Serpiente taipan

Cómo es la serpiente taipan

La serpiente Taipan es una de las más venenosas que existen en el mundo, capaz de acabar con la vida de un hombre con una sola gota de su veneno.

Si quieres saber más sobre cómo es, dónde vive, de qué se alimenta, y cómo es su reproducción, no dejes de informarte.

Características de la serpiente taipan

La serpiente Taipan (Oxyuranus) tiene múltiples nombres por los que es conocida: serpiente Mulga, Oriental Brown, serpiente feroz, de Lignum, de pequeña escala… El tamaño medio es de unos dos metros, aunque hay ejemplares que han llegado casi a los 3 metros.

Su cuerpo tiene una forma más aplanada y es más fuerte que otras serpientes debido a que no utilizan la asfixia como método de caza sino su propia fuerza para luchar con los animales.

Es de color amarillo, verde o marrón, aunque puede cambiar la tonalidad dependiendo de la estación (por ejemplo, en invierno es más marrón y en verano más amarilla). Esto lo hace para poder absorber mejor el calor y retenerlo en su cuerpo. Tiene otros colores a modo de manchas que pueden ser negros o grises. La zona ventral sí es mucho más clara (amarilla o casi blanca). Algo característico de la serpiente es que dispone de unas escamas, muy pequeñas y apenas perceptibles, pero están.

En cuanto a la cabeza, esta es alargada y grande, pero no se distingue del cuerpo salvo por el hecho de que es más oscura. Los ojos son normales, con pupilas entre marrones y negras. El hocico es ovalado y en su boca dispone de unos colmillos que pueden ser de 3,5 a 6mm de longitud.

A la hora de atacar, la serpiente es capaz de alzar una parte de su cuerpo, que lo colocará en forma de S, apuntando la cabeza hacia la amenaza que ha visto y pudiendo atacar en cuestión de segundos.

El veneno de la serpiente

El veneno de la serpiente Taipan es uno de los más tóxicos que existen en el mundo. Capaz de coagular en cuestión de minutos la sangre, y además paralizar el sistema nervioso, se convierte en uno de los más letales y, de hecho, si te muerde y no se actúa a tiempo, puedes morir.

Entre los síntomas que se presentan están los vómitos, convulsiones, mareos, parálisis respiratoria, dolores… Se estima que la mordedura de una serpiente Taipan a un hombre podría acabar con su vida en 30-60 minutos.

De todas formas, no suele acercarse al ser humano, y prefiere huir antes que atacar, pero si se siente amenazada, no dudará en abalanzarse sobre su víctima.

Hábitat

Hábitat de la serpiente taipan

La serpiente Taipan es originaria de Australia. De hecho, solo se puede encontrar allí, y específicamente, de la zona del interior (o centro) del continente. Sin embargo, sí que hay una subespecie de este reptil que vive en Nueva Guinea.

A estas serpientes les gusta vivir en zonas desérticas, abandonadas y a veces se esconde bajo las rocas o en madrigueras que han abandonado otros animales (o que ha hecho ella misma). Siempre está en el suelo ya que no le gusta subirse en los árboles ni tampoco le gusta el agua.

Amenazas a la serpiente taipan

La serpiente Taipan es uno de los animales que se encuentra protegido debido a que está en peligro de extinción. Por eso en Australia hay leyes que las protegen.

No solo la caza o la falta de alimento son amenazas para estos animales, también otra especie de serpiente, la llamada «King Brown» (Pseudechis australis) que es inmune al veneno de la Taipan y se alimenta de este tipo de serpientes. Además, hay un reptil que las come, el varano gigante australiano.

La alimentación de la serpiente taipan

La alimentación de la serpiente taipan

La alimentación de la serpiente Taipan se basa en mamíferos. En estado salvaje es capaz de cazar animales pequeños como por ejemplo ratas, lo que sirve para mantener su número controlado. Sin embargo, no es lo único que caza, también lagartos y mamíferos oriundos de Australia como peramélidos o bandicuts.

A la hora de cazar, algo que hace de madrugada o, si hace mucha calor, por la noche, está preparada para la lucha con la presa. Al contrario que otras serpientes, esta tiene muy buena vista, aunque caza igual que su género, es decir, va observando los movimientos y, con el órgano de Jacobson, identifica a la presa y la acecha.

Cuando está bastante cerca de su presa, hará un movimiento rápido abalanzándose contra ella para inmovilizarla lo antes posible y morderla para inyectarle el veneno. Su comida no tarda en morir y mientras tanto la puede seguir sujetando y mordiéndola. La serpiente Taipan no es de las que asfixia, sino que prefiere luchar y morder para acabar con sus enemigos. A veces, es capaz de morder al mismo animal ocho veces.

Después de acabar con la vida del animal, la engullirá entera separando la mandíbula inferior para que le quepa y se ocultará durante varios días mientras lleva a cabo la digestión (aunque puede salir al sol para calentarse y ayudar con ello al proceso digestivo).

Come solo una vez al mes, salvo que haya mucho alimento.

En cautividad, la alimentación de la serpiente Taipan sí puede ser más variada, no solo con ratas, sino también ratones, conejos, pollitos, etc.

La reproducción de la serpiente taipan

La reproducción de la serpiente taipan

La serpiente Taipan es un animal solitario y solo estará con otros ejemplares de su especie en el momento de la reproducción. Estas son sexualmente maduras en dos fases: por un lado, los machos, que a los 16 meses ya pueden reproducirse; por otro lado, las hembras, que tardan algo más, 24 meses en estar preparadas.

Su época reproductiva ocurre entre los meses de agosto y diciembre. En ese momento, machos y hembras se reúnen, siendo los primeros los que desfilan delante de las hembras llamándoles la atención para que se fijen en él. Si dos machos buscan a la misma hembra, antes de la reproducción habla una lucha donde solo quedará uno que será el que se aparee con la hembra. Sin embargo, a las hembras no les importa aparearse con varios machos.

Tras la unión, la hembra tardará unos dos meses en poner una puesta de huevos (que pueden ser de 10 a 20). Lo hará en un lugar oculto a la vista, como son por ejemplo las madrigueras de otros animales. Los dejará allí y se irá ya que no son de cuidar a las crías (de hecho lo normal es que no todas lleguen al año de vida). Las crías nacerán después de dos meses de la puesta.

¿Se puede tener una serpiente Taipan de mascota?

Una de las preguntas que puedes hacerte es sobre si se puede tener de mascota. Realmente, no es una idea buena, ya que hablamos de un animal muy peligroso y muy venenoso.

Aun cuando se le adapte un espacio con todas las medidas de seguridad, y se tenga experiencia con mascotas, no es un animal para tenerlo en un hogar debido a su potencia letal.

Además, hay que informarse y pedir todos los permisos necesarios para tenerla. Y no todos los países se acepta la tenencia de un animal de estas características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*