Caca de murciélago

La caca de los murciélago también se conoce como guano

Existen muchas ventajas que nos brindan los murciélagos. A parte de ayudar a contener a los insectos y de dispersar semillas de ciertas plantas, los quirópteros también segregan un producto que nos resulta muy útil en la agricultura: la caca de murciélago. Seguro que a muchos les resultará extraño e incluso asqueroso, pero la acumulación masiva de heces de aves marinas, quirópteros y focas contienen un sustrato llamado guano. Es una palabra proveniente del quechua que significa «abono». Sólo se produce cuando el ambiente es árido o con un nivel de humedad escaso.

Resulta que el guano utilizado como abono es un fertilizante con una eficacia muy alta. Esto se debe a su elevado contenido de fósforo, potasio y nitrógeno. Estos tres componentes son los principales para un buen crecimiento de la plantas. Durante el siglo XIX, el guano fue comercializado y su importancia era notable a nivel agrícola. Por su importancia, se llegaron a colonizar islas remotas en todo el mundo. Un siglo más tarde, en el XX, las aves y los murciélagos productores de este sustrato pasaron a ser un objetivo importante de conservación. Incluso a día de hoy, el guano sigue siendo muy apreciado, sobre todo en lo que respecta la agricultura ecológica.

Composición de la caca de murciélago

La caca de murciélago se utiliza como abono en la agricultura ecológica

Los excrementos de aves marinas son ricos en varios componentes. Entre ellos se encuentran el oxalato amónico, fosfato, fósforo y nitrógeno. También cuenta con un elevado nivel de impurezas y sal terrestre. El guano que viene de depósitos frescos a nivel local, como por ejemplo las islas Chincha que se encuentran en Perú, contiene habitualmente un 8 a 16% de nitrógeno, un 2 a  3% de potasa y  un 8 a 12% de ácido fosfórico. En cuanto a la caca de murciélago, cuando es fresca y de quirópteros insectívoros tiene unos niveles nitrógeno parecidos a los de los pájaros marinos. También posee altos niveles de fosfato. Sin embargo, el nitrógeno habitualmente se libera en ambientes cavernícolas. Por ello, el guano proveniente de murciélago suele tener un valor fertilizante menor que el de las aves marinas.

Artículo relacionado:
Myotis bechsteinii

El ser humano ha inventado un abono mineral que imita al guano natural, una especie de abono artificial. Por lo general, se fabrica con lo que sobra de las pesca, es decir, todo aquello que no se aprovecha como alimento. Al ser una materia orgánica con un alto contenido de calcio, este tipo de guano se utilizó a principios del siglo XX para generar electricidad en algunos lugares de la costa, como por ejemplo en la Isla Cristina, que está ubicada al suroeste de España.

Historia del guano

La explotación de la caca de murciélago y de aves marinas comenzó en el año 1845. Debido a sus propiedades como fertilizante, fue un producto de suma importancia para países como Estados Unidos o Inglaterra. Este tipo de abono se recolecta de diferentes islas e islotes pertenecientes al océano Pacífico. Entre los lugares más destacados que exportan este material se encuentran Perú, Nauru y la isla Juan de Nova. En la actualidad, el guano sigue siendo un producto muy demandado por la agricultura ecológica, ya que se trata de un fertilizante natural que sustituye a los abonos artificiales.

Medicina

La caca de murciélago es un fertilizante excelente

Se han hallado testimonios históricos que dicen haber buscado, e incluso encontrado, cualidades medicinales en el guano. Uno de ellos es del señor Curet, el capitán de la nave L’Eduard. Este hombre afirmó en su día que el guano se utilizaba en baños, en los herpes, en la lepra, en la gota y en escrófulas con un buen resultado. Otro testimonio, esta vez del doctor Recamier, dice haber curado a una mujer de 21 años que padecía una afección herpética muy fuerte. Al parecer fue muy complicada y resistente, pero el guano la sanó. Otro caso de curación gracias a este abono natural es el de una mujer de 50 años que estuvo durante cuatro años con ulceraciones. Según el testimonio, ella se curó muy rápidamente tras usar el guano.

Enfermedades transmitidas por la caca de murciélago

Son muchos los animales que portan enfermedades transmisibles a los humanos. Aquellas que afectan tanto a los animales como a nosotros se llaman zoonosis. Los murciélagos son uno de los animales que más enfermedades transmiten. Generalmente, los virus que portan los transmiten mediante su saliva y a través de las esporas de los hongos que existen en sus excrementos. Por ello, es recomendable no tocar la caca de los murciélagos.

Existen alrededor de 60 enfermedades que pueden ser transmitidas a los humanos. Sin embargo, las más asociadas a los murciélagos son la histoplasmosis y la rabia.

Histoplasmosis

La caca de murciélago puede transmitir histoplasmosis y la rabia

Se trata de una infección provocada por la inhalación de las esporas del hongo histoplasma. Es bastante común en los excrementos de aves y de murciélagos. A pesar de que podamos cogerla nada más respirar, esta enfermedad no se contagia entre las personas. Generalmente, la histoplasmosis es leve y asintomática. En caso de contrario, los síntomas más frecuentes son dolor de pecho, fiebre, malestar y tos seca. Suele afectar a los pulmones, pero en casos más severos se puede propagar a otros órganos. A este fenómeno se le llama diseminación de la enfermedad. Normalmente afecta de esta manera a recién nacidos, niños, gente mayor y a personas que tienen problemas inmunitarios.

Rabia

La rabia es sin lugar a dudas la zoonosis más conocida de todas. Es altamente mortal y afecta al sistema nervioso central. La rabia está casi erradicada en Europa. Sin embargo, hay que tener cuidado a la hora de manipular excrementos y no dejarnos morder por animales salvajes, por si acaso. Este virus se transmite principalmente por mordeduras (saliva) y arañazos. No obstante, también se puede contagiar mediante contacto con la piel, sangre, orina o guano del murciélago. A parte de los quirópteros, muchos otros animales pueden transmitir el virus de la rabia, como los zorros, mapaches, chacales, mofetas y otros carnívoros salvajes.

Artículo relacionado:
Myotis emarginatus

En conclusión podemos decir que la caca de los murciélagos tiene sus ventajas a nivel agrícola, pero si nos encontramos con ella en casa debemos tener cuidado. Es recomendable acudir a expertos en plagas para deshacernos de ella. Con los murciélagos en cambio, lo ideal sería buscar una solución no mortal ni perjudicial para ellos, para que puedan seguir ayudando a los ecosistemas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*