Periquito papillero

Qué es un periquito papillero

Tener un “familiar” del loro hoy día no es difícil. Nos referimos a los periquitos, agapornis, ninfas…, animales que tienen una forma muy parecida a esas otras aves pero no son tan grandes ni tampoco requieren de tantos cuidados. Sin embargo, sí que puede ser difícil conseguir un periquito papillero, ya que no es algo muy habitual.

Pero, si tienes uno, o te van a dar uno, ¿sabes lo que debes hacer con él? ¿Cómo se cuida? Descubre una guía que te va a ayudar a cuidar a un periquito papillero para que se desarrolle perfectamente y, sobre todo, para que establezcas un vínculo de unión con él.

Qué es un periquito papillero

Un periquito papillero en realidad es una cría de periquito que, en lugar de ser cuidado por sus padres, pasa a ser alimentado por la mano del hombre. Físicamente va a ser igual que otros periquitos, pero el precio para convertirse en adulto diferirá.

Para empezar, estará alejando de otros pájaros (salvo que haya más papilleros con él). Además, deberás estar pendiente de cubrir sus necesidades. Al principio, estas son de comer, dormir y protegerlo de las temperaturas, pero con el tiempo también tendrás que enseñarle otras cosas como a saber qué presión ejercer con el pico, cómo jugar y aprender a usar sus patas y pico, o a comer.

En cuanto a su comportamiento, el periquito papillero es mucho más dócil que un periquito normal debido a que, desde “pequeño” ha convivido con el ser humano y lo acepta como uno más de su familia (a veces, cuando solo hay un periquito, lo toma como su pareja).

También están más acostumbrados a aprender “trucos”, ya que se fijan mucho en lo que hacen las personas y eso permite que aprendan trucos, eso sí, con mucha paciencia.

Para tener un periquito papillero es necesario que la cría sea apartada de los padres aproximadamente a los 20-23 días. Esos primeros días son críticos, ya que la cría no estará acostumbrada a comer una papilla, sino el alimento que sus padres le daban, y eso puede generar rechazo y poner en peligro su vida. Por eso no se recomienda que saques a las crías si tienes una pareja de periquitos que se ha reproducido para “hacer experimentos”, y es mejor tener uno ya acostumbrado a la comida.

Qué cuidados necesita un periquito papillero

Qué cuidados necesita un periquito papillero

Si vas a hacerte con un periquito papillero, debes saber que el tamaño de este es mucho más pequeño que el de un agaporni, pero sus cuidados van a ser muy similares. Aquí te los resumimos.

¿Dónde pongo al periquito papillero?

Si compras a tu periquito entonces es posible que te lo den en una cajita pequeña ya que es la forma en que estará protegido del frío y de que no se te escape. Sin embargo, su “casita” debe ser algo más grande que esa caja.

Sí, también puede ser una caja, como una de zapatos, o una de plástico, ya que guardan muy bien el calor y permite que el animal se sienta seguro. Eso sí, no te olvides de hacerle algunos agujeros en la tapa para que respire.

Al principio tu periquito papillero solo va a comer y a dormir. Es un bebé todavía y no conviene “agitarlo” mucho hasta que esté más grande. Así que lo habitual es molestarlo cuando le toca la comida (que a menudo te puede avisar porque empieza a piar y a moverse), darle de comer y dejarlo dormir después (la comida suele darle sueño).

Con el paso de los días irás viendo cambios físicos en él e irá acortando sus siestas para empezar a explorar, pero siempre tendrá presente dónde está su caja.

La cajita te recomendamos que la pongas con algunos trapos, si son de lana mejor, porque el calor que desprenden estos le ayuda a mantener su temperatura. Eso sí, no cubras toda la caja, solo una parte, porque así, si tiene calor, puede irse a otra parte de la caja para refrescarse. Una idea que suele venir bien es la de colocar los trapos en un lado como si fueran una cueva, de tal manera que el animal se cobijará en esa zona cuando duerma y lo tomará como su nido.

Qué come

Qué come periquito papillero

La comida de un periquito papillero es la misma que la de una ninfa papillera o un agaporni papillero. Es decir, come una papilla. En las tiendas de animales te venden un bote de papilla en polvo que debes mezclar con agua caliente para crear la fórmula que necesita tu ave para alimentarse y crecer.

Hay muchas marcas diferentes, pero si miras un poco por Internet verás que algunas las recomiendan más que otras, así que solo debes tener en cuenta eso. En cuanto a cómo se hace la papilla es muy sencillo: debes poner agua a calentar. Una vez lo tengas, echa la dosis de agua correspondiente a una toma con el polvo de la papilla que corresponda y remueve bien para formar el conjunto. No conviene que quede muy líquida, pero tampoco muy densa porque debe entrar en una jeringuilla.

Si queda demasiado líquida no estarás dándole los suficientes nutrientes a tu periquito papillero y si es demasiado densa no entrará por la jeringuilla y no podrás dársela.

Eso sí, la comida debe prepararse al momento de darle de comer, no antes; ni tampoco guardar para una siguiente tema ya que se pone mala.

Cómo evoluciona un periquito a papilla

Cómo evoluciona un periquito papillero

Al principio, un periquito papillero requiere cada x horas (2-3) que le des comida. Hay algunos que también la piden por la noche, lo que quiere decir levantarse a las 3-4 de la mañana a prepararle comida. Otros, sin embargo, aguantan bien toda la noche sin comer.

Con el paso del tiempo irás viendo cómo se hace más grande, el plumaje comienza a ser el definitivo y pasa más horas despierto y curioseando. Normalmente a las 3 semanas de tenerlo, hay que ir reduciendo las tomas, y eso se consigue ampliando las horas que pasa sin comer. Cuando ya casi es adulto (al mes y medio o dos meses) debe estar solo con dos tomas (una por la mañana y otra por la noche), pero dejándole acceso a comida de iniciación, que es el llamado panizo, una variedad de mijo mucho más blanda que les enseña a alimentarse.

Artículo relacionado:
Periquitos: cuidados

Cuando se ve que comienza a comer, se deja unas 2 semanas más con la toma de dos veces para pasar a darle papilla solo por la noche. Y en cuestión de días el propio periquito papillero rechazará la papilla de la noche porque ya sabrá alimentarse (en ese momento conviene que le pongas tanto panizo como mijo para que se acostumbre al cambio de alimentación último.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*