Sapo toro

cómo es el sapo toro

El sapo toro es uno de los anfibios más grandes que existe en el reino animal. También conocido como rana sapo, hoy se puede encontrar en muchos continentes.

Descubre cómo es el sapo toro, dónde vive, qué tipos hay, de qué se alimenta y cómo se reproduce este animal.

Cómo es el sapo toro

El sapo toro, también conocido como rana toro, tiene de nombre científico Lithobates catesbeianus. Se trata de un anfibio que puede llegar a medir entre 10 y 20 centímetros de longitud y su peso puede alcanzar 1,5 kilos.

El llamativo nombre lo lleva debido a su canto, ya que es un anfibio que, a la hora de cantar, produce un sonido que se asemeja mucho al mugir de un toro.

Tiene un cuerpo bastante rechoncho y fuerte, con unas patas traseras más largas (25 centímetros) que su propio cuerpo. Su color suele ser el verde amarillento o incluso blanco por la zona del vientre. Todo su cuerpo está cubierto por un tejido muy fino que le ayuda a protegerse de infecciones, pero también que lo mantiene húmedo todo el tiempo. Además, cuando se siente amenazado segrega una sustancia irritante para los animales (aunque en la mayoría de los casos no es tóxica).

Artículo relacionado:
Sapo de Surinam

La cabeza del sapo toro es grande y se distinguen fácilmente los tímpanos, que están detrás de sus ojos.

Su esperanza de vida en estado salvaje suele ser de unos 10 años, si bien, en cautividad, esto se puede alargar bastante más.

Diferencias entre macho y hembra

En este caso, hay claras diferencias entre el macho y la hembra. Para empezar, el macho es mucho más grande que la hembra. Este además tiene el oído mucho más grande que los ojos (en el caso de las hembras es del mismo diámetro).

Su papada es amarilla y algunas especies de sapo toro macho desarrollan en la época reproductiva las «callosidades nupciales» con el objetivo de sostenerse a la hembra de forma más firme.

Hábitat del sapo toro

Hábitat del sapo toro

El sapo toro es originario de América, sin embargo, hoy se puede encontrar en muchos otros países debido a que se han ido adaptando. Si bien el sapo es nativo de Estados Unidos, ahora se puede encontrar en otros continentes como Europa, Asia, Oceanía, África… Además, esto ha permitido que haya diferentes tipos de sapo toro.

En cuanto a su entorno, le gusta vivir en zonas húmedas. Algunos sí pasan parte del año en la tierra, escondidos en troncos, bosques, pantanos… pero siempre regresan al medio acuático, sobre todo para la reproducción.

Tipos de sapo toro

En la actualidad, existen varias especies de sapo toro (también conocidos como ranas toro). Estos son:

Sapo toro americano

De nombre científico Lithobates catesbeiaus, es uno de los anfibios más grandes que existe. La media de este animal es de unos 20 centímetros y es oriunda de América del Norte, concretamente del centro y del este. Sin embargo, hoy día se puede encontrar en otros países como Japón, Italia, Hawai, Cuba…

Le gusta vivir en el agua, y rara vez se la encuentra fuera de ella.

Artículo relacionado:
Sapo de espuelas

Sapo toro sudamericano

De nombre Leptodactylus pentadactylus, también se le conoce como sapo ahumado de la selva. Se caracteriza por tener unas patas muy anchas, con dedos finos y muy largos. A la hora de defenderse, lo que hacen es estirar esas patas y hacer una especie de flexiones para, cuando se sienten en peligro, emitir un sonido muy estridente y segregar una sustancia irritante.

Le gusta vivir en bosques y pantanos con una gran humedad.

Sapo todo pintado

Kaloula pulchra es el nombre científico que recibe, aunque es más conocida por el anterior. Se trata de un sapo originario de Asia que se caracteriza por tener varios colores en su cuerpo. Para empezar, tiene un lomo verdoso con manchas a ambos lados en color ocre. Hacia las patas traseras, esas manchas ocre pasan a ser amarillas. Con respecto a las patas, son más grisáceas contrastando con el color del resto.

Le gusta vivir en los troncos escondida o bajo tierra y solo cuando llueve sale al exterior.

Sapo toro africano

Es uno de los más grandes y pesados, ya que puede llegar fácilmente al kilo y medio. Son animales muy voraces que tienen una dieta variada y pueden incluso alimentarse de otros sapos o ranas toro si la comida escasea.

Al contrario que otras especies, el sapo toro macho es mucho más grande que la hembra. De hecho, es un rasgo distintivo a la hora de reproducirse.

Este sapo es quizá uno de los que más se relaciona con una imagen de sapo toro por su tamaño, rechonchez y colorido entre verde y amarillo.

Sapo toro indio

De nombre Hoplobatrachus tigerinu, se presenta un sapo muy adaptable al entorno, si bien prefiere vivir en zonas de agua. A pesar de eso, su vida pasa por varias fases al año, ya que tienen una donde viven en tierra y otra, coincidiendo con la reproducción, que están en zonas acuáticas.

De color entre verde y amarronado, tiene un tamaño medio. Lo que más destacan son sus ojos y el hocico redondeado y largo.

La alimentación del sapo toro

La alimentación del sapo toro

El sapo toro es uno de los anfibios con una dieta muy variada. Debido a su tamaño, es un animal voraz que come mucho. Su alimentación consiste en casi cualquier animal: lombrices, tortugas, lagartijas, peces, cangrejos, caracoles, arañas, ciempiés, serpientes, aves, murciélagos… Es incluso capaz de comerse a otros de su misma especie.

En cuanto a los renacuajos, estos comen algas, plantas acuáticas e invertebrados que están en el agua. También son capaces de comer huevos y otras larvas más pequeñas de ranas y sapos.

Cómo se reproduce

reproducción del sapo toro

La reproducción del sapo toro es muy parecida a la de otros anfibios. Es sexualmente maduro para reproducirse a los dos años aproximadamente.

Comienza con los machos encontrando charcas de agua y metiéndose en ellas para defender su territorio de otros machos. Al mismo tiempo, atraen con su canto a las hembras para que se acerquen y se metan en el agua.

Cuando eso ocurre y tiene lugar el amplexo, la hembra deja en el agua miles de huevos, que serán inmediatamente fecundados por el macho. Esos huevos permanecerán en el agua durante unos días, eclosionando en renacuajos bastante más grandes de lo normal (hablamos de un tamaño de entre 15 y 18 centímetros). Estos se alimentarán principalmente de algas y plancton hasta que llegue la metamorfosis y comiencen a salir a la tierra.

Una curiosidad de este animal es que el macho se suele quedar en la charca con los huevos y, en caso de que empiece a faltar agua, es capaz de excavar para buscar más y así proteger los huevos para que estos puedan desarrollarse.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*