Perros pequeños que no crecen

¿Te imaginas tener un perro que se queda del mismo tamaño que siendo cachorro? ¿O que apenas si crece más y que parecerá un cachorro siempre? Pues no es nada descabellado. De hecho, existen perros pequeños que no crecen o que lo hacen muy poco, conservando ese tamaño que tenían de cachorro. Pero, ¿cuáles son?

Si estás buscando perros pequeños que no crecen, ya sea porque son los que te gustan, porque no tienes mucho espacio en casa, o simplemente porque te ha entrado curiosidad, aquí vamos a hablarte de ellos.

¿Existen perros pequeños que no crecen?

En el mundo hay personas a quienes les gustan los perros enormes, de esos que ocupan casi tanto como una persona. Y otros prefieren decantarse por los perros pequeños que no crecen. Ambos tienen ventajas en sí mismos, pero también una serie de características que los definen.

Debes saber que todos los perros crecen. Es algo inevitable. Sin embargo, sí es cierto que hay razas cuyo crecimiento no es tan acelerado ni elevado como con otros perros. Además, los perros pequeños que no crecen suelen tomar su tamaño completo sobre los 6-8 meses, con lo que en ese tiempo ya puedes hacerte una idea de lo grande que será.

En general los perros pequeños que no crecen se caracterizan por lo siguiente:

  • Tienen un tamaño que no es superior a los 40 centímetros. De hecho, no van a medir más, salvo excepciones, por supuesto. Lo normal es que estén en torno a esa cifra, o incluso menos.
  • No pesan más de 10 kilos. Aquí debemos hacer una salvedad, y es que, al igual que otros perros, también estos pueden tener sobrepeso que les haga pesar bastante más, pero es importante que no se llegue a ese problema e intentar que realmente tengan su peso ideal, que estará acorde a la raza que tenga y a las medidas.
  • Son animales más especiales. No solo por el hecho de que no están concebidos para grandes paseos, o juegos interminables. En otras palabras, podríamos hablar de perros «decorativos».

Razas de perros pequeños que no crecen

Con todo lo que te hemos explicado antes, ahora seguro que te queda un poco más claro a qué nos referimos con estos perros. Y si aun así quieres tener como compañero a uno de ellos, a continuación vamos a darte algunas razas de perros que entrarían dentro de estas características. Por supuestos, debes tener cuidado ya que algunas razas tienen diferentes tamaños y puedes encontrarte con que estas sí crezcan algo más de lo normal (saliendo así del grupo).

Yorkshire Terrier

perros que no dan alergia Yorkshire Terrier

Es uno de los perros pequeños que no crecen más conocido. Sin embargo, aquí debemos hacer una puntualización y es que, dentro de esta raza, hay varios tamaños. Es cierto que el Yorkshire más «grande» no suele llegar a los 40 centímetros ni a los 10 kilos, pero sí crecerá algo comparado con un cachorro.

En cambio, los Yorkshire mini se quedan casi de ese mismo tamaño cuando son adultos. Normalmente suelen ser de unos 15-20 centímetros y de 1-2 kilos como máximo. Eso sí, estos no son fáciles de encontrar y, en muchos casos, se venden a precios elevados.

Chihuahua

Razas de perros pequeños que no crecen

Es una raza que proviene de México y se caracteriza por ser uno de los perros pequeños que no crecen. De hecho, en estado adulto pueden medir entre 15 y 30 centímetros, con un peso de un mínimo de 1,5, y un máximo de 3 kilos.

Eso sí, son perros muy delicados y frágiles, que no toleran bien el frío, ni tampoco andar mucho, razón por la que quien los tiene suele cargarlos en brazos, o bien en bolsos especiales para pasear con ellos.

Bichón frisé

Razas de perros pequeños que no crecen

Este perro, así como su «hermano», el bichón maltés, son perros que pueden alcanzar los 25 centímetros y los 3 kilos. Son perros muy hogareños y pequeños, que apenas cambian su aspecto cuando son adultos, con lo que casi tendrás un cachorro permanentemente.

Además, al contrario que otras razas de perros pequeños que no crecen, son más sociables que otros, y toleran bien la convivencia con niños. Se adaptan a la rutina y no piden demasiados cuidados, ni tampoco ensucian mucho.

Pug

La raza de los pugs, o quizá los conozcas como carlinos, no sobrepasan los 35 centímetros. Son perros un poco más delicados de lo normal, sobre todo porque suelen ser propensos a la obesidad y a otros problemas de salud. Pero si se les cuida de manera adecuada no habrá ningún problema.

Al igual que el anterior, un pug es un perro muy sociable y también juguetón. Su pelo es bastante corto por lo que no habrá problemas de ensuciar mucho en casa.

Pomerania

Pomerania

Este perro supone un engaño. Y es que, cuando lo veas, pensarás que es mucho más grande de lo que es. Sin embargo, es una «ilusión» debido a su voluminoso pelaje. En realidad, es uno de los perros pequeños que no crece y cuyo tamaño roza los 22 centímetros y los 4 kilos de peso.

Eso sí, debes conocer la historia de esta raza y es que, antaño, eran perros que podían pesar los 10 kilos. Además, su función era la de tirar de los trineos. Genéticamente se manipuló la raza para que fueran más pequeños, que es lo que ahora se encuentra, pero no debes olvidar que, en sus genes, estaba el crecer más (porque puede darse el caso de que alguno sobresalga de la norma).

Shih Tzu

Este perro, en cierta forma parecido a un Yorkshire, no mide más de 25 centímetros. Tendrá un peso máximo de 7 kilos y son animales que requieren cuidados de su pelaje, ya que al ser largo necesita cepillados diarios para evitar nudos o que se ensucie.

De hecho muchos lo eligen por esto mismo, porque es ideal para «hacerle monerías», como peinados, conjuntos con ropa…

Teckel

Teckel

Quizá por esta raza no pongas «cara» a estos perros pequeños que no crecen. Pero si te decimos «perro salchicha», seguro que a tu mente ya ha llegado a quién nos referimos. Se caracterizan por tener un cuerpo alargado y unas patas cortas, además de una cabeza con un hocico alargado.

No son perros que superen los 35 centímetros ni los 9 kilos de peso, con lo que, aunque sea al límite, entran dentro de este tipo de animales por sus características.

Disponen de un pelaje muy, muy corto, y son muy curiosos y juguetones, además de pacientes (sobre todo para hacerle «monerías»).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*