Mosquito tigre

Características del mosquito tigre

Uno de los insectos más habituales del verano es, sin duda, el mosquito. Sin embargo, aunque podamos referirnos a todos ellos con ese nombre en común, lo cierto es que hay muchos tipos. Y uno de los más conocidos, y también temidos, es el mosquito tigre.

Si has llegado hasta aquí seguramente sea porque estás buscando información y vamos a ayudarte con ello. Conocerás las características del mosquito tigre, su hábitat, de qué se alimenta, su reproducción y cómo es la picadura del mosquito tigre.

Características del mosquito tigre

El mosquito tigre, también conocido como mosquito tigre asiático, o por su nombre científico, Aedes albopictus, es un díptero de tamaño pequeño, pudiendo alcanzar los 10mm (lo normal son 3,10mm) de longitud. Su característica más reconocible es el color, ya que tiene un tono negro con líneas blancas tanto en el tórax como en el abdomen y en las patas que son tres. Además del cuerpo, presenta unas par de alas grandes.

Existe una pequeña diferencia entre las hembras y los machos. En el caso de las hembras tienen una trompa alargada y final mientras que los machos tienen un órgano parecido a un estilete que utilizan para alimentarse del néctar de las flores. Y es que, dentro de los mosquitos tigre solo la hembra pica al ser humano, a los mamíferos y a las aves.

El comportamiento del mosquito tigre

Los mosquitos son animales de hábitos más bien nocturnos. Sin embargo, en el caso del mosquito tigre, este es diurno, y cuando pica es por el día. Es agresivo con sus víctimas y se ha convertido en un verdadero peligro. La facilidad que tiene la hembra para colocar sus huevos en distintas partes (como macetas, jarrones, cubos, canalones de lluvia…) permite que sea más fácil que lleguen a buen puerto, convirtiéndose en una plaga que cada vez está más presente en España y el mundo entero.

El mosquito tigre es uno de los que mejor se adapta a cualquier ambiente, siendo muy tolerables a la seguía, y cambia su estilo de vida según el lugar donde esté.

Hábitat

A pesar de que el mosquito tigre es una especie endémica de Asia, en realidad estamos ante una especie invasora que ha llegado hasta África, América y Europa desde hace más de 40 años. Realmente, es una amenaza para todo el mundo debido a su reproducción y al hecho de que se expande por todos los continentes, menos en la Antártida.

En su hábitat natural, el mosquito tigre es un animal que le gusta vivir en zonas próximas a agua o a humedades, donde se encargan de alojarse y de formar una gran colonia para mantener la especie y extenderla.

La alimentación del mosquito tigre

La alimentación del mosquito tigre

La alimentación del mosquito tigre no es la misma para ambos sexos. Y es que cada uno tiene una alimentación diferente entre sí. Las hembras, por ejemplo, son las que pican, y se alimentan de la sangre que obtienen de otros animales, incluso del ser humano.

En el caso de los machos, estos no beben sangre, sino que son animales nectívoros, es decir, que se alimentan del néctar de las flores. Por tanto, estos no son peligrosos para los animales o el ser humano.

A la hora de picar, tanto uno como otro tienen una «aguja» en la parte de la cabeza que es la que usan para atravesar la piel (en el caso de las hembras) y succionar la sangre; o de introducirlo en la flor hasta alcanzar el néctar.

La reproducción del mosquito tigre

La reproducción del mosquito tigre

El mosquito tigre es un animal cuya reproducción es ovípara, es decir, que se reproduce a través de huevos. Para llevarla a cabo, es necesario que se encuentre cerca de una zona con agua debido a que los huevos se depositan en esos lugares.

Para formar los huevos, los mosquitos hembra necesitan la sangre de la que se alimentan, de ahí que, antes y después del apareamiento, se alimenten de ella. Los huevos, que pueden ser entre 3 y 10 de color blanco y apenas un milímetro de tamaño, son depositados en zonas acuáticas y estos son muy resistentes, tanto al calor como a la sequedad. Pero algo que no muchos conocen es que eclosionan a los 30 minutos. En ese momento, las crías permanecen en el agua respirando con un tubo que tienen en la zona del abdomen.

A partir de ese momento, el mosquito debe pasar por cuatro fases diferentes. En cada una de ellas, se alimenta de materia orgánica mientras que, en la cuarta etapa, pasa a convertirse en una ‘pupa’, momento en que se transformará en un insecto adulto, también llamado imago.

Picadura del mosquito

Picadura del mosquito tigre

Cualquier picadura de mosquito es, cuanto menos, molesta. La piel alrededor de la herida que produce se irrita, se inflama, y hay un gran picor que solo se alivia cuando te rascas, pero así dañas tu piel y al mismo tiempo haces que la toxina que te ha inoculado el insecto ahonde más en tu cuerpo.

En el caso de la picadura del mosquito tigre dependiendo de cada persona se desarrollan unos síntomas u otros. Los más habituales son la hinchazón de la zona, enrojecimiento, y dolor. Pero también puedes sufrir hormigueo, entumecimiento, ardor, fiebre, o incluso problemas para respirar debido a una reacción alérgica por la picadura.

Debes saber que un mosquito tigre puede ser portador de muchas enfermedades (hablamos de 22 o más), algunas de ellas peligrosas. Por ejemplo, puede traer la fiebre chikungunya, la fiebre dengue, u otros problemas que requieran de una asistencia médica. Todas son peligrosas y hay que tratarlas para evitar consecuencias negativas. Además, no solo la transmite a otros animales, también puede hacerlo con los seres humanos, con lo que estos se ponen en riesgo ya que pueden coger la enfermedad tanto de estos insectos como de otros animales con los que esté en contacto.

Para curarla, es muy importante la higiene, lavando la zona con agua y jabón para desinfectar esa parte. Si hay molestias, conviene consultar con un médico o un farmacéutico sobre el mejor tratamiento. Y en caso de reacciones más fuertes o extrañas, acudir de inmediato a urgencias.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*