Tritón vientre de fuego

Características del tritón vientre de fuego

Si eres un amante de los anfibios y tienes algunos como mascota, es posible que conozcas a los tritones. Son uno de los animales que más se adaptan a la vida en cautividad y además ofrecen un colorido y vistosidad sin igual. Eso es lo que le ocurre al tritón vientre de fuego, caracterizado por un llamativo color con la zona de la «panza».

Si quieres conocer más a fondo las características del tritón vientre de fuego, su hábitat natural, los cuidados que necesita como mascota, incluyendo la alimentación y reproducción, aquí te hemos preparado la ficha más completa para que lo conozcas todo.

Características del tritón vientre de fuego

El tritón vientre de fuego, de nombre científico Cynops Pyrrhogaster, es un anfibio que adquiere un tamaño aproximado de 12 centímetros. Tiene un cuerpo alargado, con una cola aplanada de manera lateral. Las patas son muy cortitas y entre sus dedos no hay membrana interdigital.

Lo más característico de este animal es el color que tiene. Mientras que la parte superior de su cuerpo es de color negro o marrón oscuro; el vientre es de un color rojo fuerte con algunas manchas oscuras).

A pesar de que tanto el macho como la hembra son animales muy similares, en la época de reproducción sí que pueden distinguirse ya que tienen una protuberancia en la zona de la cloaca, además de ser más delgados y pequeños que la hembra. Además, en esta época los machos cambian el color de la cola a uno morado.

La esperanza de vida de este anfibio es elevada. Hablamos de unos 30 años, pero lo habitual en ellos es que vivan la mitad.

En cuanto a sus hábitos, son más nocturnos que diurnos, bastante tímidos, sobre todo los primeros días, pero cuando ya se acostumbra no se esconden tan fácilmente, al contrario, llegan a ser curiosos. Pueden convivir con otras especies pero no es lo más recomendable. Y es que estos segregan una toxina en su piel que, para otros animales, puede poner en riesgo su salud.

tritón vientre de fuego es un anfibio originario de China y de Japón

Hábitat

El tritón vientre de fuego es un anfibio originario de China y de Japón. De hecho, hay dos especies, por un lado los originarios de Japón, concretamente de las islas de Honshu, Shikoku y Kyushu; y, por otro, el tritón vientre de fuego chino, este sí de China.

Artículo relacionado:
Tritón jaspeado

Su hábitat preferido son zonas tranquilas y resguardadas con la vegetación, siempre con presencia de agua, a poder ser fría y limpia. Aun a pesar de su fase terrestre, gustan de estar en zonas cerca del agua, y con troncos, hojarasca y musgos. Realmente la mayor parte de su vida la pasan en el agua, y pocas veces salen fuera.

Cuidados del tritón vientre de fuego

Si quieres tener como mascota un tritón vientre de fuego, o ya lo tienes, es imprescindible darle una calidad de vida adecuada para que viva feliz y se desarrolle sin ningún problema al respecto. Por eso, aquí te hablamos de lo más importante a tener en cuenta.

Alojamiento

Cuidados del tritón vientre de fuego

Es importante que el tritón vientre de fuego tenga un terrario dividido en dos partes, por un lado con zona terrestre, y, por otro, una zona acuática, siempre de agua fría. Esta zona debe ser, por lo menos, de unos 20 litros y con posibilidad para salir por sí solo, ya sea a través de una rampa, un tronco, una piedra… El agua que utilices debe ser lo más pura posible; si bien usas agua del grifo, te recomendamos que la dejes reposar 24 horas para que se elimine parte del cloro y otros metales pesados. A modo indicativo, has de saber que el pH ha de ser de entre 6 y 8. Además, al tener una cantidad considerable de agua, debes incluir un filtro de agua (salvo que quieras cambiarla a diario).

Con la zona terrestre, debes emular su hábitat natural, por lo que es importante tener una vegetación tropical abundante donde se pueda ocultar si quieres. Eso sí, cuidado con las ramas y troncos ya que si no se cierra bien el terrario, son tan buenos trepadores que se pueden escapar fácilmente y podría significar su muerte. Y es que para subsistir necesitan un ambiente húmedo, con una temperatura de entre 10 y 20 grados. No hace falta que le pongas calentador ni lámpara de rayos infrarrojos porque con la iluminación basada en fluorescentes es más que suficiente.

Artículo relacionado:
Tritón pigmeo

Y, por supuesto, has de controlar la humedad de su hogar.

La alimentación del tritón vientre de fuego

La alimentación de esta anfibio es necesario que sea muy variada, con alimentos vivos, pero también congelados (hay que descongelarlos antes de dárselos). De esa manera, evitarás una carencia nutricional que puede provocarle enfermedades. En el caso de los alimentos congelados, procura que estos sean terrestres, por ejemplo con larvas de mosquito. La razón es sencilla, y es que los alimentos del mar congelados no los digiere bien.

En cuanto a «sus víctimas», estas son grillos, lombrices, gusanos, larvas de insectos, peces pequeños, crustáceos… Aparte, es importante que no le falte agua ni tampoco un suplemento de vitaminas.

Según el estado de desarrollo que tenga, necesitará una mayor cantidad de comida. Por ejemplo, cuando el ejemplar es joven, necesita alimento a diario; sin embargo, siendo adulto puede comer cada dos días sin que se resienta su salud.

La reproducción del tritón vientre de fuego

La reproducción del tritón vientre de fuego

El tritón vientre de fuego es uno de los anfibios más fáciles de reproducirse siempre y cuando el entorno sea el más adecuado para ello. Tiene lugar en la primavera, después de llevar a cabo una hibernación (aunque a veces no lo hacen y solo bajan su temperatura corporal). En ese momento, el macho inicia el cortejo persiguiendo a la hembra, golpeándola en la cabeza para ver si está receptiva.

En caso positivo, tiene lugar la fecundación y, posteriormente, se lleva a cabo la puesta de huevos. Estos se colocan en plantas acuáticas pudiendo poner unos 100 huevos. El problema es que después no se preocupan de ellos y pueden incluso comérselos, por lo que muchos los sacan y colocan en otro acuario de 20 litros.

Transcurridas dos semanas, los huevos empiezan a eclosionar y aparecer unas larvas de branquias externas que se alimentan de comida viva  como artemias, cyclops o daphnias. Conforme crecen, el alimento también puede ser más grande hasta que, finalmente, llevan a cabo la metamorfosis. Eso sí, hasta que no alcance un tamaño similar al de los padres, es mejor no introducirlo en el terrario.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*