 semanas no tendrás que hacer mucho más. Es a partir de ese momento cuando deberás empezar a enseñarle dónde beber agua, cómo comer sólido, etc.

Cómo cuidar un hámster joven

Cómo cuidar un hámster joven

Con joven, nos estamos refiriendo a uno que tenga 3 semanas mínimo, que es el momento en que comienza el destete y cuando has de separarlos de la madre, sobre todo a los machos. En ese momento, el hámster ya podría comer alimento adulto, peor sus incisivos aún no están desarrollados del todo, y por eso puede ser más complicado.

¿Qué hacer entonces? Intenta proporcionarle alimento más pequeño, fácil de digerir, e incluso blando. Por ejemplo, un poco de pan con leche, semillas pequeñas y blandas (por ejemplo el mijo o panizo), algo de pescado y carne (pero muy poca cantidad), etc.

También debes enseñarle dónde está todo, sobre todo el bebedero, acercándole a este para que sepa que ahí hay agua para beber (ya que pueden no ubicarla en la jaula). Lo mismo con la comida (aunque esta se guían por el olor).

Artículo relacionado:
Hámster de angora

Además de esto, también necesita de una cama, o una zona donde resguardarse. Te recomendamos que uses algodón de farmacia o pelo de cabra, para que sea él mismo quien haga su casa-cueva para dormir. Si ves que no se le da bien, siempre puedes ayudarle. Controla, eso sí, que el lugar donde esté el hámster no pase de los 18-25 grados, porque podría enfermar o, peor aún, entrar en hibernación y, siendo tan pequeño, puede no sobrevivir.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*