Cómo criar periquitos

cómo criar periquitos

Los periquitos se han convertido en una de las mascotas habituales en muchos hogares. Han roto esos mitos en los que se decía que tener uno traía mala suerte, y se han convertido quizá en uno de los pájaros más aclamados, junto con los canarios y los agapornis. Y, como ellos, muchos quieren saber cómo criar periquitos para vivir la experiencia en sus casas.

Sin embargo, has de saber que no todos los periquitos pueden criar. De hecho, hay algunos que no pueden hacerlo. Además, requiere de una serie de necesidades para que todo vaya de manera correcta. Así, hemos pensado que en esta ocasión te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre cómo criar periquitos. Atento a la información que te dejamos a continuación.

Los requisitos que necesitas saber sobre cómo criar periquitos

Los requisitos que necesitas saber sobre cómo criar periquitos

En realidad, hay dos temas muy importantes que has de saber sobre los periquitos: la edad y el sexo. ¿Y por qué la edad? Pues bien, necesitas que el periquito tenga más de doce meses y menos de cuatro años para que pueda reproducirse.

El motivo es simple: un ave de estas características con menos de 12 meses no está preparado física ni mentalmente para la reproducción, y eso puede hacer que se ponga en riesgo su salud. Por otro lado, un pájaro con más de 4 años ya es «viejo», y eso repercutirá en su salud, pudiendo tener mayores complicaciones o incluso que los huevos y las crías salgan mal, que tenga déficit de vitaminas, nutrientes, etc.

En cuanto al sexo, es importante saber que la pareja que tienes es un macho y una hembra. En el caso de los periquitos, distinguir un macho y una hembra no es fácil, razón por la que los propios criadores acuden a pruebas de ADN para saberlo, o a esperar para ver cuántos huevos pone (si es que ponen). Las pruebas de ADN se realizan a través de las plumas. Lo que se le hace es arrancarle 1-2 plumas, que queden con un poco de sangre, para mandarlas a analizar y saber si lo que tienes es un macho o una hembra. Estas suelen tardar un poco (dependiendo de dónde las realices).

Una vez te cerciores de que todo está bien es hora de empezar a prepararlo todo para la reproducción, y eso implica tomar el control de varios aspectos que te señalamos a continuación.

La reproducción de los periquitos: el primer paso para saber cómo criar periquitos

Imagina que tienes un periquito y has decidido darle una pareja para que esté con él o ella y, de paso, críen. Uno de los errores más habituales es el hecho de coger y meter en la jaula del primero al segundo. Sin presentaciones, sin ver si son realmente compatibles. Porque sí, hay ocasiones en las que los pájaros no aceptan a otros, bien porque no se llevan bien, porque no son compatibles…

En esta situación, puede ser lógico que los pájaros acaben peleándose, porque no ha habido un acercamiento previo (poner las dos jaulas, por separado, una al lado de la otra, ver cómo se miran…). Por eso, antes de meterle «a la fuerza» a un compañero, necesitas que se acostumbre a él, y que lo vea como un amigo que ha llegado para que no esté solo.

¿Cuándo sabremos que se toleran? Pues cuando hayas acercado la jaula por completo y, a través de los barrotes, los dos pájaros se piquen sin maldad, o incluso uno se acerque por completo y el otro se anime a acicalarle. En ese momento ya puedes abrir la puerta que una las dos jaulas y ver qué hacen para, finalmente, pasarlos a los dos a una jaula.

Solo cuando veas que los dos están en predisposición para criar será el momento de ponerte manos a la obra. ¿Y cómo se sabe eso? Pues cuando veas que los dos pájaros suelen dormir juntos, que se dan de comer o comen juntos, que se acicalan juntos… De hecho, el signo inequívoco de que están listos para la reproducción será cuando la hembra se agache con las alas semiabiertas, predispuesta para el macho.

Qué necesitas para los huevos

Cómo criar periquitos: qué necesitas para los huevos

Ahora que ya sabes que la pareja se acepta y que además va a tener lugar la reproducción, debes proporcionarle lo necesario para que la lleven a cabo de manera correcta (y no te encuentres con un huevo en el suelo de la jaula o en el comedero.

Para ello, además de proporcionarle una jaula grande, de al menos 60 centímetros de ancho, también debes introducir una caja nido, o algo similar. Se trata de un hogar para los periquitos que le sirva de protección para hacer la puesta de los huevos, para incubarlos y también para que las crías estén protegidas. Las mejores en este caso son las de madera, que tienen una tapadera superior que podrás levantar para ver cómo va todo (no te recomendamos que metas la mano).

Estas se colocan dentro de la jaula o bien al abrir la puerta de la misma, ya que sellan con el agujero por el que entran la abertura para que los pájaros no se escapen por ahí.

Además de la caja, también necesitarás algo para que formen el nido. En este caso suele ser pelo de cabra pero también los periquitos pueden formarlo con hojas de palmera. Ahora bien, es posible que tú lo coloques en el nido y en cuestión de horas veas que los pájaros lo han sacado. Que no te extrañe, primero, porque al haberlo manipulado le has impregnado tu olor, y eso puede no gustarle a los pájaros; y por otro, algunas parejas son de las que les gusta crear su propio nido, así que lo sacan todo para después ponerlo a su manera. ¿Nuestra recomendación? Déjalo por la jaula para que sean ellos quienes lo cojan y lo coloquen como quieran.

La alimentación mientras incuban

Mientras los periquitos hacen el nido, tú debes proporcionarles una alimentación adecuada, ya que en este caso la hembra va a necesitas nutrientes y que esté preparada para formar los huevos y expulsarlos sin que haya complicaciones. Por eso, se recomienda que tenga no solo el alimento habitual, sino también algunos suplementos, a fin de darle más energía y nutrientes para ese momento (y para después incubar los huevos, cuidar de las crías, etc.).

Artículo relacionado:
Periquitos: cuidados

¿Y qué es lo que necesitan? Pues, por un lado, aumentar la ingesta de frutas y verduras. Además, en las tiendas de animales venden suplementos que puedes espolvorear en la comida o bien en el agua. Tampoco debes olvidarte de ponerle un hueso de jibia o de calcio. Esto es muy importante porque le ayudará a formar los huevos y tendrá reservas para que no pierda ella nutrientes o se debilite en el proceso.

Criar periquitos: las crías

Cómo criar periquitos: las crías

Pasados unos días desde la puesta de los huevos, las crías empezarán a nacer. En este caso, tú no debes hacer nada ya que serán los padres los que se encarguen de alimentarlos, darles calor y cuidarlos. Ahora bien, sí puedes estar atento por si acaso los periquitos dejan de atenderlos, o si echan del nido a alguna cría. No vamos a decirte que sea fácil sacarla adelante, pero tampoco es imposible. Por eso, en esa época te recomendamos que compres en la tienda de animales producto para papilla de periquitos, solo por lo que pueda pasar, a fin de que, si te encuentras en esta situación, tengas lo necesario para alimentar al periquito bebé para que viva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*