Loros pequeños

agapornis verde

Los loros pequeños entran dentro de una especie que engloba a diversos pájaros. Tiene su propio orden de animales conocido por el nombre de Psitasiformes. Se dividen en 12 familias y tiene varias subfamilias. Suelen ser aves con colores llamativos y de gran colorido. Es el nombre común que se utiliza para denominar a todas estas especies. Suele destacar por su pequeño tamaño y por ser muy demandados como mascota en los hogares.

En este artículo vamos a contarte todas las características, hábitat, cuidados y alimentación de los loros pequeños.

Características principales

agapornis

Se trata de animales de pequeño tamaño que se caracterizan por tener un pico corto y muy fuerte. Su mandíbula superior es móvil y le permite poder trepar. Seguramente muchas veces le hayáis visto ver a estos animales trepar por las rejas de la jaula gracias a su pico. La lengua es carnosa y gruesa y algunas especies está cubierta de papilas fibrosas. Tienen patas de pequeño tamaño y atípicas. Cuentan con 4 dedos en cada pata. El primero y el último están orientados hacia atrás, mientras los dos del medio están orientados hacia delante. Esto permite a los loros pequeños tener una mayor facilidad a la hora de agarrar algo.

Sus alas son bastante cortas y redondeadas. El problema es que algunas especies de loros pequeños han perdido la facultad para volar. Esto puede ser una ventaja a la hora de tener una mascota en casa. Y es que así se pierde el miedo a que pueda escapar se volando si lo sacamos de la jaula.

Su cola suele ser bastante larga. Lo más normal es que los loros pequeños sean animales sociables y gregarios. Son especies monógamas, aunque algunas crías suelen hacerse en colonias y otras no. Los huevos destacan por ser de color blanco.

Alimentación y habla de los loros pequeños

loros pequeños

Cuando tenemos a los loros pequeños de mascota debemos saber que tiene una alimentación específica. Su alimentación se basa principalmente en semillas, raíces, tubérculos y frutas. En cuanto al agua, no tiene mucha necesidad de ella. Sin embargo, es fundamental que cuente con un bebedero para que pueda beber cuando necesite. No consumen gran cantidad de comida, por lo que no es un gasto a tener en cuenta cuando lo tenemos de mascota.

Si los entrenamos desde pequeño pueden ser animales fascinantes, especialmente por la capacidad que tienen para poder hablar. Esta actitud se da de manera general en las especies qué son de mayor tamaño, aunque también se da en los loros pequeños. Si es cierto que los loros pequeños es más complicado hacer los hablar. No obstante, con paciencia son capaces de repetir el limitar palabras que realizan las personas. Existen algunos loros que pueden llegar a decir frases enteras. Todo depende de la constancia con la que puedas enseñar a tu mascota.

La gran mayoría de ellos pueden silbar fácilmente. Esto no quiere decir que puedan entender todo lo que le decimos, sino que son palabras que carecen de sentido para ellos. Son capaces de, por medio de la observación, relacionar ciertas palabras con hechos concretos. Esto se da con mayor frecuencia en loros de mayor tamaño, puesto que depende del tamaño que tenga su cerebro. Sin embargo, son animales que tiene muy buena vista y oído. Por ello, tiene la capacidad de poder relacionar diferentes hechos cotidianos del día a día para establecer palabras a la par.

El tamaño de estas mascotas suele ser pequeño, llegando a encontrar ejemplares que tan sólo miden 9 centímetros. Por desgracia, el número de loros pequeños que existe en el mundo ha disminuido considerablemente debido a los impactos por el ser humano. Principalmente se debe a importación y exportación de aves ilegales. Otro de los factores por los que están reduciendo se las poblaciones de estos animales es por la reducción y destrucción de sus hábitats naturales. Hoy en día, los loros pequeños son considerados como una especie amenazada y que está protegida por el convenio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestre.

Cuidados de los loros pequeños

alimentacion de loros

Si decidimos tener a un loro pequeño como mascota, debemos tener en cuenta ciertos cuidados. El principal cuidado que requiere esta mascota es la limpieza y el aseo tanto de la jaula como del animal. Otros factores a tener en cuenta son la apariencia de parásitos y las posibles apariciones de infecciones y enfermedades. Para poder evitar problemas de infecciones o daños en las patas, debemos mantener la jaula y las perchas donde se colocan siempre limpias. Además, es conveniente facilitarle también elementos para poder desgastar su pico y evitar que se haga demasiado grande.

No olvidemos que estos animales tienen un crecimiento ilimitado del pico a lo largo de su vida. Ocurre algo parecido a los dientes de los conejos. Los incisivos están preparados para crecer de forma continua para poder vencer el desgaste que tienen en su día a día. Por ello, es fundamental colocarle elementos para que pueda desgastar su pico y evitar que se haga demasiado grande y pueda desencadenar en otro tipo de daños.

No olvidemos que son animales que se deben ejercitar a pesar de estar en casa. Por ello, hay que ser consciente de que necesitan debe estar ayuda para poder ejercitar se de forma correcta y sin un peligro de escaparse y no poder volver a la jaula. Estos animales crecen en cautividad y si llegan a perderse no serán capaces de sobrevivir por sí solos. La actitud entre el dueño y la mascota es esencial para que se desarrolle una buena relación. Se debe mover y actuar de forma tranquila para poder establecer una relación positiva. Evita tratar lo comprendas que llamen demasiado la atención.

Algunas consideraciones

Lo primero que debemos acostumbrar a nuestro animal es a nuestras manos. Normalmente debemos alentar a los loros pequeños al que se acerquen a nuestras manos con comida que le guste a modo de premios. De esta forma, se consigue domesticar ha de una forma más fácil. Si queremos establecer una mejor relación cuanto más jóvenes se haga el loro mejor. Con la edad suelen poner resistencias a la hora de establecer enseñanzas. Siempre debemos tratar al animal con cariño puesto que dará mejores resultados que utilizar la fuerza o los gritos. En este tipo de enseñanzas, la paciencia es nuestra mejor arma.

Un entretenimiento para los dueños de los loros es enseñar hablar a sus mascotas. Se suele repetir varias veces al día y de la forma más clara posible para que aprenda una palabra. Podemos jugar con las entonaciones para que el loro estimule su memoria. Más que por la palabra en sí aprenderá a hablar en función de la entonación que debemos. La capacidad hablar de los loros pequeños es menor que la de los mayores. No obstante, depende de cada especie y de sexo, pero principalmente es de la actuación del dueño.

Normalmente, los machos son más propicios a aprender a hablar que las hembras. Otro rasgo a destacar es que los loros muestran preferencia por algunos de los sexos concretos en personas. Algunas especies les gustan a los hombres y otros más las mujeres. El afecto que demostremos será fundamental en todo momento.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los loros pequeños y sus cuidados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*