Sapo bufo alvarius

sapo bufo alvarius

Dentro de la familia de los anfibios, y más concretamente de los bufónidos, hay especies poco conocidas. Y otras que salen a la luz a raíz de acontecimientos que los llevan a los medios de comunicación. Esto es lo que ha ocurrido con el sapo bufo alvarius.

Pero, ¿qué es un sapo bufo alvarius? ¿De dónde viene? ¿Cómo es su vida y por qué es tan famoso? Todo eso y mucho más es lo que vamos a contarte a continuación.

Características del sapo bufo alvarius

Características del sapo bufo alvarius

El sapo bufo alvarius, nombrado científicamente como bufo alvarius, es también conocido por otros nombres, como sapo del río colorado, o sapo del desierto sonorense (o de Sonora). Su tamaño es relativamente grande, ya que el macho puede alcanzar los 8-15 centímetros de longitud, mientras que las hembras, más grandes, llegan a los 9-18 centímetros.

Físicamente, te encuentras con un ejemplar rechoncho de color verdoso o amarronado. Su piel es completamente lisa y brillante, pero está cubierto de algunas verrugas. En cuanto al vientre, este es de color crema.

Como ocurre con otros sapos, las patas traseras son más largas que las delanteras, todas ellas muy musculosas y fuertes. Las de delante son especialmente cortas pero muy efectivas para su función, que no solo es mantener erguido al animal, sino también ayudarse de ellas para comer.

La cabeza apenas se distingue del cuerpo, siendo también ancha y no muy larga. En ella destacan sobre todo los ojos saltones que tiene, de color dorado con una franja negra en horizontal que lo atraviesa. En ella vas a poder ver una o dos verrugas en la comisura de la boca.

Algo que debes saber es que este sapo es venenoso. Es capaz de segregar un veneno que se utiliza en un ritual, del que te hablaremos un poco más adelante.

La esperanza de vida del sapo bufo alvarius es de entre dos y cuatro años.

Hábitat

El sapo bufo alvarius es endémico de América. Concretamente se le puede encontrar en el desierto de Sonora, en la zona entre California, Arizona y el sur de México. No suele encontrarse en otros lugares y, de hecho, es una especie muy complicada para tener en cautividad, aunque debido a ese veneno que se usa como droga, sí que comercializan con el animal.

En su hábitat natural, le gusta vivir en zonas desérticas, o en semiáridas. Sin embargo, también se puede encontrar en bosques y pastizales. A pesar de ser un anfibio, no necesita demasiado el agua, aunque establece su «hogar» cerca de ríos grandes, o en manantiales, lagunas…

Lo normal es que el animal se pase los meses de verano escondido en cuevas que o bien excava él mismo o se apropia de madrigueras de otros animales (principalmente de roedores). Por su parte, en invierno sí es más habitual verlo, aunque siempre a partir del atardecer, que es cuando sale a cazar.

La alimentación del sapo bufo alvarius

La alimentación del sapo bufo alvarius

La dieta de un sapo bufo alvarius es bastante variada, pero debes tener en cuenta que es un animal carnívoro. Se alimenta sobre todo de roedores, insectos, reptiles e incluso es capaz de comerse a otros sapos.

Para ello, hace uso de una lengua larga y pegajosa con la que captura a sus víctimas y las atrae a su boca, con el objetivo de tragárselas ayudándose de sus poderosas mandíbulas y de sus patas delanteras.

Si se ve amenazado, es capaz de segregar una sustancia blanca que le sale por debajo de la mandíbula (en las glándulas parotoidas). Esta es tóxica y alucinógena, un veneno poderoso que no duda en utilizar para «matar» a quien lo pone en peligro.

La reproducción

Durante los meses de mayo y julio, el sapo bufo alvarius lleva a cabo el apareamiento. Para ello, es necesario que haya una acumulo de agua ya que, como pasa con otros anfibios, la puesta de huevos tiene lugar en ella.

Una vez el macho atrae con su canto a la hembra, esta entra en el agua y se produce el amplexus. En ese momento, comienza la puerta de los huevos, que estarán unidos en hebras de color negro. Cada hebra contendrá alrededor de 8000 huevos que permanecerán en ese estado entre 2 y 12 días.

Una vez tiene lugar la época de cría, el sapo vuelve a esconderse para pasar el verano y el invierno a resguardo.

El rito del sapo bufo

El rito del sapo bufo

Uno de los motivos por los que el sapo bufo alvarius es más conocido es debido a que salió en los medios de comunicación relacionado con un conocido famoso, como es Nacho Vidal. A pesar de que la historia no tiene «un final feliz», sí permitió dar a conocer una «faceta» de este anfibio que, en muchos casos, puede estar más cerca de lo que crees. Hablamos del rito del sapo bufo.

Esta ceremonia tradicionalmente cuenta con un chamán que es el que dirige en todo momento lo que ocurre, sin embargo, hoy día se prescinde de esa figura y se utiliza como una «droga» para disfrutar, ya sea en discotecas, entre los jóvenes, o en reuniones de adultos en su intimidad.

Y es que una de las características del sapo bufo es que tienen un «veneno», y se sabe, por este rito, que hay personas que inhalan ese veneno (o se lo beben) con el objetivo de experimentar efectos psicodélicos. En otras palabras, hablamos de una droga con efectos incluso más poderosos que las más conocidas. Pero también de las más peligrosas que existen actualmente.

Esta práctica se lleva a cabo inhalando el humo del veneno del sapo bufo alvarius. Esto produce una serie de efectos alucinógenos debido a la molécula 5-MeO-DMT, que al entrar en el cuerpo, sobre todo en el cerebro, altera la conciencia. Es como si no supieras dónde estás, ni lo que haces, como si salieras de tu cuerpo. A ese momento en que «experimentas la luz», se le llama encontrar «la molécula de Dios».

Ahora bien, no todo es tan «bonito» como uno cree. Además de las consecuencias en tu cerebro, que puede sufrir riesgos neurológicos, tu cuerpo puede experimentar taquicardias o incluso morir. Y a pesar de todo ello, son muchas las personas que buscan «emociones fuertes», y recurren a psicodélicos de batracios, a pesar de que ponen en riesgo su propia vida. De hecho, en países como Estados Unidos es una de las drogas más peligrosas y prohibidas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*