Hormiga bala

Características de la hormiga bala

Dentro del reino de las hormigas, hay muchas especies diferentes. Algunas son comunes y las conocemos a simple vista. Pero hay otras, como la hormiga bala, que nos llama la atención su nombre, aunque no querrías acercarte a ella, ni mucho menos que te mordiera.

Si quieres conocer las características de la hormiga bala, el hábitat donde vive habitualmente, su alimentación y reproducción, o saber más sobre la picadura de este animal, no dudes en echar un vistazo a lo que hemos preparado.

Características de la hormiga bala

La hormiga bala, también conocida como hormiga tocantera o por su nombre científico, Paraponera clavata, es un himenóptero único del género Paraponera (que significa dolor). Su tamaño es bastante mayor que el de las hormigas «comunes», ya que es capaz de alcanzar los 18-30 milímetros. Su cuerpo es de color rojo y negro, en varias tonalidades y no tiene alas. La reina de esta especie es aún más grande que los otros ejemplares.

Se caracteriza por tener en la parte de la cabeza una mandíbula como si fueran tenazas que utiliza para morder e inmovilizar a sus presas. Pero en sí, esta mordedura no es nada si tenemos en cuenta que, además, dispone de un aguijón en la parte trasera con el que puede inyectar un veneno poderoso con el que es capaz de paralizar a su presa a fin de que no oponga resistencia.

Artículo relacionado:
Hormiga reina

Otra de las características de este himenóptero es que está cubierta por «pelo», aunque no lo suficiente como para cubrirla por completo.

Su esperanza de vida no es demasiado alta ya que viven entre 45 y 60 días.

Hábitat

La hormiga bala es fácil de encontrar en la zona que va de Nicaragua al Amazonas. De hecho, esta hormiga forma parte de algunos rituales de tribus. Por ejemplo, uno de los rituales que las utilizan es el de meterlas «anestesiadas» en guantes y estos puestos en niños que, cuando despiertan las hormigas y ven que están atrapadas, empiezan a picar, de tal forma que el pequeño debe aguantar 10 minutos con los guantes para considerarlo «un hombre». Y no solo una vez, ha de pasar por eso hasta 20 veces.

El hábitat natural de la hormiga bala es el bosque. Habita tanto en el suelo como en los árboles y puedes encontrarte lianas e incluso troncos cubiertos totalmente por estas hormigas.

De hecho, su colonia puede tener varias entradas, tanto por el suelo como entre las raíces de los árboles. Y según su papel, se encargan de proteger el nido, de buscar comida o de reproducirse.

La alimentación de la hormiga bala

La alimentación de la hormiga bala

La dieta de la hormiga bala es bastante variada. Pero básicamente consiste en dos alimentos: animales y néctar. Entre los animales que más forman parte de su alimentación están las termitas, los milpiés, insectos variados e incluso otras hormigas. En cuanto al néctar, también pueden comer savia y exudados de otras plantas.

La reproducción de la hormiga bala

La reproducción de la hormiga bala

La reproducción de la hormiga bala le corresponde solo a la reina. Esta realiza un vuelo junto con el macho de tal forma que se fecundan los huevos en el aire, donde las dos se aparean. Después, la reina construye una cámara pequeña donde se introduce y, durante un año completo, no sale de allí sino que se encarga de poner los huevos y de alimentarlos ya que serán los que formarán el grupo de las hormigas obreras.

Una vez estas hormigas son adultas, serán ellas las que se encarguen de ampliar el nido y de ocuparse de los huevos y de alimentar a la reina para que siga creciendo la colonia. De hecho, es habitual que el hormiguero esté formado por unas 500 hormigas bala en total, pudiendo incluso ser superior.

¿Qué pasa si te pica una hormiga bala?

Desgraciadamente, la hormiga bala pica. Y duele mucho. Además de tener en cuenta de que hablamos de una hormiga «enorme», comparada con otras, la picadura no es agradable, e incluso en algunos casos se ha llegado a reportar de que esta es mortal.

Según se dice, la picadura de la hormiga bala es 30 veces más dolorosa que la de una abeja o una avispa, lo cual indica que no es un animal con el que debas enfrentarte, sobre todo porque es capaz de picar, como su nombre indica, proyectando el disparo.

Artículo relacionado:
Avispa asiática

En Internet puedes encontrar algunos vídeos de aventureros insensatos que se animan a probar lo que es una picadura de hormiga bala, así como las consecuencias de este “reto”. Sin embargo, lo cierto es que no es tan “bonito” como se dice. Y es que, cuando te pica, además de las reacciones que vas a tener (quemazón, dolor intenso, espasmos, sensación de opresión en la zona, inflamación, sudores fríos o fiebre…), puede provocar un problema mayor que haga tener que acudir a urgencias.

La picadura tiene dos fases. La primera es cuando las mandíbulas de la hormiga atrapan a su victima. Son muy poderosas y no dejan escapar a nadie. Pero la siguiente fase es aún peor, y es que, cuando ya tiene fija a su víctima, la hormiga da la vuela al abdomen y pica con su aguijón al mismo tiempo eyaculando un veneno bastante fuerte, aunque no es mortal (salvo que se tengan problemas médicos).

La dolorosa picadura

La dolorosa picadura de la hormiga bala

Según el Índice Schmidt de dolor de las picaduras, que no tiene validez científica como tal, pero sí se conoce mucho por los estudiosos de la ciencia y los animales, hay tres-cuatro himenópteros que son capaces de alcanzar el nivel más alto de este índice. Y uno de ellos es la hormiga bala. Según el entomólodo Schmidt, la picadura produce un «dolor puro, intenso, brillante. Como caminar sobre carbones encendidos con un clavo oxidado de ocho centímetros hincado en el talón».

El dolor de la picadura de la hormiga bala puede durar hasta un día entero. Además, la zona se inflama y enrojece. Pero no solo eso. También arde, de tal forma que es como si tuvieras una quemadura que no deja de arder por dentro.

Y es que la picadura está compuesta por un veneno, la poneratoxina, que es un compuesto neurotóxico paralizante, de tal forma que estamos hablando de una toxina muy poderosa que puede poner en riesgo la salud de la persona.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   luis dijo

    excelente información