Tritón ibérico

tritón ibérico en su hábitat natural

Uno de los anfibios más conocido en toda la Península Ibérica es el tritón ibérico. Este pequeño animal, más acostumbrado a vivir dentro del agua que fuera, se encuentra en varios puntos de España y también del país vecino luso.

Sin embargo, como mascota no es habitual, aun cuando se puede tener. Conoce cuáles son sus necesidades para que el animal se desarrolle con buena salud y su esperanza de vida sea larga.

Qué es un tritón ibérico

El tritón ibérico, de nombre científico Lissotriton boscai, es un anfibio de los pocos que mantienen la cola. Comparado con otros tritones de España, su tamaño es mucho menor. Y es que el tritón ibérico puede medir, en el caso de los machos, entre 6 y 7-7,5 centímetros; por su lado, las hembras son más grandes, alcanzando los 7-10 centímetros.

La parte de la cabeza es menos ancha que larga y tiene el hocico redondeado. Los ojitos son muy pequeños, pero sobresalen mucho, y destaca una coloración en tono dorado y unas bandas negras a los lados de la pupila.

Artículo relacionado:
Tritón jaspeado

En cuanto a su piel, es lisa siempre que se mantenga en el medio acuático. Sin embargo, cuando sale de este su piel se vuelve granulosa. Esta piel es de tonos pardos (marrones, amarillentos, verde oliva, grises pardos, etc.) con algunas manchas oscuras o negras en el cuerpo. Ahora bien, la zona ventral del tritón ibérico es completamente diferente. En esta encuentras un color entre amarillo, rojo o naranja con lunares negros.

tritón ibérico visto por la zona ventral

Las patas del tritón ibérico son muy pequeñas y no tienen una palmeadura, además de que son débiles. A pesar de esto, es un gran nadador y tiene mucha agilidad en el agua.

Cómo diferenciar un tritón ibérico macho de una hembra

Una de las primeras diferencias entre un Lissotriton boscai macho y uno hembra es el tamaño de cada uno. Las hembras son más grandes que los machos.

Además, otra diferencia estriba en que los machos tienen un cuerpo más estilizado, con una cabeza más alargada que las hembras y las glándulas parótidas más marcadas.

Artículo relacionado:
Tritón pigmeo

En la zona dorsal, el color de los macho tiene mayor contraste que las hembras, y las manchas de la cola son más llamativas y brillantes.

Por último, a los machos les sobresale más el mamelón cloacal, además de que este es de color naranja (a menudo con líneas negras y blancas).

Dónde vive el tritón ibérico

Al contrario que otros anfibios, el tritón ibérico ya adulto suele preferir el medio acuático antes que el terrestre. Es por eso que se suele encontrar en charcas, arroyos, fuentes, estanques, etc. También puede verse en zonas de cultivo, sobre todo de regadío.

En España el tritón ibérico se puede encontrar en la parte central y occidental de la península, como es Extremadura, Castilla la Mancha, Castilla y León, así como en la parte de Galicia, Asturias, etc. Algunos ejemplares se encuentran en Andalucía, como por ejemplo en Doñana, donde se suelen avistar algunos ejemplares.

El comportamiento del Lissotriton boscai

El tritón ibérico es un animal más nocturno que diurno. Por la mañana suele mantenerse en el agua, a menudo observando todo lo que ocurre a su alrededor, y es por la noche cuando más movimiento y más activo se presenta.

Solo hay una época del año en que también se encuentra activo por la mañana: en la época de celo.

Artículo relacionado:
Tritón palmeado

Dentro del agua es bastante ágil, pero no pasa lo mismo en la tierra, de ahí que prefieran el medio acuático. Es habitual que apenas salga del agua y que solo levante la cabeza para respirar volviendo a hundirse segundos después.

Cuidados del tritón ibérico

tritón ibérico sobre vegetación

Tener un tritón ibérico en casa no es habitual, pero en muchos hogares los tienen como mascotas y, para precisarles todos los cuidados que necesitan, debes conocer los aspectos más importantes para proporcionarle un hábitat adecuado donde desarrollarse y crecer como si estuviera en libertad.

Dónde tener un Lissotriton boscai

Para tener un tritón ibérico en casa es importante poseer un terrario donde se pueda recrear el hábitat de este anfibio. Para ello, será necesario dividir el terrario por zonas, acuática y terrestre, usando en ambas vegetación para que pueda esconderse o simplemente pasar el día o la noche entre ella.

En cuanto al tamaño del terrario, al ser un animal pequeño, no requiere de grandes dimensiones, si bien tampoco se recomienda que viva en un espacio estrecho o con poca movilidad.

Es importante que el terrario disponga de buena ventilación ya que la humedad puede crear bacterias y hongos que pondrían en riesgo la salud del anfibio. Además, se debe oxigenar el agua y que la humedad sea alta (pero vigilando los problemas que ello conlleva).

Otro aspecto a tener en cuenta es un filtrado del agua porque los tritones suelen ensuciar fácilmente el agua y hay que cambiarla o renovarla si no se toman medidas previas.

Qué come un tritón de agua

De manera general, el tritón ibérico come insectos vivos. Hablamos, por ejemplo de moscas, mosquitos, y otros dípteros.

Sin embargo, en su alimentación también podrían entrar otros animales como heterópteros (como por ejemplo las chinches), larvas de anfibios, coleópteros (como escarabajos, mariquitas, etc.), ostrácodos (crustaceos que se parecen a las almejas), nemátodos (básicamente, gusanos), etc.

La mayoría de su alimentación la lleva a cabo en el agua, muy pocas veces suele comer en la tierra ya que se alimentan de lo que cae en su medio.

La reproducción del tritón ibérico

tritón ibérico en fase joven

La época de reproducción del tritón ibérico se produce entre los meses de enero y mayo. El apareamiento, que puede llevarse a cabo por el día o por la noche, tiene lugar cuando el macho se coloca a la inversa que la hembra, moviendo la cosa y depositando una bolsa con espermatozoides que la hembra recoge.

Tras ese momento, la hembra empieza a soltar huevos desde febrero hasta mayo (o incluso primeros de junio). En total puede dejar hasta 250 huevos pequeños (de 2mm de diámetro). Estos los depositará entre la vegetación o, si no hay, en cualquier otro objeto. También son capaces de dejarlos en el suelo del agua donde vivan.

Tras unas semanas, los huevos se abren y las crías miden unos 8mm solo. Serán de color amarillo claro que, con el tiempo, se volverán más marrones claros con zonas oscuras en la espalda. Es característico que tengan una cesta tanto en la espalda como en la cola.

Conforme crecen, llegará un momento en que se lleve a cabo la metamorfosis, instante en el que el color de la espalda se oscurece más y la cresta que tenían se reducen de tamaño. Las patas se le desarrollarán mucho mientras que sus branquias serán más rudas. Una vez termine el proceso, el tritón ibérico podría medir unos 2-3 centímetros y de ahí seguirá desarrollándose hasta que, de adulto, llegue a los 6 centímetros mínimo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*