Cómo adiestrar a un pastor alemán

adiestrar a un pastor aleman

Una de las razas de perros más apreciada (y a la que más personas enamora) es el pastor alemán. Sin embargo, este perro necesita de una rutina y disciplina desde muy pequeño para que no se desmadre. De hecho, saber cómo adiestrar a un pastor alemán te ayudará a que la convivencia sea mucho más agradable.

Pero, ¿cómo se debe hacer? ¿Hay que contratar obligatoriamente a un experto para que sea él quien determine cómo adiestrar a un pastor alemán? ¿Quizá puedes hacerlo tú? Te hablamos de ello.

Por qué hay que educar a un pastor alemán

Por qué hay que educar a un pastor alemán

Tener un pastor alemán es tener un animal fiel y leal. El problema es que necesitan una disciplina para que no se aburra, se estrese o sí, pueda ser un peligro. Y es que esta raza de perros necesita de una persona que lidere y que lo entrene, además de disciplinarlo y enseñarle lo que debe y no debe hacer.

Está bien ser «amigo» de tu mascota. Pero hasta un cierto límite, porque si no se lo marcas, lo que hará será pasar por encima de ti, convirtiéndose él en el líder y haciendo lo que él quiera, sin que tú puedas hacer nada.

Por ejemplo, imagina que tú no quieres que se suba a la cama. Y, sin embargo, cuando has intentado enseñarle, no te ha hecho caso, y has pasado de ello. Al final entenderá que, aunque le des una orden, si no quiere cumplirla, no tiene por qué hacerlo; y si lo fuerzas, puede revolverse contra ti. En definitiva, se volverá desobediente y además puede ser un peligro para tu familia.

Es por eso que este tipo de perros necesitan de un entrenamiento desde pequeños, para evitar problemas que pueden ser serios: por ejemplo, que ladre, moleste, gruña o ataque. Pero, ¿cómo adiestrar a un pastor alemán?

Consejos para saber cómo adiestrar a un pastor alemán cachorro

Consejos para saber cómo educar a un pastor alemán cachorro

Está claro que no es lo mismo educar a un pastor alemán adulto que a un cachorro. Las actividades que se llevan a cabo, así como el control difiere según la edad del animal. Pero lo que sí debes tener en cuenta es que hay que hacerlo para evitar problemas de comportamiento, tanto presentes como futuros.

En el caso de un pastor alemán cachorro, el entrenamiento debe empezar a partir del mes o dos meses de edad. Este empieza con la socialización del cachorro, es decir, con exponer al perro a todo tipo de estímulos, ya sean personas, niños, coches, otros perros, bicicletas, motos, gatos, otros animales… Necesitas que conozca todo lo que puede rodearlo, primero, para que no le dé miedo, y segundo para que se relacione con ellos y sea sociable con todo lo que haya en el presente y futuro.

Por ejemplo, imagina que crías un pastor alemán en una finca alejado del ajetreo de una gran ciudad. Y de repente os mudáis a un piso en el centro de la ciudad. Los ruidos, el ajetreo, etc. va a estresar a tu perro y no se socializará porque hay cosas que no ha conocido, a las que tendrá miedo y podría reaccionar atacando, por ejemplo. O escapándose.

Artículo relacionado:
Bultos en perros mayores

Para que la socialización sea adecuada, ese primer contacto que tenga debe ser agradable y positivo, haciendo que tu mascota se sienta bien y no atemorizado. En el caso de vehículos con motor, es mejor que, antes de presentárselo con «ruido», lo hagas en silencio para que se acostumbre y no lo vea con miedo. Después, es cuando debes arrancarlo y mantener tu tranquilidad, así como tu paciencia, para entienda que no pasa nada, que es algo a lo que no debe temer.

En estos casos, el pastor alemán siempre debe verte como un líder, y eso quiere decir que debes mantenerte tranquilo, confiado y fuerte.

A esta edad, uno de sus primeros “conocimientos” va a ser el de acudir cuando lo llames, por lo que tendrá que aprender su nombre primero. Para ello, nada como separarte de él unos metros y llamarlo por su nombre. En el momento en que acuda, hay que premiarlo, bien con caricias, bien con alguna golosina. Después, deberás repetir el ejercicio varias veces hasta que lo aprenda (y sepa que, cuando lo llamas, debe acudir).

Consejos para educar a un pastor adulto

Consejos para educar a un pastor alemán adulto

Ahora que ya lo tienes socializado, algo que se hace fácilmente saliendo a pasear con el perro por donde haya estímulos a los que deba acostumbrarse, es hora de empezar a profundizar en su entrenamiento. En otras palabras, a adiestrar a un pastor alemán joven-adulto.

Esto puede empezar a partir de los 2-4 meses de edad y entre los conocimientos que va a adquirir está el obedecer órdenes básicas, como son el sentarse, venir, echarse, andar a tu lado, quedarse quieto…

Eso sí, no se recomienda, durante las primeras semanas, que el entrenamiento dure más de 15 minutos. La razón es sencilla, el animal se estresará y al final no vas a conseguir que aprenda, sino que no quiera hacerte caso o se rebele.

Entre los consejos que podemos darte están los siguientes:

  • Lleva a tu perro a un lugar tranquilo, donde no haya muchas distracciones. Al principio le costará prestarte atención solo a ti, por eso es mejor un lugar donde no tenga tanto con lo que distraerse.
  • Utiliza los premios para enseñarle la conducta adecuada. Siempre que puedas, lleva una golosina en tu mano, una que le darás si hace lo que le estás pidiendo. Eso sí, intenta no engañarle. Si de verdad hace lo que quieres, dale la golosina. Si no lo hace, vuelve a probar. Pero no le des la golosina ya que no se la ha ganado, por mucha pena que te dé.
  • Intenta centrarte solo en un conocimiento. Por ejemplo, si quieres enseñarle a sentarse, no intentes enseñarle esa orden y la de tumbarse, porque el animal se confundirá y no sabrá al final lo que le estás pidiendo.
  • Aparte del entrenamiento, los pastores alemanes requieren de ejercicio diario y largos paseos para quemar energía y no aburrirse. Por tanto, puedes aprovechar esos paseos para dedicar algún tiempo de ellos para su entrenamiento.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*