Hormiga carpintera

características de la hormiga carpintera

El reino animal se caracteriza por no tener una especie de cada uno de los animales, sino varias de ellas. Por eso, en el caso de las hormigas, podemos encontrarnos con muchas diferentes. Una de ellas, la hormiga carpintera, erróneamente emparentada con las temibles termitas (sin que sean lo mismo.

Pero, ¿qué es una hormiga carpintera? ¿Dónde vive? ¿De qué se alimentan? Esto y mucho más vas a descubrirlo a continuación.

Características de la hormiga carpintera

La hormiga carpintera, de nombre científico Camponotus, es en realidad una hormiga de la que podemos encontrar hasta 12 especies diferentes. Todas ellas crean una colonia en la madera, pero su color, forma y tamaño varía según la especie. Así, te puedes encontrar con hormigas carpinteras marrones, negras, castañas, etc. En cuanto al tamaño, lo normal es que midan hasta 9mm.(pero pueden medir hasta los 20mm de la hormiga reina). Por último, su forma es muy diversa ya que hay hormigas parecidas a las comunes y otras que difieren en su cuerpo.

Lo que sí tienen como característico es que están recubiertas por un vello muy fino. Este tiene la función de protección, ya que le sirve para que los microorganismos no las ataquen. Además, en la parte de la cabeza, más concretamente en lo que sería su «rostro», tienen unas grandes mandíbulas, tan fuertes y poderosas como para poder romper la madera y hacer agujeros en ella.

Artículo relacionado:
Hormiga zombie

Su esperanza de vida va desde los 7 años en unas hormigas, hasta los 25 que puede vivir la hormiga reina.

Hormiga carpintera vs termitas

A pesar de que la hormiga carpintera y la termita puedan parecer lo mismo, no lo son. De hecho, la única similitud que tienen es que hay pasión en ambas por la madera.

Pero, mientras que a una le encanta comérsela (las termitas) y viven por y para eso, en el caso de la hormiga carpintera su afán por la madera es para construir dentro de la misma un hábitat donde vivir. En otras palabras, la hormiga carpintera no se come la madera, sino que la “talla” para poder vivir dentro de la misma.

De ahí que, en su entorno natural, estas hormigas se encuentren dentro de los troncos de los árboles, donde hacen sus nidos.

Hábitat

La hormiga carpintera puede encontrarse en varias partes del mundo, pero es más habitual en el continente americano y en el europeo.

Su hábitat natural está localizado en zonas húmedas y con abundante presencia de madera, ya sean bosques o árboles solitarios. Ellas son capaces de crear «pasadizos» a través de la madera de los árboles de tal forma que excavan su propia colonia dentro de un árbol o de una madera.

Tipos de hormigas carpinteras

Tipos de hormigas carpinteras

Dentro de la colonia de la hormiga carpintera, hay varios roles, y eso también influye en la anatomía de la hormiga. Así, te encuentras con las siguientes:

Hormiga obrera: son de color negro, rojo, café oscuro, amarillo, etc. Realmente son la parte más importante la colonia. Y es que ellas solas se encargan de mantener vivo el hormiguero. Una vez la hormiga reina mantiene la primera “ronda” de huevos y estos se hacen adultos y empiezan a “trabajar”, ella se desentiende dejando el mantenimiento en ellos. Entre sus funciones está el abastecer la colonia de alimento, agrandarlo, cuidar de las larvas y los huevos (la futura mano de obra), etc.

Hormiga reina: es la única hormiga con alas de la colonia (pero se las arrancan tras la primera fecundación). Es capaz de medir hasta 20mm y puede ser amarilla, negra, roja o color café. Se encarga de poner los huevos para que la colonia aumente en número. Los primeros sí que se encarga ella misma de cuidarlos hasta que son adultos, pero a partir de ahí su único cometido es el de engendrar nuevos miembros para la colonia.

Artículo relacionado:
Hormiga león

Hormigas «princesas»: las «princesas» son hormigas que pueden convertirse en reinas una vez se apareen con los machos. Ellas también tienen alas, junto con los machos con alas (denominados zánganos).

Hormigas macho: son hormigas con alas cuya función es la de fecundar, ya sea a la reina o a las princesas. En todo caso, no tienen otra función más allá de esa y, una vez la cumplen, se mueren inevitablemente. Lo hacen siempre fuera de la colonia ya que el apareamiento tiene lugar en el exterior (y en el aire).

Soldados: son hormigas hembras, pero, al contrario que las princesas, son estériles y se encargan de defender la colonia.

La alimentación de la hormiga carpintera

La alimentación de la hormiga carpintera

La hormiga carpintera no es muy sibarita en cuanto a comer solo un tipo de alimento. En realidad, es capaz de alimentarse de múltiples sustancias, entre ellas los insectos muertos, los dulces que puedan caer de las plantas o flores, néctar, etc. Para ello, un grupo de hormigas carpinteras se encargan de buscar el alimento para llevarlo a la colonia y compartirlo.

Algo que pocos conocen es que esta especie también actúa en simbiosis con otros insectos. Por ejemplo, es capaz de introducir en su colonia a las orugas de mariposa para que estas le proporcionen alimento (los jugos del animal) y, al mismo tiempo, la oruga se alimenta de ellas.

La reproducción de la hormiga carpintera

La reproducción de la hormiga carpintera

La reproducción de la hormiga carpintera recae íntegramente en la hormiga reina. Ella es de hecho quien forma la colonia porque, una vez se aparea con un macho, la hormiga busca un lugar donde establecer su colonia y hace un hormiguero básico, lo suficiente para ella y los huevos que pondrá. Durante el primer año, pondrá unos 15-20 huevos. En ese momento, la hormiga misma se arranca las alas, característica propia de una hembra fértil, y se dedica en exclusiva al cuidado de los huevos. Una vez eclosionan, los alimenta hasta que se hacen adultos.

En ese momento, la hembra deja de ocuparse del cuidado de nuevos huevos, o de la colonia, para centrarse solo en poner más huevos para ampliar el número de hormigas. Así, al siguiente año llega a poner el doble de huevos, es decir, entre 30 y 40, logrando ampliar en poco tiempo el número de hormigas del hormiguero.

Solo cuando la colonia está madura (normalmente a los 2-3 años de constituirla), la hormiga reina comienza a dejar huevos con hembras fértiles y machos con el objetivo de que estos se apareen y formen una nueva colonia. Sin embargo, el macho no sobrevive ya que, una vez se aparea con la hembra, este muere fuera de la colonia.

Artículo relacionado:
Hormiga reina

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*