Rana goliat

características de la rana goliat

La rana goliat es uno de los anfibios más grandes del mundo. De hecho, es considerada la mayor. Sin embargo, es desconocida para muchos.

Por eso, hoy queremos hablarte de cómo es la rana goliat, el hábitat donde reside, la alimentación y reproducción del anuro así como su comportamiento.

Cómo es la rana goliat

La rana goliat, también conocida como Conraua goliath, es considerada la rana viva más grande del mundo actualmente, pudiendo llegar a pesar entre 650 gramos y 3 kilos; y a medir entre 17 y 32 centímetros. Se tiene conocimiento de ella desde 1906, cuando George Albert Boulenger la describió en uno de sus documentos. En cuanto al nombre, se lo debe a la propia Biblia ya que hace referencia al temible gigante de 2,90 metros llamado Goliat que murió a manos de David.

El cuerpo de la rana goliat es bastante ancho y tiene una cabeza triangular. En ella, los ojos son igual de grandes que los del ser humano, y algo saltones. El tímpano mide medio centímetro y se sitúa a unos cinco de los ojos. Además, un pliegue de su piel va desde los ojos hasta la parte posterior del tímpano.

Pero lo más llamativo de la rana goliat son sus patas. Las traseras son mucho más largas que las delanteras, y más gruesas y fuertes debido a que con ellas puede saltar una distancia de 3 metros (las ranas normales no saltan más de un metro). Tiene unas membranas interdigitales que van hasta las puntas de los dedos, y siempre el segundo dedo es el más largo de todos.

La piel de la rana es de textura angulosa. Las tonalidades van desde el marrón al verde mientras que, la parte ventral, es más amarilla, crema o naranja.

A pesar de su gran tamaño, puede asustar el hecho del sonido que emita a la hora de croar, pero lo cierto es que la rana goliat es muda. No tiene los sacos bucales habituales de las ranas, pero sí es capaz de sacar silbidos de su boca. Tampoco dispone de almohadillas nupciales.

En cuanto a las crías, estas son de igual tamaño que las larvas y renacuajos de otras ranas, por lo que no se diferencian más que cuando empiezan a desarrollarse.

La esperanza de vida de la rana goliat es de unos 15 años; en cautividad, siempre que se respete su hábitat y se cuide bien, puede llegar a los 25.

El comportamiento de la Conraua goliath

El comportamiento de la Conraua goliath

La rana goliat es un anfibio que, como muchos otros animales, tiene hábitos nocturnos. Por el día, suele estar descansado entre alas piedras o bien escondiéndose de otros depredadores que puedan atacarla. Sin embargo, por la noche, es cuando va en busca de alimento. Suele hacerlo por las zonas de ríos y cascadas y utiliza la capacidad para saltar y recorrer grandes distancias, así como su excelente vista, para divisar a sus presas y atacarlas por sorpresa.

Si el ejemplar es aún joven, lo normal es que este pase la mayoría del tiempo dentro del agua, y sus presas son aquellas que se acercan a beber o que están en el agua.

En cuanto a territorialidad, son bastante agresivas con otros y vive en soledad. Además, es muy complicada de tener como mascota porque no se adapta al cautiverio, pasando por fases de estrés, cambios ambientales que afectan a su saludo, etc.

Hábitat

La rana goliat se encuentra en el contienen africano. Dentro de este, la localización es hacia el occidente, sobre todo las zonas de Guinea ecuatorial y Camerún. Es muy raro encontrarla en otros continente salvo que sea en cautividad y aun en ella, es difícil que los ejemplares vivan de manera adecuada y no se enfermen por ese cambio de hábitat.

Este tipo de ranas gusta de vivir en zonas de ríos con agua dulce, pero no hace falta que sean aguas tranquilas, sino que le gustan rápidos y las cascadas. De hecho, las zonas con fondos arenosos, pero aguas claras, son sus predilectos. De adulto no suele pasar mucho tiempo en el agua, cosa que, de joven, sí lo hará. Su hábitat natural le permite salir a tomar el sol a través de las rocas, y mantener la humedad en el entorno donde vive.

De hecho, no se encuentran ejemplares de rana goliat a más de 1000 metros de altitud.

Debido a la pérdida de su entorno natural, esta rana es una de las que está en peligro de extinción. Teniendo en cuenta que hay pocos ejemplares y que solo vive en una parte del planeta, es importante evitar que desaparezca.

La alimentación de la rana goliat

La alimentación de la rana goliat es diferente según el ejemplar sea joven (larva y renacuajo) o ya adulto. En el caso de los primeros, es decir, siendo una larva o un renacuajo, su dieta se compone principalmente de plantas acuáticas. De hecho, es un animal herbívoro en ese periodo de tiempo.

Sin embargo, la rana goliat adulta cambia totalmente su dieta y pasa a ser carnívora. Sus alimentos son insectos, ranas pequeñas, arañas, murciélagos, cangrejos, pequeños mamíferos o tortugas, serpientes pequeñas…

La forma de cazar que tiene la rana goliat es curiosa. Debido a su gran tamaño, es capaz de dar grandes saltos. Además, tiene una excelente vista, lo que le permite avistar a su presa a lo lejos y acercarse rápidamente a ella para capturarla con su lengua y, gracias a las mandíbulas y a los pequeños tienes que tiene, poder comérsela de un bocado.

Reproducción de la rana goliat

Reproducción de la rana goliat

Al igual que ocurre con otros anfibios, para reproducirse la rana goliat precisa de un medio acuático. Las ranas macho se introducen en el agua y comienzan la llamada a las hembras. Esta es muy característica porque no tiene sacos vocales y lo que se oye son silbidos que atraerán a las hembras hacia el lugar donde esté. En ese tiempo, el macho habrá construido una especie de área donde dejar los huevos, normalmente en los bordes del río y cerca de la vegetación para que estos estén más protegidos.

Si es aceptado el macho, la hembra entrará en el agua y se producirá el apareamiento por amplexus. La puesta puede ser de más de 200 huevos de 3,5 mm que se adherirán en la zona de desove a otros huevos y a la vegetación. En cuanto nacen las larvas, comienza un proceso de unos 3 meses para desarrollarse completamente.

Tras la puesta de los huevos, tanto el macho como la hembra se desentienden de las crías, lo que quiere decir que muchas de ellas podrían no nacer o ser presas de otros animales, tanto estando en los huevos como en estado larvario.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*