El Pteranodon podía llegar a medir más de 7 metros

Pteranodon

El Pteranodon, fue uno de los reptiles voladores más conocidos que existieron en el período Cretácico Superior. Vivieron hace entre 85 y 88 millones de años, y pertenecen al género pterosaurio pteranodóntido. Su distribución geográfica se encontraba en América del Norte, ocupando los territorios que actualmente son Alabama, Wyoming, Nebraska, Dakota del Sur y Kansas. Además del Pteranodon se han encontrado más de 1.200 esqueletos, muchos de ellos en buen estado de conservación. La idea que se tiene de él a día de hoy, es muy aproximada gracias a los fósiles encontrados.

No se ha encontrado un esqueleto completo de anquilosaurio

Anquilosaurio

El Anquilosaurio fue un dinosaurio tireoforo anquilosáurido que vivió a finales del período Cretácio hace entre 68 y 66 millones de años. Unas de las características que lo hacen más popular es su particular coraza en forma de armadura y su gran maza al final de la cola. De hecho, su propio nombre que proviene del griego, viene a significar «Lagarto Acorzado». La región por la que este gran reptil se movió fue Norteamérica, y coincidió tanto en región como por época con algunos dinosaurios tan famosos como el Triceratops o el Tiranosaurio Rex.

publicidad
El cerebro del Stegosaurus era muy pequeño y pesaba sólo 80 gramos

Stegosaurus

Los Stegosaurus fueron unos dinosaurios herbívoros que vivieron a finales del período Jurásico hace entre 156 y 144 millones de años. Su nombre significa «Lagarto con Tejado o Lagarto Cubierto». Pertenecen al género de dinosaurios tireóforos estegosáuridos y son muy populares por sus grandes placas dorsales y cola terminada con grandes espinas. Todos los restos encontrados indican que vivieron en lo que hoy es América del Norte a excepción de una encontrada en Portugal en 2006, por lo que de algún modo también estuvo presente en Europa.

El Iguanodon fue descubierto en el 1822

Iguanodon

El Iguanodon fue un famoso dinosaurio herbívoro y bastante común que vivió en Europa a principios del Cretácico, hace entre 126 y 113 millones de años. A pesar de ser muy conocido por sus características patas delanteras, algunas películas como «Dinosaurio» de Disney lo han popularizado entre los más jóvenes. Además, otro de los motivos de su popularidad es lo tempranamente que se descubrió este dinosaurio. Fue descubierto en 1822 por Gideon Mantell y descrito por él mismo en 1825. Le bautizó con este nombre, Iguanodon, que viene a significar «diente de iguana».

El tiranosaurio rex era mucho más lento moviéndose de lo que se pensaba

Tiranosaurio Rex

El Tiranosaurio Rex es por excelencia el dinosaurio más conocido de todos. Sobra decir que ya era popular incluso antes de las adaptaciones cinematográficas que se han podido hacer. Grande, fuerte y temible de ver, su nombre significa «Tirano Lagarto Rey«. Vivió a finales del período Cretácico hace entre 66 y 68 millones de años en lo que hoy es América del Norte. Fue uno de los últimos dinosaurios no avianos que existieron antes de la masiva extinción que los hizo desaparecer.

El compsognathus se alimentaba principalmente de pequeños vertebrados e insectos

Compsognathus

El Compsognathus es un extinto terópodo compsognátido famoso por ser el dinosaurio más pequeño que existió, aunque décadas después se supo que no era así. De hecho, tiene el honor de que su peso fue solo de unos 3 kg. Su especie fue muy popularizada gracias a la película Jurassic Park, en la que podemos ver una conocida escena de ataque en manada de Compsognathus. Fue una especie de dinosaurio enana, pero realmente ágil y feroz. Vivió hace 150 millones de años en pleno Jurásico.

Existieron 3 tipos de Parasaurolophus distintos

Parasaurolophus

El Parasaurolophus fue un dinosaurio ornitópodo hadrosáurido herbívoro que vivió a finales del período Cretácico hace aproximadamente entre 83 y 71 millones de años. Es un dinosaurio muy conocido sobretodo por la forma característica en la que termina su cráneo en forma de martillo. Esa cresta que tiene, es justamente de dónde deriva su nombre. «Para» significa «Junto» en griego, «Saurus» como ya hemos visto que significa «Lagarto», y finalmente «Lophos» que viene a significar «Cresta». Todo su nombre junto se traduciría como «Cercano al Lagarto Crestado».

Los dientes achatados y largos del Giganotosaurus lo ayudaban a desgarrar a sus presas

Giganotosaurus

El Giganotosaurus vivió a mediados del periodo Cretácico en lo que hoy es Sudamérica. De hecho, en este género extinto, tan solo se ha encontrado esta única especie que le da nombre a este género. Se trata de uno de los mayores terópodos conocidos, y fue uno de los dinosaurios más temibles que existieron. Incluso con su gran tamaño podía llegar a alcanzar los 50 km/h. Además, el descubrimiento casi completo de un esqueleto de Giganotosaurus ha permitido conocer muchos rasgos de él, como su termorregulación, anatomía, capacidades biomecánicas y formas de moverse.

El spinosaurus fue el dinosaurio carnívoro más grande que existió

Spinosaurus

El Spinosaurus fue el dinosaurio carnívoro más grande que existió. Más grande incluso que el propio Tironasaurio Rex, al contrario de lo que mucha gente sigue pensando. Hablamos de un dinosaurio cuyas proporciones se han encontrado restos que incluso podrían ser mayores de lo que en un principio los paleontólogos pensaban. Vivió en el Cretácico hace entre 112 y 93’5 millones de años por la zona norte de África. Algo característico de él, a parte de su tamaño, era la gran aleta dorsal que tenía.

El velociraptor usaba su gran garrar para desgarrar a sus presas

Velociraptor

El Velociraptor fue un dinosaurio terópodo dromeosaurido que vivió a finales del periodo Cretácico hace entre 75 y 71 millones de años. Es uno de lo más conocido, y es que la popularidad de este dinosaurio se vio aumentada gracias a películas como Jurassic Park. Sin embargo su apariencia, dista mucho de como se presentó en la película, comenzando por su tamaño que era mucho más pequeño y con plumas. La parte que si se relata bien es la de como cazaba y se relacionaba entre los de su misma especie.

El tiranosaurus rex era capaz de matar a sus víctimas con una sola mordida

Los dinosaurios más peligrosos que existieron del Jurásico

Algunos de gran tamaño e imponentes. Otros pequeños, ágiles y rápidos. Varios dinosaurios que escupían veneno, y los que usaban la estrategia y llevaban a cabo emboscadas. En este artículo vas a encontrar a varios de los dinosaurios más peligrosos que existieron. Según los registros encontrados, se han identificado unos 1.000 dinosaurios, y la cifra podría ser todavía mayor. A tantas especies diferentes, cada una de ellas ocupaba un rol y definía su particular forma de defenderse o atacar. Presas y depredadores tuvieron que ingeniárselas en un mundo hostil para encontrar su hueco, no ser pisoteados, o para poder alimentarse. Y de entre ellos, hubieron varios que los convirtieron en auténticas fieras a temer.