Tipos de medusas

Tipos de medusas

Dentro del reino animal, las medusas son uno de los animales que más nos impresionan, pero también nos asustan debido a que hay tipos de medusas que son peligrosas para el ser humano (prácticamente todas). Sus formas y colores, las habilidades que tienen, así como la manera de vivir, te llamarán la atención.

Teniendo en cuenta que hay más de 1.500 especies de medusas, hablar de todas ellas puede resultar casi imposible. Pero sí queremos ayudarte a que conozcas cuáles son las más representativas, o aquellas que realmente destacan. ¿Quieres descubrirlas?

Las familias de las medusas

Las familias de las medusas

Las medusas, de nombre científico Medusozoa, son animales de cuerpo gelatinoso. Su forma habitual es de una campana, de la que cuelgan unos tentáculos y un «manubrio tubular». Ahora bien, hay especies cuya morfología difiere en este sentido.

Todas las especies de medusas se clasifican en cuatro familias grandes que englobarían los distintos ejemplares. Así, tienes a las siguientes: Stauromedusae, Hidrozoa, Cubozoa; y Scyphozoa. Veámoslas un poco más detalladamente.

Tipos de medusas: Stauromedusae

Estos tipos de medusas tienen un tamaño aproximado de unos cinco centímetros, pudiendo llegar hasta los 15 en algunos casos. Las puedes encontrar en el Océano Atlántico y viven en aguas frías y profundas; además, hay algunas en el Océano Índico.

Su alimentación se basa en peces pequeños (no mayores de dos centímetros), así como de plancton.

En esta familia puedes encontrar 5 familias de medusas, con 14 géneros y un total de 50 tipos de medusas.

  • Familia Lucernariidae Johnston. Engloba la subfamilia Lucernariinae Carlgren, con un total de 28 especies diferentes de medusas. Entre ellas, destacamos: Lucernaria O. F. Müller, Lucernaria quadricornis, Haliclystus James-Clark, Stenoscyphus Kishinouye, Stylocoronella Salvini-Plawen…
  • Familia Kishinouyeidae Uchida. Con un total de 13 tipos de medusas. Las más conocidas de esta familia son: Sasakiella Okubo, Lucernariopsis Uchida, Kishinouyea Mayer, Lucernariopsis tasmaniensis Zagal (esta última encontrada en 2011, una de las más actuales descubierta).
  • Familia Kyopodiidae Larson. Con solo dos especies de medusas, la Kyopoda Larson, y la Kyopoda lamberti Larson.
  • Familia Lipkeidae Vogt. Con cuatro tipos de medusas: Lipkea Vogt, Lipkea ruspoliana Vogt, Lipkea stephensoni Carlgren; y Lipkea sturdzii.
  • Familia Depastridae Haeckel. Dividida en tres subfamilas, la Depastrinae Uchida, con 4 especies entre las que destacan la Depastromorpha Carlgren, y la Depastrum Gosse; la subfamilia Thaumatoscyphinae Carlgren, con 10 tipos de medusas, entre ellas las Halimocyathus James-Clark, o las Manania James-Clark; y la subfamilia Craterolophinae Uchida, con 3 especies, entre ellas la Craterolophus James-Clark.

Hidrozoa

Se dividen en cinco órdenes, varios de ellos con algunos subórdenes. Así, tienes los siguientes:

  • Orden Hydroida, con los subórdenes Anthoomedusale, Leptomedusae y Limnomedusae. Son aquellas que forman colonias y tienen una forma de medusa más común.
  • Orden Trachylinae, con los subórdenes Laingiomedusae, Narcomedusae y Trachymedusae. Se caracterizan por tener un ciclo de vida diferente a otros tipos de medusas, ya que tienen una fase pluricelular, y una unicelular.
  • Orden Siphonophora. También forman colonias pero son flotantes.
  • Orden Chondrophora. No tan peligrosas como las anteriores, son capaces de formar parte de colonias.
  • Orden Actinulida. Se trata de ejemplares muy pequeños, solitarios y que no relacionas con las medusas porque no tienen la forma habitual de estas.

