Medusas más peligrosas

medusas más peligrosas

El reino de las medusas está lleno de miles de ejemplares de distintas especies. Sin embargo, igual que hay algunas que son inofensivas, que incluso puedes tocarlas sin temor a que te pique o duela, hay otras que son consideradas las medusas más peligrosas del mundo.

Más agresivas, más potentes, con mayor veneno, o que este sea prácticamente mortal. Hoy queremos hablarte de todas aquellas especies de medusas que puedes encontrar en el mar y que, si tienes la desgracia de verte frente a frente a ellas, esperamos que tengas un ángel de la guarda para que no te piquen.

Estas son las medusas más peligrosas del reino animal

Antes de que empiece a darte miedo ir a la playa a bañarte, te avisamos que algunas de las medusas más peligrosas en realidad no llegan hasta esta zona, sino que viven en aguas a gran profundidad y no suelen ser avistadas por bañistas. Pero hay otras que se han convertido en habituales de las playas; y a esas sí hay que tenerles miedo, sobre todo si eres una persona de riesgo.

Aquí tienes las medusas con las que hay que tener más cuidado por ser consideradas las más peligrosas por su veneno, agresividad…

Carabela portuguesa

Carabela portuguesa

Podríamos decir que es una de las medusas más peligrosas debido a su veneno, que es muy potente. De hecho, cuando una medusa de esta especie pica, puede provocar un shock en la persona, con riesgo de que esta se ahogue).

Además, tiene un peligro mayor, y es que cada vez se ven más en las cosas y playas del levante, y se están acostumbrando a vivir en esas zonas, con lo que es fácil que puedan llegar a la playa y «atacar».

Debido a que son muy vistosas, y curiosas en cuanto a su colorido, hace que muchos niños e incautos se acerquen a ellos. Y lo que nadie se da cuenta es que, aunque pueda parecer un barquito, con una vela gelatinosa que mide unos 15-30 centímetros, por debajo tiene muchos tentáculos que deja que se muevan libremente alrededor de ella, y que pueden tener una extensión de entre 10 y 30 metros. ¿Qué quiere decir eso? Pues que pueden rozar a una persona sin que esta pueda evitarlo si no se da cuenta.

En cuanto al veneno, además de producir un dolor muy intenso, también afecta a nivel cardíaco y neurológico. Fiebre, problemas para respirar (o de corazón) e incluso desmayos son algunos de sus síntomas.

Medusa huevo frito

Medusa huevo frito

La medusa huevo frito es conocida también como medusa del Mediterráneo, por lo que te la puedes encontrar por las costas mediterráneas. Además, vive en enjambres, con lo que si ves una, ten por seguro que tiene que haber bastantes más.

Su tamaño es de entre 15 y 25 centímetros y su picadura no es que sea muy peligrosa, pero sí bastante dolorosa.

Avispa de mar

La avispa de mar no es una de las medusas que te encuentres fácilmente en el Mediterráneo, pero tampoco podemos decir que nunca se haya avistado. De hecho, hace unos años hubo una invasión de ellas en las costas mediterráneas, y eso quiere decir que pueden volver a aparecer.

Además de ser una de las medusas más peligrosas del mundo, es también de las más dolorosas, ya que con sus tentáculos puede picar y dejar la zona inflamada y enrojecida durante mucho tiempo. Como está provista de muchos tentáculos, puede picar varias veces (cada uno de ellos tiene toxinas), lo que provocaría colapso cardiovascular. Para que te hagas una idea, con todo el veneno que tiene en sus 15 tentáculos, sería capaz de matar a 60 adultos en cuestión de minutos.

Actualmente, habita en Australia, que es donde más se las conoce.

Medusas más peligrosas: Aguaviva

Es también conocida como Rhizostoma pulpo, y habita tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico. Si bien no es «demasiado peligrosa», sí que entraría dentro de las medusas con las que tener cuidado debido a que su contacto puede suponer un cuadro dermatológico importante, sobre todo si tienes la piel sensible o eres un grupo de riesgo.

Además, es de las que suele llegar a la costa, o incluso fragmentos de ellas, y acabar tocando una sin darte cuenta porque casi parece como una bolsa de plástico.

Medusas más peligrosas: Chrysaora hysoscella

Chrysaora hysoscella

Aquí tienes otra de las medusas más habituales del mar Mediterráneo, así como del océano Atlántico. A menudo, pueden formar enjambres, y ser aún más peligrosas de lo que son.

No llega a ser mortal, pero su picadura es tan dolorosa que puede hacerte tener un shock. Además, la zona donde te pica comienza a inflamarse y a crearse verdugones bastante amplios y profundos, que llegan a desaparecer tras mucho tiempo después, quedando la zona muy sensible.

Medusa irukandji

A pesar de que hablamos de una medusa que es pequeña en cuanto a su tamaño, lo cierto es que el veneno es uno de los más tóxicos del mundo. De hecho, se le considera el animal más venenoso del mundo, y la encuentras en Australia, de donde es originaria. Sin embargo, han sido avistadas en otras zonas, como las Islas Británicas.

Al contrario que otras medusas, esta es capaz de picar, no solo con los tentáculos, sino también con la campana de su cuerpo. En el momento en que pica, lo que hace es que tu presión sanguínea aumente de manera muy rápida, provocando hemorragia cerebral, parálisis, dolor de cabeza, náuseas y sí, podrías experimentar hasta la muerte inminente. De hecho, algunas veces es capaz de infectar la parte del cuerpo que ha tocado y necrosarla.

Medusa ortiga de mar

Aunque no es común en el Mediterráneo, sí que lo es en Norteamérica. Son capaces de formar colonias en verano y se sabe que son un peligro bastante importante si te topas con ellas. Además, pueden alcanzar los 30 centímetros de longitud y tener tentáculos de más de 2 metros.

En cuanto a la picadura, es de las más «leves» dentro de su amenaza, ya que en general no requieren de asistencia médica inmediata (pero tampoco hay que dejarla sin hacer nada).

Como su nombre indica, se compara como cuando tocas con las manos, u otra parte del cuerpo, unas ortigas y estas producen picor, sarpullido y enrojecimiento. Pero salvo que seas alérgico, no debe entrañar más problema. Y aún así, es una de las medusas más peligrosas que hay en el reino animal.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*