Hámster panda

cómo es el hámster panda

El hámster panda es uno de los mamíferos que más llama la atención por su pelaje en blanco y negro. Muy buscado por aquellos que lo quieren tener como mascota, a pesar de no ser el más recomendado.

Si quieres conocer cómo es el hámster panda, cuál es su origen, y los cuidados que precisará, entonces aquí vas a encontrar todos esos datos.

Características del hámster panda

El hámster panda es una variedad del hámster sirio. Su característica peculiar que le hace tener un nombre diferente es en realidad su pelaje, en color negro y blanco y con una similitud a los osos asiáticos. De ahí que se refieran al hámster sirio blanco y negro como panda.

El tamaño de este mamífero es de entre 13 y 18 centímetros. No suele superar los 120 gramos de peso (salvo en ocasiones en que tenga sobrepeso por una mala alimentación). Tiene un cuerpo rechoncho, pero bastante robusto y además es muy ágil y activo. Su pelaje, además de en color blanco y negro, es corto y suave.

Artículo relacionado:
Hámster siberiano

Tiene las orejas redondas, y los ojos de color negro. El hocico es puntiagudo y las patas las tiene muy cortas.

A pesar de que hablamos de un hámster sirio, lo cierto es que su personalidad es contraria a este. El hámster panda es solitario y se puede poner agresivo si se le molesta, se asusta o está incómodo, llegando incluso a morder. Además, ve a poca distancia (15 centímetros) y, según los expertos, solo en blanco y negro.

La esperanza de vida del hámster panda es de unos 2 años aproximadamente, si bien, con buenos cuidados, podría llegar a los 3.

Dónde vive

A pesar de que el hámster panda es uno de los más apreciados dentro del mundo de los hámsteres, lo cierto es que, como tal, no es un tipo de hámster, sino una variante del hámster sirio, En realidad, lo que tendrías es un hámster sirio con colores característicos que se crían aparte para que se asemejen a osos asiáticos.

Así puedes, el hámster panda es un mamífero originario de Oriente Medio, además del sureste de los Estados Unidos. Sin embargo, hoy día es una de las mascotas que más se aprecia en muchas familias y hay muchos criadores que tienen este tipo de animal para venderlo o para disfrutar de él.

Cuidados del hámster panda

Cuidados del hámster panda

Tener un hámster panda es como tener un hámster sirio. Por eso, sus cuidados son prácticamente los mismos. Aquí te los resumimos todos ellos.

Artículo relacionado:
Cómo cuidar a un hámster

La casita del hámster panda

La jaula de este mamífero, al contrario de lo que ocurre con otros de su especie, no tiene por qué ser demasiado grande. Sí conviene que sea lo suficientemente grande (de ancha y larga) para que pueda vivir bien, pero no precisa de un tamaño excesivo para su desarrollo.

Lo que sí debes tener en cuenta es que necesitará de algunos juguetes para entretenerse, por lo que te recomendamos una rueda y algunos otros que no sean muy ruidosos para que no moleste tu descanso.

Junto a esto, un comedero, una casita donde resguardarse y un bebedero serán imprescindibles.

Para el suelo de la jaula, conviene colocar algún material que impida que el animal camine entre los barrotes, entre el metal o en el mismo plástico. Por ejemplo, alguna arena especial, madera, etc.

Artículo relacionado:
Hámster ruso

Por último, añade en la jaula algún producto con el que el hámster pueda limarse los dientes. Es importante esto ya que, si bien con el alimento pueden hacerlo, nunca está de más tener un extra.

Qué come el hámster panda

El hámster panda en cautividad, necesita de una dieta variada y que cubra todos sus nutrientes. Por eso, uno de los alimentos más habituales para ellos son los pellets preparados que venden en tiendas de animales y que le darán una base de esa alimentación.

Sin embargo, esto no quiere decir que no se le pueda completar con una serie de alimentos frescos que a ellos les encantan. Por ejemplo, nueces, zanahorias, verduras de hojas verdes, frutas que no sean muy ácidas, etc. Hay que tener cuidado para que esos alimentos no permanezcan mucho tiempo en la jaula, retirándolos si al cabo de unas horas siguen en su comedero.

Además, debes evitar los alimentos muy dulces (o con grandes cantidades de azúcar) ya que es propenso a tener diabetes o a la obesidad.

Cómo se reproduce

Reproducción del hámster panda

La madurez sexual del hámster panda, como ocurre con el sirio, se produce a las 4 semanas de vida. En ese momento, las hembras tienen el celo cada 4-6 días y en esos moementos puedes intentar juntarlo con un macho. Antes del celo, lo más probable es que la hembra ataque al macho, por lo que hay que controlar bien cómo se relacionan y esperar que no haya peleas entre ellos (si se producen y son habituales, lo mejor es separarlos).

Como sabes, el hámster panda es solitario, no le gusta estar en la jaula con otro animal, ni diferente ni de su misma especie. Solo lo tolera a la hora de reproducirse, y no siempre.

Si se consigue y la monta se produce varias veces por parte del macho, es muy probable que haya tenido éxito (un claro indicio será que tanto el macho como la hembra se limpiarán sus genitales). En ese momento es mejor volver a separarlos para que no haya problemas.

Artículo relacionado:
Hámster común

La gestación es muy corta. A los 16 días del encuentro, tendrás las crías que pueden ser entre 7 y 11 animalillos. Por eso, hay que prepararla para que no vaya a matar a ninguno, aportándote todos los nutrientes que necesite para que se sienta fuerte.

Estas crías nacen sin pelo, ciegas y completamente dependientes de la madre. Es importante no tocar a las crías ni tampoco molestar en demasía a la madre, ya que puede matar a las crías. Por eso, lo mejor es dejarlas al menos durante 14 días, tiempo en que las crías se desarrollan y pueden tolerar mejor el contacto humano.

A las 3-4 semanas es importante separar a las crías macho de la madre y de sus hermanas porque puede que las hembra los mate a todos. En cuanto a las hembras, pueden estar hasta las 5-6 semanas pero no más porque la hembra puede volverse agresiva para con ellas.

Dónde comprar un hámster panda y cuánto cuesta

A la hora de comprar un hámster panda, el mejor lugar donde puedes hacerlo es a criadores que se dedican a ellos, ya que, normalmente, cuidan mucho a las parejas y a las crías, con lo que sean animales más sociables que los que te encuentras en las tiendas de animales.

Además, ten en cuenta que es uno de los hámsteres que menos se recomienda con los niños porque se puede poner agresivo si lo asustan o lo cogen sin darse cuenta. Sin embargo, si desde pequeño ha tenido contacto humano, estará más dócil, y será mejor mascota.

Has de mirar siempre que el animal esté alerta, que no tenga heridas en su cuerpo, que no se asuste, que el pelaje no esté erizado o con un aspecto pobre…

En cuanto a su precio, suelen costar entre 20 y 40 euros, dependiendo sobre todo de la máscara de blanco y negro que tenga (que se asemeje más o menos a un oso asiático o incluso a un oso panda de los más conocidos).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*