Tipos de medusas: Cubozoa

Se las llama comúnmente avispas de mar y se caracterizan por tener un veneno bastante peligroso. Tienen una forma cúbica y se parecen mucho a los tipos de medusas de los Scyphozoa. Actualmente, no hay más de 40 especies de esta familia. Suelen vivir en Australia, Filipinas y áreas tropicales.

En concreto, se dividen en dos familias: Chirodropidae, con 7 especies; y Carybdeidae, con 12 especies.

Scyphozoa

Son los que normalmente se consideran medusas. Pueden medir entre 2 y 40 centímetros de diámetro y pesar hasta 40 kilos. En algunas especies, como por ejemplo la Cyanea capillata, puede llegar a los 2 metros de diámetro (y unos tentáculos de entre 60 y 70 centímetros).

Se estima que en esta familia habrá englobadas unas 200 especies diferentes.

Tipos de medusas más originales

A continuación, queremos hablarte de algunas de los tipos de medusas más originales que te puedes encontrar en el mar. Algunas de ellas son habituales de España, mientras que otras tienen más complicación de verlas.

Medusa huevo frito

Medusa huevo frito

También llamada medusa del Mediterráneo. Esta nombre tan original lo debe a su forma. Y es que, a simple vista, bien pareciera un huevo frito, con una parte (la yema) en el centro de color anaranjado, y otra más clara (la clara) a su alrededor. Miden entre 20 y 40 centímetros y es una de las más vistosas, además de que su movimiento llama mucho la atención.

Vive en el Mar Mediterráneo y el veneno que tiene no es peligroso para los humanos, aunque si te pica sí que notarás picores e irritación en la piel.

Medusa avispa

Esta es una de las más peligrosas dentro de los tipos de medusas. Se denomina también medusa caja, o cubomedusa, y es de las más venenosas del mundo. Al contrario que otras, la medusa avispa se mueve debido a unos pliegues que tiene, que hacen posible que se pueda desplazar donde ella quiera (no como las demás, que se mueven según las corrientes).

Se sabe que tiene unos 24 ojos en la umbrela y que puede utilizarlos para encontrar presas, o para ver zonas claras y oscuras a fin de orientarse. Puede tener un tamaño de más de 3 metros de longitud (y 25 centímetros de ancho), así como un peso de unos 2 kilos.

Carabela portuguesa

Es una de las más conocidas en todo el mundo, y suele quedarse en la superficie del agua, dejando que sus tentáculos floten por debajo. Con una forma muy singular, ya que pareciera como si fuera un barco con una vela grande, lo cierto es que es una de las medusas más peligrosas y venenosas, con dolores bastante fuertes, e incluso cicatrices en el caso de que te pique.

Los tentáculos pueden alcanzar los 50 metros de longitud mientras que su ancho no es demasiado grande (apenas unos centímetros).

Uno de los aspectos más increíbles es su colorido, ya que es azul, con algunas tonalidades de morado, lila o fucsia.

Medusa melena de león

Medusa melena de león

La medusa melena de león es considerada como la más grande del océano, llegando a alcanzar los 2 metros de diámetro de su umbrela y más de 40 de longitud (algunos hasta llegan a 80 metros). Además, la apariencia que tiene se asemeja a lo que sería una melena de león.

Al contrario que otras medusas, los tentáculos de esta se distribuyen en un total de 8 racimos, y de ellos salen miles de tentáculos como si fueran una maraña. Además, pueden tener un colorido propio de un león, con tonalidades rojas, amarillas, moradas…

Su veneno no llega a ser mortal para el ser humano, pero sí que es muy dañino, quedando incluso marcas de su picadura. Algunos hasta han fallecido debido a haberse encontrado con una medusa de este tipo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*