Picadura de hormiga

picadura de hormiga

Seguro que en algún momento, sobre todo en la época de verano, te has encontrado con la desagradable sorpresa de que ha habido hormigas. Y peor aún, has sentido la picadura de hormiga en tus propias carnes.

Si pensabas que las hormigas no pican, desde ya te decimos que esos no es así. Pican, y puede llegar a ser muy dolorosa. Pero, ¿se debe hacer algo cuando te pican? ¿Son venenosas? ¿Hay que ir a urgencias? Aunque no lo creas, algunas hormigas pueden poner en peligro tu vida. Así que hoy te vamos a explicar sobre la picadura de hormiga y lo que debes hacer.

La hormiga y su picadura

La hormiga y su picadura

Una hormiga es un insecto que, por lo general, es bastante tranquilo. De hecho, no suele acercarse donde hay personas, y si lo hace es porque hay comida cerca y su objetivo es ese mismo, dejando al ser humano tranquilo. Tampoco se altera cuando pasas cerca de ella y solo cuando nota que está en peligro su primera intención es la de huir, y no presenta batalla.

Realmente, su objetivo no es otro que el de buscar comida para llevarla al hormiguero, razón por la que, a veces, recorre kilómetros en tu propio cuerpo sin darte cuenta. Pero, ¿y morder? Hemos de decirte que sí, algunas hormigas sí que pueden ser algo más agresivas y morder. Aunque no es lo habitual.

Ahora bien, el problema es que esas hormigas que son más «agresivas», sí que pueden suponer un problema para tu salud. Y el motivo no es otro que el inocular un veneno que puede ser muy peligroso. Por ejemplo, hablamos de las hormigas rojas o de las hormigas negras. Por eso es que los expertos recomiendan que, a la hora de acercarnos a un hormiguero, tengamos cuidado porque, aun cuando no sean venenosas, algunas hormigas, sobre todo las más grandes, pueden llegar a atacarte.

Picadura de hormiga: cómo es

Picadura de hormiga: cómo es

Centrándonos ahora en la picadura de hormiga, has de saber que esta no es tan dolorosa como otras, pero sí muy molesta. Además, hablamos de un insecto pequeño, por lo que, cuando pica, coge una pequeñísima parte de nuestra piel, por lo que lo notas como un pellizco muy fuerte y, sí, doloroso, pero que pasa en unos segundos.

Eso no quiere decir que sea un pellizco que nos deje una zona roja y ya está. En muchas ocasiones tendrás una roncha y podrás ver que, en el centro, tienes una zona blanca y algo hinchada. De hecho, al pasar unos días, esa zona se va a convertir en una ampolla.

Artículo relacionado:
Hormiga con alas

Vas a sentir, cómo no, un dolor muy intenso (por lo que te decimos de un pellizco), seguido de un escozor y de una hinchazón que irá a más conforme pase tiempo. Esto te durará unos días antes de que empiece a remitir. Pero en general no va a requerir acudir a urgencias ni tampoco tomar medidas especiales para tratarte.

Otro caso sería el de las hormigas rojas o negras, que sí pueden ser mucho más peligrosas, ya que son capaces, por su veneno, de provocar reacciones alérgicas que pueden ponerte en peligro. ¿Cuáles son esas? Pues: problemas para respirar, para tragar, urticaria, hinchazón del cuerpo (sobre todo de la garganta impidiendo respirar), fiebre, desvanecimiento, vómitos o diarreas… Si pasa esto, lo mejor es acudir de inmediato a un centro de salud para que el paciente se trate lo más rápido posible.

¿Cómo tratar la picadura de hormiga?

A pesar de que intentes prevenir la picadura de hormiga, es posible que en algún momento te encuentres con esta situación y es importante saber lo que debes hacer para tratarla. De hecho, no tiene mucho misterio, ya que el tratamiento pasa por ser el mismo que cualquier otra picadura de insecto.

Paso a paso, deberás hacer lo siguiente:

Lava la zona donde se ha producido la picadura de hormiga

Esto es importante porque así puedes desinfectar esa zona. Si aún está la hormiga, intenta separarla lo más rápido posible (e intentando no dejar la cabeza con la que te ha picado en la herida, si es así usa unas pinzas para quitarla).

Después, lava la zona con agua y jabón. Es lo más eficaz para evitar una infección. Recuerda lavarte también las manos para que todo lo que toque la zona esté desinfectado.

Aplica hielo

El hielo, o bien las compresas frías, son una buena opción para que la hinchazón no haga acto de presencia, pero también para aliviar el escozor que puedes sentir. Eso sí, no lo apliques directamente; es mejor que pongas un paño por encima. Primero, porque así evitarás quemarte con el hielo; y, segundo, porque no sabes si ese hielo está «desinfectado», y así no tocará la herida directamente.

Antihistamínico

Una crema antihistamínica para la picadura de hormiga también suele ser muy eficaz, aunque te recomendamos que la uses solo después de estar unos 15 minutos con el hielo para que la hinchazón no aparezca (o al menos lo haga mínimamente).

Otra opción que funciona muy bien es una combinación de bicarbonato y agua; o bien un paño con amoniaco. Esto lo que hace es neutralizar la saliva y veneno, así como la reacción de tu cuerpo, a esa picadura.

Artículo relacionado:
Hormiga negra

No tocar la herida de la picadura de hormiga

Sabemos que esto va a ser lo más complicado, porque picará, escocerá y, si te sale ampolla, lo que querrás es reventarla. Pero es lo peor que puedes hacer (porque dolerá mucho más). Así que procura armarte de paciencia para evitar tocarla y dejar que con el tiempo vaya remitiendo.

¿Se puede evitar la picadura de hormiga?

¿Se puede evitar la picadura de hormiga?

Pues sí, lo cierto es que la picadura de hormiga se puede evitar muy fácilmente: evitando estar cerca de hormigueros o en contacto con las hormigas. Es la única forma de lograr que estas no te piquen ya que, de esa manera, ellas mismas te dejarán en paz.

Si sueles ir al campo y se te acercan los insectos, lo que puedes hacer es rociar tu ropa con un repelente de insectos para que estos no se te suban o te piquen.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*