Clases de agapornis

clases de agapornis

Dentro del mundo de las aves, los agapornis se han ido imponiendo poco a poco como mascotas ya que es un animal intermedio entre los loros (grandes y con muchos cuidados) y los periquitos (pequeños y menos delicados). La variedad y el hecho de que existan diferentes clases de agapornis ha permitido que sea muy vistoso y que llame la atención.

Sin embargo, es posible que no conozcas todas las clases de agapornis, razón de más por la que vamos a ayudarte a que las descubras a continuación.

Qué es un agapornis

Pero antes de hacerlo, debe quedarte claro a lo que nos estamos refiriendo con agapornis. Se trata de un pájaro de la familia de Psittacidae nativos de África. Otros de los nombres que suelen recibir son el de Inseparables, o el Ave del amor, debido a que son animales que, cuando encuentran su pareja, estos establecen unos vínculos de unión que hace que no se separen nunca (de hecho, si uno de ellos muere, también el otro puede hacerlo de pena por haber perdido a su pareja).

Muchos consideran que los agapornis son pequeños loros, mucho más fáciles de cuidar que estos últimos. Su tamaño está entre los 13 y los 16 centímetros y la vida media de estas pequeñas aves es de entre 10 y 15 años.

Actualmente, es uno de los animales más buscado debido a su colorido y a las posibilidades que ofrece este pájaro. Y es que, al igual que los loros, es muy inteligente y se le puede entrenar para que haga algunos trucos, o domesticarlo para que puede estar fuera de una jaula y al lado de una persona sin que huya de esta (de hecho establece vínculos con el ser humano ya que lo llega a considerar de su mismo “grupo”).

Clases de agapornis

Lo cierto es que existen varias clases de agapornis que conviene conocer antes de lanzarte a comprar una. Algunas son más complicadas de conseguir que otras. En las tiendas de animales, o a través de personas que se dedican a criar agapornis y a venderlos, destacan tres clases de agapornis: personata, roseicollis y fischer. Sin embargo, al margen de estas, que también son las más conocidas, hay otras más.

En concreto, existen 9 especies, pero no todas ellas se conocen. De hecho, solo 8 se comercializan, mientras que la especie de Agapornis swiderniana, desconocida para muchos, solo es posible conocerla a través de los pájaros disecados que hay en algunos museos de ciencia.

Agapornis Roseicollis

clases de agapornis: Agapornis Roseicollis

Este agapornis, también llamado de Namibia, es de los más conocidos y buscados. Y es que, al contrario que el Personata y el Fischer, llama la atención que su ojo es completamente negro, no con los otros que tienen una parte blanca. Además, su vistosidad en el plumaje, y la posibilidad de encontrarte con muchos colores diferentes, hace que sea apreciado.

El color más habitual de este pájaro suele ser el verde con una cabeza en rosa salmón. Pero lo cierto es que, debido a que se han multiplicado con otros, han resultado muchos más colores (amarillos, azules, verde turquesa, blancos…). Y eso ha hecho que llamen mucho más la atención.

Agapornis Personata

También se les suele llamar «ave enmascarada» o «cabecinegro» debido a que tiene un colorido en sus plumas pero la cabeza tiende a ser negra. Ahora bien, en cuanto a los colores, estos suelen encontrarse no solo en verde, sino también en azul, gris pálido o violeta. Pero en todos ellos van a tener la cabeza oscura.

Además, al igual que le ocurre al Fischer, tiene una parte blanca que rodea su ojo, lo que destaca sobre lo oscuro de su cabeza.

Agapornis Fischer

clases de agapornis: Fischer

Si en el caso de los Personata teníamos la cabeza negra, en los Fischer esta cabeza suele ser anaranjada, color que se extiende también por la garganta y las mejillas. En cuanto a su cuerpo, suelen ser verdes pero lo cierto es que ahora mismo se pueden encontrar de otros colores. Su ojo sí que está enmarcado en un fondo blanco, que resalta sobre el colorido que tiene.

Agapornis cana

Al contrario de otros agapornis, este tiene un físico algo diferente, y un colorido también distinto. Y es que para empezar, suele tener una cabeza de color gris o blanco claro. Mientras, el resto del cuerpo es de un color verde con distintas tonalidades. Destacan además las alas, que son de tonalidades blancas con una franja amarilla en la parte de ellas.

Eso sí, no es muy habitual verlo en las tiendas de animales, pero sí que se puede encontrar a través de criadores.

Artículo relacionado:
Criar agapornis

Agapornis nigris

Se le conoce comúnmente como el inseparable de mejillas negras ya que su colorido, que suele ser habitualmente el negro, pasa po una cabeza entre marrón, rojo y naranja para acabar con una mejillas (que llegan a los ojos) en color negro. Eso sí, tiene el característico blanco alrededor de los ojos de otros agapornis.

Clases de agapornis: Agapornis Swidernianus

Este es quizás uno de los más complicados, que no vas a encontrar en las tiendas de animales y que muchos criadores tampoco tienen. Normalmente viven en libertad, pero es difícil verlas. Se sabe que tienen un collar de color negro en la zona posterior del cuello. Su plumaje es de color verde pero tiene una línea en los laterales que suele ser roja, y otra más en la cola, de color azul violáceo.

Agapornis pullarius

Caracterizado por tener un plumaje verde, lo que más llama la atención es que toda su cara (que no la cabeza) tiene como una máscara de color rojo. Y, aunque no lo creas, es de los más difíciles de encontrar como mascota.

Clases de agapornis: taranta

clases de agapornis: Agapornis Taranta

Se les conoce también como de Abisinia y se caracterizan por ser verdes (brillante e intenso) con unas franjas negras en la parte de las alas y una cabeza también verde pero con rojo en la zona superior de su pico que rodea el ojo, que es de color negro.

Clases de agapornis: lilianae

Estos se confunden habitualmente con los fischer porque realmente son muy parecidos entre sí. Pero debes saber que nunca vas a encontrar en un lilianae una tonalidad naranja en su cabeza, y la cola la tienen de color azul (cosa que no ocurre en los otros).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*