Loros papilleros

Dónde comprar loros papilleros

Desde que salió la moda de los papilleros, son muchos los que han solicitado aves que se crían con papilla. Sí, son más cariñosos y se acostumbran antes al contacto humano, pero los loros papilleros, como otras aves, requieren de unos cuidados y necesidades más “peculiares” que si los criaran los propios padres.

Si quieres saber más acerca de los loros papilleros, es decir, de aves criadas con papilla por la mano del hombre, así como dónde comprarlos, y los cuidados que precisan, hemos hecho un recopilatorio en este artículo.

Dónde comprar loros papilleros

Comprar loros papilleros no es algo fácil. De hecho, es de los animales más complicados de encontrar ya que ni siquiera en la gran mayoría de las tiendas de animales los tienen. Por encargo, algunas tiendas sí que los llevan, porque conocen a criadores que tienen loros. Pero has de tener en cuenta que, por la poca demanda de este animal y lo difícil que es encontrarlo, su precio puede ser elevado.

Para que te hagas una idea, los loros papilleros pueden costar entre 250 y 800 euros. Y al ser un animal «delicado», puedes acabar perdiendo ese dinero si no cuidas bien al animal, porque se enferme o se muera. El intervalo tan amplio de precio se debe sobre todo al hecho de que dependerá de la especie de loro para que cueste más o menos.

Otro lugar donde puedes encontrar loros papilleros son los criadores. De hecho, muchos se anuncian por Internet, con lo que es ponerte en contacto con ellos. Algunos incluso tiene tienda online donde poder ver y comprar ejemplares. Ahora bien, has de elegir siempre un ejemplar que se vea sano. En la mayoría de los casos, si el animal muere, no te van a devolver el dinero, así que la decisión debes tomarla sabiendo que, si no te encargas bien, podrías perder el dinero que has invertido.

Cómo cuidar loros papilleros

Cómo cuidar loros papilleros

Si finalmente adquieres loros papilleros, el siguiente paso es conocer lo que van a necesitar hasta convertirse en ejemplares adultos. Y eso es lo que vamos a comentar contigo.

Su primer hogar

El primer hogar de los loros papilleros no es, ni mucho menos, una jaula. Es uno de los errores de muchos, meterlo en una jaula y esperar que se comporte como un adulto. Lo cierto es que no es así.

Para empezar, necesita una caja ya que, al ser pequeño, la mayoría del tiempo la pasará durmiendo hasta que crezca lo suficiente para estar cada vez más tiempo activo (además de para comer). Así, te recomendamos que te hagas con una caja de plástico, que conserva bien el calor.

A fin de que tenga una base, puedes llenarla de arena o similar, pero también puedes optar por algo de ropa vieja que ya no uses, sobre todo porque con ella puedes crearle una cueva donde se refugiará cuando tenga frío, o para dormir. Si es de lana, mucho mejor.

Artículo relacionado:
Tipos de loros

Esa caja debes cerrarla, pero recuerda hacerle algunos agujeros a la tapa para que entre el aire y para que no haga demasiado calor dentro.

Al principio, los loros papilleros necesita una temperatura templada y constante, ya que su plumón no es suficientemente fuerte para aguantar los cambios de tiempo. Con eso, no tendrás que ponerle nada extra, ni piedras calentadoras, ni bombillas, ni tampoco calor externo.

La alimentación del loro papillero

La alimentación del loro papillero

El siguiente paso que debes considerar es la alimentación de los loros papilleros. Estos van a alimentarse de una papilla hasta que puedan comer solos. Pero has de preparársela tú. Dependiendo de cada animal, la comida también variará.

Por ejemplo, hay loros papilleros que van a comer cada 2-3 horas, pero por la noche son capaces de aguantar hasta 6-8 horas sin pedir alimento. En cambio, otros, más tragones, sí que van a requerir que tengas que levantarte 1-2 veces por la noche para darle de comer. Y ojo, porque si no lo haces pueden enfermarse, así que deberás hacer el esfuerzo.

Otro problema que dan los loros papilleros es que su alimento debes hacerlo en el momento en que vas a darle de comer. Es decir, que no puedes dejar la papilla hecha y así solo dársela cuando la pidan y ya está. No. Primero, porque la propia papilla se pone mala transcurridas unas horas; y, segundo, porque necesitan que su alimento esté templado.

De hecho, la papilla se prepara con agua templada-caliente, ya que es como se disuelven mejor los polvos que la conforman.

Tendrás que darle de comer con una jeringuilla, aunque algunos loros papilleros son capaces de comer con una cuchara.

Artículo relacionado:
Loros pequeños

¿Cuánto tiempo estará así? Pues entre 2 y 3 meses. Cuando empiezan a salirle las plumas, y ha crecido, puedes empezar a introducirle otros alimentos, como el panizo, que es un maíz blandito para ayudarle a masticar, picar y quitar las cáscaras. También puedes probar con otros alimentos como frutas y verduras. Pero no puedes cambiarle la alimentación de manera drástica.

El proceso para que el animal deje la papilla consistirá en ir alargando las tomas, de tal forma que, en lugar de comer cada 2-3 horas, lo hará cada 3-4 horas. Luego, cada 4-5 horas, y así hasta que queden solo dos tomas, por la mañana y por la noche. Finalmente, solo se le mantendría la toma de la noche hasta que este dejara de tomarla (que suele ocurrir en pocos días una vez se adapta a la alimentación de adulto).

La higiene de los loros papilleros

Con respecto a la limpieza de los loros papilleros, es importante que se mantengan limpios para evitar ácaros y otros bichitos que pondrían en riesgo su salud. Eso quiere decir que debes limpiarle su caja a menudo, cambiar la arena o los trapos que le pongas, lavarlos y colocarles otros.

Estos animales hacen sus necesidades, y la harán en la caja, ya que para ellos es como su nido. Así que para evitar que vivan en la inmundicia, tendrás que limpiarlos.

También a ellos, ya que la papilla, dependiendo de cómo sean, se ensuciarán más o menos. Lo mejor es tener siempre a mano algunas toallitas para limpiarlos a menudo. Así, cuando terminen de comer puedes asearle el pico, la cara y su buche, con cuidado de no apretar demasiado o hacerle daño.

El cambio a su jaula

loros papilleros: el cambio a su jaula

Por último, los loros papilleros no van a vivir siempre en una caja. Habrá un momento en que haya llegado el momento de pasarse a una jaula. Y es que, aunque el loro esté fuera la mayoría del tiempo, tener una jaula es importante, ya que puedes requerir limitar su libertad en algún momento.

¿Cuándo se puede producir eso? Pues en concreto, cuando empiecen a salirle las plumas. Cuando veas que tiene casi todo el cuerpo emplumado, será hora de ir presentándole su nuevo hogar, dejando que se pose en él, que entre en la jaula. Poco a poco, podrás ir dejándolo más horas hasta que se acostumbre a estar ahí. Pero no te recomendamos que lo hagas de la noche a la mañana porque debes dejar que pase un periodo de transición.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*