Periquito enfermo

Cómo saber si mi tengo un periquito enfermo

Tener un periquito implica que, como cualquier otro animal, debas cuidarlo. Y, a lo largo de las semanas, los meses, o incluso los años, este puede contraer alguna enfermedad. Puede ser algo leve, como un pequeño resfriado, o algo más grave que haga que tu periquito enfermo lo pase muy mal.

Por eso, para ayudarte a que tengas una guía y sepas qué hacer si tienes un periquito enfermo, vamos a hablarte a continuación de esas partes que pueden indicarte que su salud no está bien, así como de los síntomas que te avisan de que está malito. Así, sabrás cómo actuar.

Cómo saber si mi tengo un periquito enfermo

Uno de los problemas que tienen los periquitos, así como otros pájaros y animales, es que, a veces, no avisan cuando se están poniendo malitos, sino que es cuando la enfermedad está muy avanzada cuando te das cuenta. Y pasa con muchos.

Por eso, hay que observarlo a menudo, para ver si su comportamiento es el habitual o hay algo que no hacía. ¿Y qué puede ser? Por ejemplo:

  • Que tu periquito esté todo el día en el suelo sentado o tumbado, y que aunque te acerques a la jaula no se mueva.
  • Que tenga los ojos cerrados y que esté aletargado.
  • Tenga el plumaje erizado.
  • Que no coma ni beba. Esto es muy serio porque estos pájaros comen y beben mucho y estar apáticos en este sentido puede indicar que tienes un periquito enfermo.

Normalmente, cuando el problema es leve, ellos mismos se encargan de curarse, porque son pájaros muy fuertes y no tienen problema con las enfermedades. Pero a veces necesitan una ayuda extra por parte de un veterinario de exóticos para que les ayude a vences la enfermedad.

¿Y cómo me doy cuenta si está enfermo? Aquí te damos las claves:

  • ¿Cómo se comporta tu periquito? ¿Hace lo mismo que siempre? ¿O notas que le pasa algo? Si ves a tu periquito todos los días, te darás cuenta cuándo está malito porque no se comportará igual que siempre.
  • Si se pasa todo el día durmiendo, con los ojos cerrados, y sentado o dormido (o dentro de su casa), eso no es lo normal, y quiere decir que pasa algo.
  • ¿Cómo respira tu pájaro? A veces, ver que abre el pico, que parece que le cuesta respirar, es un indicio de que algo no va bien.
  • Observa el suelo. ¡Sí, el suelo! Necesitas saber si orina y si defeca, y cómo lo hace. A veces, algunas enfermedades pueden «dar la cara» por este medio, por ejemplo que orine sangre, o defequen con ella.
  • ¿Notas que tienes que ponerle comida cada vez más tarde? Normalmente debes saber que, cada x días, has de ponerle comida. Cada periquito es un mundo, y dependerá de muchos factores como el tamaño del cuenco de comida. Pero, si notas que llegado el día sigue teniendo comida, puedes empezar a sospechar de que algo pasa.

Partes en las que puedes notar que tienes un periquito enfermo

Partes en las que puedes notar que tienes un periquito enfermo

Aquí te vamos a dar un pequeño «truco» de expertos. Y es que tu veterinario sabe que, algunas zonas del periquito son unas «chivatas», y avisan cuando este está enfermo. ¿Quieres saber cuáles son?

El pico de un periquito enfermo

Cuando tienes un periquito enfermo, hay muchas enfermedades que le pueden afectar. Algunas, atacan directamente al pico, y hace que este sea un claro indicio de problemas. ¿Y qué tienes que observar? Pues lo siguiente:

  • Que el pico esté de forma normal, es decir, que no tenga malformaciones, ni ulceraciones, bultos, etc.
  • Fíjate en el color del pico, ¿es el de siempre o le ha cambiado?
  • ¿Le ha crecido raro? ¿Se le ha roto? ¿No lo tiene suave, sino con grietas, rugoso o le duele?
  • ¿Le segrega?

Los ojos del periquito

Un periquito debe tener unos ojos claros y brillantes, así que cuando estos los notas hinchados y rojizos, o incluso llorosos, puede indicar que hay problemas oculares y es necesario llevarlo al veterinario para que le eche un vistazo.

Los oídos

Sí, tienen oídos, aunque no se los veas a simple vista en la gran mayoría de los casos. Cuando un periquito enfermo tiene problemas de oídos, te darás cuenta de ello porque se inflaman e incluso el animal tiende a girar la cabeza hacia el lado donde tiene el dolor.

El plumaje de un periquito enfermo

El plumaje de un periquito enfermo

Cuando un periquito está sano, su plumaje es brillante, sedoso y está limpio y bien cuidado. El problema es que, si notas que las plumas están apagadas, se le caen o rompen, y está erizado, puede indicar que tiene una infectación de sarna. Si además los cañones de las plumas son muy oscuros, puede haber enfermedades del plumaje, además de una infectación parasitaria.

En este caso, necesitas ver si el animal tiene algunos «bichitos» haciendo de las suyas por sus plumas. Pero también podrían estar por dentro. El hecho de que no veas nada a simple vista no quiere decir que no estén ahí. Así que, lo mejor, llevarlo al veterinario que tiene las herramientas para detectarlos.

El buche de un periquito enfermo

También los periquitos pueden tener problemas «estomacales». Estos los verás, para empezar, en su buche. Si parece tener un contenido blanco, o incluso con espuma, quiere decir que tiene problemas para realizar la digestión, o para procesar la comida o el agua.

Esto puede ser debido a quistes en la tiroides, a infecciones en el buche (sobre todo si lo tiene muy hinchado y lleno), etc.

El tórax de un periquito

periquito enfermo

Pasamos ahora al tórax del periquito. Cuando este está enfermo, la cresta de la quilla, apenas se le palpará, pero cuando no es así, entonces sí lo vas a notar, es como si notaras un hueso y estuviera muy debilitado.

A veces, también puede ocurrir que tengan un tumor o un bulto en la zona, y este crece rápidamente impidiéndoles hacer vida normal.

La cloaca

Sí, la cloaca es por donde tu periquito defeca. Y esta, aunque no lo creas, debe estar «sana». Sin embargo, en un periquito enfermo notarás que el plumaje alrededor está sucio, que está muy hinchado y rojizo, etc.

En el caso de ser una hembra, si además está con un macho, puede indicar que tiene un huevo atravesado o retenido y eso es algo muy grave, porque puede significar la muerte del animal si no se soluciona el problema.

Las patas y los pies

Las patas y pies es lo más fácil de ver en un periquito, y sí, también ellas pueden tener enfermedades. Por ejemplo, el hecho de no cortarle las uñas y que estas crezcan, que haya dedos deformados, que tengan bultos en las patas (sobre todo en la zona más cercana a su plumaje).

Artículo relacionado:
Periquito azul

Heridas, excrecencias escamosas, o sarpullidos en ellas también te pueden indicar de que hay un problema con tu pájaro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*