Guacamayo jacinto

Características del guacamayo jacinto

El guacamayo jacinto es una de las aves que, debido a su color azul, capta las miradas de cualquier persona. Sin embargo, es un animal que se encuentra en peligro de extinción.

Si quieres saber las características del guacamayo jacinto, dónde vive, cuál es su alimentación, o cuál su reproducción, no dudes en echarle un vistazo a la ficha que te hemos preparado de esta ave.

Características del guacamayo jacinto

El guacamayo jacinto, también conocido como guacamayo azul, de nombre científico Anodorhynchus hyacinthinus, es un ave psitaciforme, emparentado con los loros. Actualmente, está en peligro de extinción. Se estima que quedan unos 3.000 ejemplares.

Su tamaño le hace ser uno de los guacamayos más grandes del mundo, ya que puede alcanzar fácilmente los 100 centímetros de longitud (de la cabeza a la cola). Lo normal es que lleguen a los 70 centímetros; además con un peso de entre un kilo y medio y kilo setecientos.

Artículo relacionado:
Guacamayo rojo

Lo más llamativo de este ave es su color azul cobalto, tirando más a violeta en la zona de las alas. Además, su pico, de color negro con una franja amarilla en el lado de la comisura, es uno de los más afilados y fuertes de estos animales. Es curvado, como viene siendo habitual en los guacamayos, y su uso se destina sobre todo a romper cáscaras de alimentos o incluso la corteza de los árboles. Dentro del mismo, su lengua es bastante escamosa, seca y huesuda. La parte de los ojos también están delimitados por una franja de color amarillo y, al contrario que otros, este no tiene plumas en esa parte del ojo.

Con respecto a sus patas, son cortas, pero muy fuertes ya que acostumbran a agarrarse con ellas a las ramas de los árboles (o incluso a escalar por el tronco).

Su esperanza de vida suele superar los 50 años sin problema. Sin embargo, las amenazas a las que se enfrenta hoy día han hecho que muchos ejemplares no alcancen (o superen) esa edad.

El comportamiento del papagayo azul

El comportamiento del papagayo azul

Como ocurre con otros guacamayos, el jacinto es igual de inteligente que otros de especies diferentes. También es bastante sociable y le gusta la compañía de las personas, sobre todo si desde pequeño ha estado en contacto con ellas.

Es muy ágil gracias a sus patas y pico, además de rápido. Pero requiere de mucho ejercicio para ejercitarse. De hecho, es capaz de volar hasta 3000 metros sobre el nivel del mar.

De hábitos diurnos, no impide que, a lo largo del día, suela disfrutar de algunas siestas, sobre todo si se aburre mucho. No le gusta estar solo, y puede llegar a enfermarse por este motivo (ten en cuenta que, en libertad, vive en colonias).

Artículo relacionado:
Guacamayo azul

Algo a destacar del guacamayo azul es que es sumamente ruidoso. De hecho, no se calla fácilmente, por lo que, en cautividad, puede llegar a ser una razón para no tenerla (sobre todo si te gusta el silencio). Para ellos, esos sonidos son formas de comunicación; no solo expresa sus sentimientos, sino también intenta establecer relaciones con otros de su entorno.

Hábitat

A pesar de que es un ave en peligro de extinción, todavía hay algunos ejemplares que viven en su hábitat natural. Este se encuentra en Sudáfrica, sobre todo en el sur de Brasil, en el nordeste de Paraguay, y en el este de Bolivia.

Le gusta vivir en bosques tropicales secos, que no húmedos, así como en zonas de sabana del pantanal o en zonas semiabiertas, y próximas a los ríos. Sin embargo, las bajas temperaturas o el viento son dos de las inclemencias del tiempo que no soporta, de ahí que prefiera las temperaturas cálidas y no húmedas.

La alimentación del guacamayo jacinto

La alimentación del guacamayo jacinto

La dieta de un guacamayo jacinto se caracteriza sobre todo por semillas y frutos maduros. Siente predilección, por ejemplo, por el mango, las nueves, las bayas, las flores, los brotes de las plantas o incluso las hojas.

En su hábitat natural es capaz de realizar vuelos por la mañana y por la tarde en busca de arcilla, un alimento rico en minerales que le ayuda a neutralizar los tóxicos de las frutas que puede comerse sin que estén maduras (y evitar así males mayores).

Al ser herbívora y frugívora, es decir, solo comer semillas y frutos, su peso está más controlado, algo que necesita para poder moverse con cierta agilidad. Además, gracias a su pico, es capaz de romper fácilmente la cáscara de los frutos secos más duros, como son las nueces (un alimento que le encanta).

Este ave es una de las más «comilonas» ya que puede pasarse todo el día ingiriendo alimentos. Si a esto le sumamos que, al hacerlo, es muy ruidosa, a veces de más, puede ser desagradable tenerla cerca.

La reproducción del guacamayo jacinto

La reproducción del guacamayo jacinto

El guacamayo azul es un ave que solo corteja una vez a una hembra y, si finalmente lo acepta, son pareja para toda la vida. Y es que se les considera «pájaros inseparables» debido a su condición monógama y a que, desde ese momento, siempre estará al lado de su pareja. Para, para lograrlo, no todo es fácil, ya que una vez escoge a la hembra, es posible que haya otros machos que también la cortejen, por lo que ha de demostrar su valía. Esto lo consigue llevándoles alimento, o bailando delante de ellas.

El periodo de reproducción se produce entre los meses de julio y diciembre. En ese tiempo, el macho empieza a llamar la atención de la hembra con algunos bailes que ayudan a que esta esté más receptiva para llevar a cabo el apareamiento. De hecho, pueden reproducirse varias veces al año.

Entre los dos preparan un nido, bien ocupando uno de los que encuentran, o bien creando uno propio. En él la hembra colocará 1-2 huevos y tanto uno como otro se encargarán de darle calor y cuidarlo hasta que, a los 28-30 días, nacen las crías.Estas estarán ciegas y no tendrán ninguna pluma, por lo que dependerán enteramente de sus padres, que se encargarán de ellos durante los siguientes meses hasta que dejen el nido. Sin embargo, en muchas ocasiones solo una sobrevive debido a que la primera que rompe el huevo se impone sobre la segunda.

Después unos siete años, momento en que alcanzan la madurez sexual y pueden buscar a una pareja para formar su propia familia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*