Serpiente cobra

cómo es la serpiente cobra

Una de las serpientes más conocidas es la serpiente cobra. Venenosa, letal y de las más grandes que existen.

Si quieres conocer cómo es la serpiente cobra, dónde vive, cuál es su alimentación habitual, su reproducción y otros detalles, no dudes en echarle un vistazo a lo que te hemos preparado.

Características de la serpiente cobra

La serpiente cobra es un reptil perteneciente a la familia Elipidae. Concretamente, entrarían dentro de los géneros Naja (con 20 especies diferentes) y Ophiophagus (1 especie). Se trata de una serpiente que puede medir entre uno y cinco metros de longitud. Por ejemplo, la cobra real, o cobra de Birmania, es capaz de alcanzar los cinco metros.

El color de la serpiente cobra es amarillo, verde, marrón o con algunas manchas en color negro o similar tonalidad. Lo que sí tienen todas ellas es que su cola es casi siempre negra.

La serpiente cobra se caracteriza por tener, al contrario que otras serpientes, una estupenda vista. De hecho, es capaz de ver tanto de día como de noche, a 100 metros de distancia, y es capaz de recorrer con sus ojos un arco de 130 grados.

La esperanza de vida en su medio natural es de unos 17-20 años. Sin embargo, en cautividad puede llegar a los 25 años.

El comportamiento de la cobra

La serpiente cobra es un animal que no suele atacar si no se ve amenazada. De hecho, cuando siente la presencia de un humano, lo que hace es escapar. Pero, si no puede hacerlo, presentará batalla para evitar que se le haga daño. De ahí que se levante sobre su propio cuerpo, que dilate el cuello y que silbe de manera amenazadora. Esto lo hace para que el depredador desista de molestarla.

En caso de que siga presionándola, la serpiente cobra no dudará en morder, pero lo utiliza como un último recurso.

Son muy tranquilas ya que se rigen por la temperatura. Si hace mucho frío, la serpiente es lenta y le cuesta mucho sacar la energía necesaria para moverse; en cambio, si hace mucho calor, puede llegar a morirse.

Hábitat

Si quieres ver una serpiente cobra en su hábitat natural, entonces te diré que la gran mayoría se encuentran en dos continentes. Por un lado, en Asia, donde, en la parte sur, hay una mayor población de ellas; y en África, donde también encuentras algunas especies.

Viven sobre todo en la tierra, escondidas en zonas de maleza, o cerca del agua, pero sobre todo en lugares donde puedan tomar el sol y calentar su cuerpo, ya que ellas no tienen esta posibilidad. De hecho, podrás verla en zonas de bosques, desiertos etc. tanto en Asia como en África.

En total, hay más de 20 especies diferentes, aunque la gran mayoría están en el continente asiático.

La alimentación de la serpiente cobra

La alimentación de la serpiente cobra

La serpiente cobra es un animal carnívoro, lo que quiere decir que se alimenta de otros animales. Normalmente, estos son roedores, aves… Pero es capaz de atacar a otras serpientes, incluso de su misma especie, y alimentarse de ellas.

La hora para cazar, suele ser por la noche, hasta el amanecer, por lo que se guía por lo que su lengua percibe ya que está dotada de un órgano vomeronasal con el que pueden captar los olores y orientarse. De ahí el motivo por el que la cobra saca mucho la lengua. Ahora bien, cuando localiza a su «alimento», tiene varias formas de darle caza:

  • Aturdiéndolos: Lo que quiere decir que posiblemente los golpee, bien con su cuerpo o bien agarrándolos con la boca y lanzándolos hacia el suelo o la pared con el objeto de dejarlos aturdidos o inconscientes y poder engullirlo.
  • Con veneno: La otra opción cuando no tiene posibilidades con la primera, es el veneno. Ya sabes que es una de las serpientes más venenosas que existen, y su veneno puede inmovilizar a las presas para poder comérselas tranquilamente.

La serpiente cobra se traga todo el animal de una pieza. Una vez lo tiene en su interior, es cuando comienza la digestión, que puede durar desde unos días a unas semanas, dependerá del tipo de presa de la que se haya alimentado.

Reproducción de la serpiente cobra

Reproducción de la serpiente cobra

La serpiente cobra tiene una reproducción muy parecida a la de otras serpientes (con una madurez sexual alcanzada a los dos años). En este caso, cuando llega la época de apareamiento, normalmente entre primavera y verano, el macho es el que se dedica a presentarse ante las hembras para tratar de que lo acepten y, de esa manera, llegar a la cúpula y aparearse con ella. Esto tendrá lugar principalmente por los olores, es decir, se atraen por el olfato.

El apareamiento de la cobra dura, o bien unos minutos, o bien varias horas o incluso días. Además, son de las pocas serpientes capaces de construir un nido con follaje o lo que puedan encontrar. Normalmente, este nido es de unos 30 centímetros de altura, lugar donde la hembra depositará una media de entre 20 y 50 huevos.

A veces, tanto el macho como la hembra permanecen juntos mientras esperan el nacimiento de las crías, y otras veces es solo la hembra la que se enrosca sobre el nido durante dos meses de incubación proporcionándoles el calor que necesitan.

Tras ese tiempo, las crías utilizan una protuberancia para romper el cascarón y poder salir. Esta se les cae después. Desde ese momento son animales independientes, pequeños clones de los ejemplares adultos que tiene el mismo veneno, colmillos ya desarrollados y también su habilidad para conocer el entorno a través de la lengua (razón por la que la sacan constantemente para obtener información).

Curiosidades de la cobra

Curiosidades de la cobra

Antes de finalizar de hablar de la serpiente cobra, hay algunas curiosidades sobre ella que quizá te gustaría saber. Una que suele llamar mucho la atención es su capacidad para recordar. Y es que tiene una memoria increíble y es capaz de distinguir a otros animales o personas.

Además, a la hora de lanzar el veneno, son efectivas porque son capaces de hacerlo con gran precisión. De hecho, son capaces de aguantar el lanzamiento hasta que su cabeza se alinea con la de su presa o su atacante para que el veneno se le introduzca directamente por los ojos, o cualquier cavidad (nariz, boca) que esté abierta.

Una de las cobras que existe es la llamada cobra india, o de anteojos. Recibe ese nombre tan extraño porque cuando está enfadada, la serpiente es capaz de colocarse una capucha de piel debido a un colgajo que tiene y que utiliza en el momento en que se cabrea o como reacción ante una amenaza.

Y, finalmente, sobre el antídoto del veneno de la serpiente cobra, ¿sabes que está hecho de su mismo veneno? Así es, lo que puede llegar a matar a 10-15 humanos con solo un mordisco (o a un elefante grande), es también capaz de salvarte la vida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*